Buscar
22:34h. lunes, 24 de enero de 2022

ANC Lanzarote denuncia las barreras arquitectónicas del Centro cívico de Arrecife

Orlando Hernández, portavoz del partido en Lanzarote, afirma que se trata de "un centro anunciado como para el desarrollo de actividades culturales que excluye a personas discapacitadas o con movilidad reducida, carritos de bebés, etc."

ANC Lanzarote denuncia las barreras arquitectónicas del Centro cívico de Arrecife

Orlando Hernández, portavoz del partido en Lanzarote, afirma que se trata de "un centro anunciado como para el desarrollo de actividades culturales que excluye a personas discapacitadas o con movilidad reducida, carritos de bebés, etc."

El Centro Cívico, fue inaugurado en Octubre de 2012, y llevado a cabo con presupuestos del Gobierno de Canarias, que no perdió oportunidad en la inauguración oficial de presentarse allí de la mano de Inés Rojas y Paulino Rivero. Sin embargo, a día de hoy las competencias de gestión son del propio ayuntamiento de Arrecife, que lo vende como "destinado a cubrir la iniciativa social, cultural y educativa, en el sentido más amplio del término, allí donde los ciudadanos plantean sus primeras demandas" Adscrito a la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Arrecife y ubicado en la Vía Medular de la ciudad, desde el consistorio capitalino afirman que "sus objetivos más destacados son impulsar programas y servicios de carácter cultural, educativo y social que respondan a las demandas y necesidades del ciudadano y que tengan por objeto el desarrollo integral del mismo; servir de unidad organizativa para poder integrar los diferentes objetivos de los departamentos implicados en las políticas sociales, culturales y educativas del Ayuntamiento de Arrecife; servir de instrumento válido para las iniciativas y actividades ciudadanas, fomentando la participación activa de personas y colectivos en los procesos sociales, culturales y educativos de la ciudad y descentralizar los diversos servicios municipales, acercándolos más a los ciudadanos."

Pero, según Orlando Hernández, desde ANC, observamos que las quejas de muchos vecinos por las barreras arquitectónicas del centro, realmente reduce el uso de las personas, excluyendo y discriminando a quienes tienen que acceder con carritos de bebés, sillas de ruedas o presentan dificultades por movilidad reducida, como tantos mayores de Arrecife.

Por ello, ANC Lanzarote insta al ayuntamiento a corregir con la máxima premura estas barreras, convirtiendo el Centro en uno para todos los ciudadanos y que de camino revise todos los edificios públicos, elaborando un plan de accesibilidad de lo público para la ciudad que acabe extendiéndose por toda la isla, para conseguir que los habitantes de Lanzarote entiendan que la apuesta por la igualdad de las personas, al margen de las complicaciones personales, son una lucha política cuando se interpreta justicia social como igualdad social. Asevera Hernández.