Buscar
04:11h. sábado, 29 de enero de 2022

La Cámara de Comercio ha ayudado a tres mil desempleados a montar su porpia empresa

 En los últimos cinco años de crisis, la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife ha contribuido a la puesta en marcha  más de 4.000 negocios, alrededor de un 75% de ellos están liderados por personas que provienen de las oficinas del INEM. Un porcentaje que hace diez años apenas llegaba al 28%.

La Cámara de Comercio ha ayudado a tres mil desempleados a montar su porpia empresa 

 

·         En los últimos cinco años de crisis, la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife ha contribuido a la puesta en marcha  más de 4.000 negocios, alrededor de un 75% de ellos están liderados por personas que provienen de las oficinas del INEM. Un porcentaje que hace diez años apenas llegaba al 28%.

 

·         La Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife es la única institución en Canarias que asesora, tramita y ayuda a consolidar cualquier iniciativa empresarial. La columna vertebral de este apoyo a los emprendedores se conforma desde el Servicio de Creación de Empresas, la Ventanilla Única Empresarial, el Programa de Tutorización, el Vivero de Empresas Olympo Creativo y CamerAhorro

 

·         A lo largo de los últimos 12 años, la VUE ha contribuido a que más de  9.000 emprendedores hayan podido abrir las puertas de su negocio, el 40% de ellos  lo hicieron en estos tiempos de inestabilidad e incertidumbre económica

 

Santa Cruz de Tenerife 23 /07 / 2013.- Desde que estalló la crisis, 3.000 desempleados han logrado poner en marcha su empresa gracias al asesoramiento de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife. De hecho, de las 4.000 negocios que han abierto sus puertas a través de la Ventanilla Única Empresarial (VUE), el 75% de ellos están liderados por personas que provienen de las oficinas del INEM. Un porcentaje que hace diez años apenas llegaba al 28%.

 

La emprendeduría se convierte así “en la tabla de salvación a la que se aferran muchos trabajadores que sea han quedado sin empleo y que, después de intentarlo una y otra vez, ven que su incorporación al mercado laboral por cuenta ajena es, por el momento, casi una misión imposible”, según explica la directora del departamento de Desarrollo Empresarial, Lola Pérez. 

Por eso, la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife ofrece un Programa de Apoyo al Emprendedor a todos aquellos que quieran aventurarse en el mundo de los negocios. Se trata de  un circuito completo de servicios que van a desde la gestación de la idea hasta la materialización y consolidación de la misma.

 

De esta manera, la Cámara de Comercio es la única institución en Canarias que asesora, tramita y ayuda a consolidar cualquier iniciativa empresarial, además de proporcionar a  algunas de ellas “un alojamiento” y promover el ahorro de costes en sus gastos fijos como luz, telefonía, combustible, entre otros.

 

La columna vertebral de este apoyo a los emprendedores se conforma desde el Servicio de Creación de Empresas, la Ventanilla Única Empresarial, el Programa de Tutorización, el Vivero de Empresas Olympo Creativo y CamerAhorro. El lema de la Cámara es que no se pierda una sola vocación empresarial por falta de apoyo.

 

Para la ejecución de cada uno de estos servicios, cuenta con el respaldo de de instituciones como el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Tenerife y el Gobierno central, que no han dudado en respaldar los proyectos promovidos por la Cámara para impulsar la creación de empresas y rebajar las tasas de mortalidad empresarial.

 

Circuito de Apoyo

 

El circuito de apoyo comienza justo cuando el emprendedor empieza a gestar su idea de negocio. Tanto de forma presencial como online, a través del portalcreacionempresas.com, se da respuesta a  todas las cuestiones que se suscitan a la hora de concebir una empresa.

 

El futuro emprendedor puede consultar a través del Servicio de Creación de Empresas sobre los planteamientos previos a la elección del negocio, los trámites necesarios para la apertura de la empresa, formas jurídicas, obligaciones fiscales y contables de la empresa, modalidades de contratación, subvenciones y ayudas, etc. Además de ayudarles a elaborar un Plan de Viabilidad que permita conocer los puntos fuertes y débiles de la idea de negocio.

