Buscar
16:21h. lunes, 12 de abril de 2021

Ben Magec - Ecologistas en Acción condena el rechazo del Gobierno de Canarias a declarar BIC al Oasis de Maspalomas

Ben Magec - Ecologistas en Acción hará frente al rechazo del Gobierno de Canarias a la declaración de BIC para el Oasis de Maspalomas, que vuelve a despreciar los intereses públicos frente a los intereses de las grandes empresas.

Ben Magec - Ecologistas en Acción hará frente al rechazo del Gobierno de Canarias a la declaración de BIC para el Oasis de Maspalomas, que vuelve a despreciar los intereses públicos frente a los intereses de las grandes empresas.

Ben Magec - Ecologistas en Acción además de instar al Cabildo a que siga defendiendo el BIC, y denuncie por prevaricación la actuación del Consejo de Gobierno de Canarias, llama a la movilización ciudadana y emprenderá sus propias acciones legales

Ante este atropello contra nuestra cultura, nuestro territorio y la sociedad canaria, La Federación Ben Magec - Ecologistas en Acción hace las siguientes declaraciones:

1-    Hemos apoyado la iniciativa de proteger el Oasis de Maspalomas, no sólo recogiendo una vieja aspiración de la sociedad de Gran Canaria y de distintos movimientos sociales, sino porque podía abrir una nueva etapa de cómo entender y defender el territorio, sobre la base del más escrupulosos respeto al medio natural, a los intereses de la sociedad, en particular de las nuevas generaciones y de una nueva forma de tomar las decisiones sobre su uso y destino, de manera democrática y bajo el interés colectivo.

2-    Nos personamos en el expediente de BIC, promovido por el Cabildo, dejando claro que era positiva la intención de proteger el ecosistema original del Oasis  frente al urbanismo feroz que había imperado, aunque era insuficiente, y que dicha apuesta debería ser la tónica general para otros espacios emblemáticos del Archipiélago, como Granadilla, Majanicho, Tindaya, La Geria , etc.

3-    Ha sido muy positivo el intenso debate en torno a este tema, que demuestra cómo se han movido, y se siguen moviendo, los grandes intereses especulativos, sin escrúpulos, que hipotecan nuestro escaso territorio, destruyendo algunas de las mejores zonas paisajísticas, infinidad de recursos naturales de gran valor, imponiendo sus ambiciones sobre el interés general, como hemos con la cadena RIU, plegando a las instituciones públicas, como el propio Gobierno de Canarias, cuando no haciéndolo cómplices, a sus mezquinos intereses. Aunque la sociedad canaria viene tomando consciencia, entre otras cosas con su voto, de estas actuaciones antidemocráticas para favorecer una política de tierra quemada sobre el territorio, volvemos a asistir a otro nuevo atropello.

4-    Ben Magec - Ecologistas en Acción, denuncia el acuerdo del gobierno, porque desprecia el cualificado trabajo de decenas de profesionales, que apostaban por reconocer el valor no sólo natural, sino histórico de Maspalomas. Pero aún es más denunciable, que nuevamente el urbanismo, política territorial y el señor Berriel (que es como poner al lobo a cuidar a los corderos), se pongan al servicio de los intereses privados de empresas como RIU o LOPESAN, despreciando el derecho colectivo y constitucional, recogido en la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias, que ampara el reconocimiento y el disfrute de la cultura, el patrimonio histórico y la naturaleza.       

5-    Asistimos otra vez, a la política de imposición de este Gobierno, que se dice ecologista, suspendiendo el planeamiento, como hecho cada vez menos  excepcional, para amañar una recolocación de intereses privados sobre el territorio, que además les generará beneficios complementarios, haciéndonos creer que se trata de una medida de inspiración medioambiental y por el interés general. El procedimiento de BIC, con un año de desarrollo, con el respaldo de numerosos informes técnicos e institucionales, con todas las garantías de participación pública y democrática, después de contar con el respaldo del propio Consejo de Patrimonio Histórico del Gobierno, ha sido ninguneado, para resolver, por decreto y sin las más mínimas garantías democráticas la preservación del Oasis. ¿Cómo creernos que así se protegerá el Oasis, qué ahora sí les interesa las palmeras, que ahora sí están del lado de la sociedad y de su futuro? ¿Quién hará seguimiento de esas medidas, quién las controlará, qué garantías tememos de que se cumplan? ¿Si querían preservar el Oasis, por qué no apoyan el BIC? Entre creer a Paulino, Inés Rojas y Berriel (artífice de escándalos como Tindaya o Granadilla) y creer a un procedimiento reglado y participado como un BIC, está claro donde está, al menos, el sentido común.

Ben Magec - Ecologistas en Acción, exige al Cabildo de Gran Canaria que no se pliegue a este bochorno. Que si es cierto que apuesta, al menos en este tema, por el interés general, el de Gran Canaria y por nuestro Patrimonio Histórico, que no permita este atropello y continúe apoyando el BIC  y que adopte las medidas legales que sean necesarias para frenar este despropósito, exigiendo responsabilidades. Al menos Ben Magec - Ecologistas en Acción, sí va a seguir ese camino y llamará a la sociedad de la isla a que se movilice y emprenderá las acciones legales que sean pertinentes.

 

FEDERACIÓN ECOLOGISTA BEN MAGEC - ECOLOGISTAS EN ACCIÓN ECOLOGISTAS EN ACCIÓN