Buscar
17:06h. viernes, 03 de diciembre de 2021

La bandera de la identidad

22 de Octubre: Día de la Bandera Nacional Canaria Un Archipiélago, un mismo mar, un mismo cielo y una sola bandera INTERSINDICAL CANARIA

frase inter bandera

22 de Octubre: Día de la Bandera Nacional Canaria

Un Archipiélago, un mismo mar, un mismo cielo y una sola bandera INTERSINDICAL CANARIA

verso caco

 

La bandera canaria, nacida el 22 de octubre de 1964, se convirtió rápidamente en el símbolo identitario más importante del archipiélago, unificando en torno a ella, no sólo al conjunto de las islas sino, también, al conjunto de los sectores sociales y luchas más emblemáticas de nuestro pueblo, Un pueblo hambriento de libertad, de identidad y de patria

La bandera de la juventud canaria. Canarias tiene, en estos momentos, la generación juvenil más formada de toda su historia, sin embargo, el índice de desempleo juvenil sigue siendo el más alto del estado español, el 60% desde la crisis del 2007/2008; precaria en todos los aspectos, incluido el de la libertad personal, a nuestra juventud sólo se le ha permitido una de dos alternativas, iniciar un nuevo ciclo migratorio o permanecer en el empobrecimiento. Desde la década de los 80, todas las luchas juveniles, estudiantiles, barriales, han tenido como uno de sus símbolos nuestra bandera nacional.

La bandera de las mujeres canarias. En la década de los setenta surge el movimiento feminista canario íntimamente vinculado a las luchas antifranquistas y nacionalistas. El FLMC (Frente de Liberación de las Mujeres Canarias), es la primera organización en Canarias que defiende la triple opresión de las mujeres de nuestro país, como integrantes de un pueblo y una nación sin estado, como trabajadoras y como mujeres. Cincuenta años después, las mujeres Canarias siguen siendo las más pobres, con pensiones de jubilación y viudedad por debajo de la media estatal, con un brecha salarial del 14,7%, con dificultades de acceso al empleo, realizando doble jornada, con discriminaciones directas, segregación laboral, acoso sexual y violencia de género. Hoy, como ayer, en todas las luchas de las mujeres de nuestra nación, la tricolor con siete estrellas sigue presente, recordándonos que hay una línea de continuidad entre las luchas de aquellas mujeres de los setenta, mujeres aparceras, empaquetadoras, lecheras, trabajadoras de la Favorita, y las luchas actuales.

No podemos olvidar a aquellas otras mujeres, las que tejieron y bordaron nuestra bandera en noches de clandestinidad.

La bandera de la defensa de nuestro territorio.Desde la histórica lucha “Salvar Veneguera”, la bandera nacional ha estado presente en todas las que han defendido nuestro territorio y nuestro ecosistema, Vilaflor, la antena del Hierro, el puerto de Granadilla, la lucha contra las prospecciones petroleras, etc. estuvieron siempre encabezada por la insignia nacional. Hoy, esa bandera sigue siendo el símbolo de resistencia a los macroproyectos destructores de territorio y la explotación del mismo por multinacionales. Hoy esa defensa pasa por la lucha contra el proyecto Chira-Soria, el muelle de Fonsalia, los trenes de alta velocidad, la invasión de molinos en la isla de Fuerteventura.

En definitiva, una bandera que expresa nuestra defensa del territorio y la lucha por la soberanía energética y alimentaria, en ese sentido exigimos que el conjunto del territorio de Canarias sea bien común de la nación y no propiedad privada como en la actualidad sucede con el archipiélago chinijo.

La bandera de la Paz y la lucha por la neutralidad de Canarias. La ambición militarista sobre nuestras islas es muy antigua, primero nos convirtieron en punto de paso y tubo de ensayo de la colonización América y luego en plataforma tricontinental para el establecimiento de todo tipo de instalaciones militares, bases, antenas de seguimiento, base de la Legión, campo internacional de maniobras. La isla de Fuerteventura la han convertido en un inmenso campo de maniobras militares con un desprecio absoluto de su población. Nuestro carácter pacífico y a favor de la paz nos ha colocado siempre al frente de las luchas contra la guerra, Afganistán, Iraq, Libia, Siria, son ejemplo de ello. Tal como ayer dijimos no a la OTAN y a la Base militar de Arinaga bandera en mano, hoy, desde Intersindical Canaria, seguimos exigiendo ser una base de paz y, en consecuencia, la desmilitarización de nuestro territorio y la declaración de neutralidad del Archipiélago, incluyendo sus aguas territoriales y espacio aéreo.

