Buscar
13:35h. jueves, 27 de enero de 2022

ANC anima a Coalición a aprender la diferencia entre Estado Archipielágico y la actual situación colonial


Alternativa Nacionalista Canaria no puede contenerse ante los barrabasadas esgrimidas por el gobierno de Canarias, en cuanto a las competencias marítimas y la falta de soberanía de los canarios




 

ANC anima a Coalición a aprender la diferencia entre Estado Archipielágico y la actual situación colonial

 

Alternativa Nacionalista Canaria no puede contenerse ante los barrabasadas esgrimidas por el gobierno de Canarias, en cuanto a las competencias marítimas y la falta de soberanía de los canarios.

 Desde ANC, no podemos creer que Coalición esté tan mal asesorada que en algún momento pensara que el Tribunal Constitucional iba a legislar por encima de las Leyes y acuerdos internacionales. Y ahora tengan que tragar la lección simple que el tribunal español les ha hecho llegar, pudiendo pensar que en Canarias todos somos de la "estatura cultural" de los que se hacen llamar "representantes del pueblo Canario".

 Según hemos sabido ahora "El fallo judicial, y frente a las pretensiones del Gobierno canario, da por bueno el artículo 3.2.b) de la ley, que otorga al Estado todo el poder de decisión. Los magistrados concluyen que en la medida de que el fondo oceánico no forma parte del territorio de la Comunidad Autónoma" refiriéndose en la contestación a la pretensión de que Canarias pudiera decidir sobre los sondeos petrolíferos.

 Al parecer, el alto Tribunal español echa por tierra el argumento de Coalición de que "la definición de Canarias como archipiélago en el Estatuto de Autonomía incluye no solo las siete islas sino también el mar adyacente". Dejando bien claro que desestima que a Canarias se le aplique la Convención de la ONU sobre Derecho del Mar para trazar sus límites del mar territorial, pues este procedimiento sólo ataña a estados archipielágicos.      

 Con todo ello, no sólo se vuelve a vislumbrar una evidente falta de soberanía y la necesidad de conformar un estado que tiene Canarias, si no la incompetencia de los que se erigen como gobernantes del archipiélago, en auténtica situación colonial, pretendiendo ignorar la legislación internacional desde un servilismo a la metrópoli que está a punto de meternos en un pozo negro, que huele a petróleo y más cuentas en Suiza.

 ANC, por lo tanto, anima a cualquiera que pretenda la utilización de las leyes internacionales del mar a unirse a la lucha por la soberanía nacional del archipiélago sin más demora, tomando consciencia del peligro que entraña ser gobernado por un país ajeno, con distintos intereses de los que vivimos Canarias todos los días. Así como a huir de quienes pretenden jugar a ser españoles y embargar el futuro de estas islas, negociando con nuestros bienes naturales y nuestras materias primas y firmando acuerdos que perdurarán en el tiempo, poniendo en peligro nuestro medio ambiente sin reportar beneficios reales para Canarias.