 

Una vez madurada la idea y asegurada su viabilidad, el emprendedor pasa a la Ventanilla Única Empresarial (VUE),  un organismo en el que participan todas las administraciones públicas y desde el que se cubre la totalidad del proceso de la puesta en marcha de una empresa.  Desde el diseño del proyecto y el análisis de su viabilidad técnica y financiera, pasando por la elección de la forma jurídica, hasta la realización de los trámites necesarios y un posterior tutelaje durante el primer año de vida de las empresas que lo requieran. Con ello el emprendedor completa de manera integral el proceso de tramitación requerido para poner en marcha y consolidar su empresa.

 

La VUE no supone desembolsos adicionales para los emprendedores, ya que todos los organismos participantes contribuyen a la financiación de la Ventanilla Única Empresarial. Además, desde hace un año funciona como Punto de Asesoramiento e Inicio de Tramitación (PAIT), una modalidad de alta de empresas telemática que evita que el emprendedor tenga que utilizar formularios de papel y deba desplazarse a los diferentes organismos competentes para realizar los trámites de constitución.

 

Hijos de la incertidumbre

 

A lo largo de los últimos 12 años, la VUE ha contribuido a que más de  9.000 emprendedores hayan podido abrir las puertas de su negocio, el 40% de ellos  lo hicieron en tiempos de inestabilidad e incertidumbre económica.  De hecho, de las cerca de 4.000 empresas creadas desde el año 2008 tienen al frente a un ex desempleado.  Aunque muchos logran cuajar su idea de negocio, la sequía crediticia y las escasas perspectivas de recuperación económica frenan todavía a más del 70% de los emprendedores que se dirigen a la VUE.

 

Retrato del emprendedor

 

Desde el análisis de los datos en cuanto al perfil del emprendedor se observa que el autoempleo se  está convirtiendo en un opción estratégica para muchos canarios, tal y como corrobora el hecho de que el 75% de los emprendedores que se acercaron a la VUE se encontraba en situación de desempleo. El 15 % restante de los que deciden poner en marcha un negocio dispone al mismo tiempo de un empleo bien por cuenta propia o ajena.

 

Vigilancia intensiva

 

Pero, además de facilitar el nacimiento de nuevas empresas, también es importante favorecer su longevidad. En este sentido, la Cámara cuenta con el Programa de Tutorización y Apoyo a las Empresas de Nueva Creación (PTAE) que desde octubre de 2008 está asesorando y apoyando a los negocios durante su primer año en el mercado para aumentar así su esperanza de vida.

 

Para  el director general de la Cámara de Comercio “es fundamental apoyar a las empresas a lo largo de todo el ciclo y no sólo en el proceso de constitución del negocio, sobre todo si tenemos en cuenta que la tasa de mortandad empresarial en Canarias durante su primer año se sitúa en el 20%. Debemos tenerlas entre algodones, porque sin ellas, sin la generación de puestos de trabajo, la recuperación económica no es posible”. Desde que se puso en marcha el Programa de Tutorización en 2008, el 24% de las nuevas empresas dadas de alta en la Ventanilla Única, se ha acogido a este programa de acompañamiento y apoyo empresarial.

 

Emprendedores con techo

 

Toda empresa necesita un local en el que desarrollar su actividad. Pero el mercado inmobiliario actual deja pocas opciones a aquellos que no pueden hacer frente a la inversión necesaria para el alquiler o compra de un espacio en que situar su empresa. La Cámara de Comercio ha dado un paso más en su política de apoyo a la consolidación de nuevos negocios a través de la creación  de un vivero de empresas en pleno corazón de la capital tinerfeña, que permita contar a los emprendedores con un sitio físico durante sus primeros dos años de vida.

 

Situado en pleno corazón de Santa Cruz, concretamente en la cuarta planta del Edificio Olympo, el vivero dispone de 8 espacios, que servirán de sede a las empresas. Se trata de más de 135 m2 de superficie a los que hay que sumar zonas comunes como una sala de reuniones adyacente, de carácter polivalente, aulas de formación, un mini bar y un área de descanso. Todo ello se complementa con el acceso a la más avanzada tecnología.

 

Dentro del Vivero de Empresas Olympo Creativo también se está desarrollando la segunda edición del Programa de Apoyo a la Creación de Startups, una iniciativa pionera en Canarias, en la que pueden participar emprendedores que cuentan con una idea o negocio basado en internet y en aplicaciones móviles. Se trata de un programa de tutorización de 3 meses de duración que ofrece formación, asesoramiento, recursos y acceso a financiación para sus proyectos, así como un espacio en el Vivero de Empresas de la Cámara Olympo Creativo.