La bandera de la solidaridad internacional. Sahara, Palestina, Cuba, Colombia, Guatemala, amazigh, etc., pueblos a los que hemos tendido nuestra mano solidaria ondeando junto a sus banderas la tricolor con siete estrellas verdes.

La bandera de la identidad. Canarias, como cualquier país colonizado, tiene uno de sus grandes retos en el mantenimiento de la identidad nacional, sin duda este ha sido uno de los terrenos donde la bandera de la nación ha estado más presente, al ser el símbolo que sintetiza esa identidad. Las romerías populares, las fiestas tradicionales, las prácticas culturales, los deportes han sido todos espacios de reivindicación de nuestra bandera, a pesar de las presiones y la represión ejercida contra quienes las portaban. Hoy en un mundo globalizado, la defensa de la identidad nacional canaria cobra especial relevancia. La identidad sintetiza el sentimiento de un pueblo por su acervo material e inmaterial, la defensa del mismo sigue siendo una reivindicación central del conjunto del movimiento nacionalista.

La bandera de la unidad de las Islas. La bandera de las 7 estrellas verdes es el único símbolo que identifica al conjunto de los y las habitantes del archipiélago. Con ella todas las islas respondemos conjuntamente cuando una sufre. En estos momentos es la isla de La Palma a la que el conjunto del pueblo canario mira, es con esta isla con la que hoy están todos los corazones. Exigimos este 22 de octubre medidas que no permitan el empobrecimiento del pueblo palmero, ni la pérdida de soberanía alimentaria. El reino de España debe devolver a La Palma la deuda histórica que tiene con el conjunto de Canarias, deuda que se cuantifica en la menor inversión por habitante en relación a la media del estado de decenas de años, así como al expolio realizado de nuestras riquezas. El conjunto del pueblo canario agradece la solidaridad con la isla de La Palma pero no permitiremos limosnas.

La bandera de la clase trabajadora canaria. La clase trabajadora conforma la mayoría social de cualquier país, el nuestro no es distinto, por ello afirmamos que si ha habido un sector implicado en la defensa de Canarias y su bandera ha sido la clase trabajadora. Desde la aparición en los setenta de sindicatos nacionalistas (SOC, CANC, STEPC, CCT) todas las luchas obreras han contado como uno de sus símbolos la bandera canaria. Las condiciones de vida, agravadas por la crisis pandemica, siguen siendo extremadamente precarias para trabajadores y trabajadoras de nuestro país. Con más de un 25% de desempleo, las retribuciones y pensiones más bajas del estadio español, mayor número de horas trabajadas por jornada, altísimo precariedad, etc. sigue siendo imprescindible la movilización y la lucha por un Marco Canario de Relaciones Laborales, que suponga amplias cuotas de soberanía para nuestro mercado laboral.

La bandera de Canarias. En los últimos cinco siglos, Canarias ha sido condenada a una situación de expoliación y puesta de nuestro territorio y nuestro pueblo a disposición de intereses extranjeros que han desembocado en un crisis estructural y social de dimensiones catastróficas. Con casi la mitad de la población viviendo bajo el umbral de la pobreza, el 16,% en pobreza extrema, la cesta de la compra más cara del estado mientras se siguen subvencionando la importación frente a los productos de cercanías y sin capacidad para decidir sobre cuestiones esenciales para la vida en nuestro territorio. Es evidente que solo la soberanía económica, social y política nos posibilitará salir de esta situación de dependencia. Por ello la bandera canaria condensa las aspiraciones del pueblo canario a su construcción nacional, a su vida en libertad y dignidad.

Este 22 de octubre, Intersindincal Canaria reivindica la memoria de quienes nos antecedieron en nuestras luchas que dejaron sus vidas, su libertad y seguridad por la defensa de nuestra nación.

Por todas estas razones, este 22 de octubre del 2021, desde Intersindical Canaria expresamos nuestra firme voluntad de seguir construyendo Canarias, reivindicando nuestro derechos nacionales, la protección de nuestro territorio y nuestra identidad, los derechos de nuestra gente y, especialmente, de nuestra clase trabajadora, la erradicación de las profundas desigualdades sociales, hasta convertirnos en una nación, libre, soberana y cuya bandera ondee junto a las banderas del resto de pueblos libres del mundo.

                         Canarias 18 de octubre de 2021

                    Secretariado Confederal Nacional

 

22 o inter

intersindical canariaintersindical canaria

mancheta 37