Buscar
20:19h. Martes, 10 de diciembre de 2019

co.bas Canarias se suma al llamamiento internacional que exige a Marruecos la puesta en libertad de la activista saharaui Mahfouda Bamba Lefkir

 

FRASE CO BAS

co.bas Canarias se suma al llamamiento internacional que exige a Marruecos la puesta en libertad de la activista saharaui Mahfouda Bamba Lefkir

 

·         La organización denuncia - como parte de la Coordinadora Sindical Canaria de Apoyo al Pueblo Saharaui- las numerosas ilegalidades de las que ha adolecido todo el proceso que vienen a sumarse a las reiteradas detenciones arbitrarias y torturas que ha sufrido la activista con anterioridad. 

El sindicato co.bas Canarias, como miembro de la Coordinadora Sindical Canaria de Apoyo al Pueblo Saharaui, quiere expresar su frontal rechazo a la retención en prisión de la activista saharaui  Mahfouda Bamba Lefkir por parte de un juzgado marroquí.  

Bamba fue retenida a la fuerza en la misma sala de un tribunal donde llevaba a cabo un acto de protesta pacífico por el juico oral a un familiar, que se enmarca dentro de una cadena de decenas de detenciones y juicios rápidos en lo que va de año contra los simpatizantes del Frente Polisario o defensores del derecho de autodeterminación del pueblo saharaui.

Bamba en este caso exigía un mínimo de garantías de justica, imparcialidad y presunción de inocencia durante la celebración de la sesión, y según varios testigos, fue detenida en la misma sala donde se celebraba la vista, interrogada por el propio juez y trasladada después a una sala contigua para continuar con el interrogatorio, esta vez a manos de oficiales de la policía marroquí. Inmediatamente después, Mahfouda fue llevada a una celda en la jefatura de la policía marroquí.

A partir de ahora, Bamba entra en un proceso judicial en el que se le acusa de “obstaculización de la justicia y agresión a un funcionario durante la realización de sus labores”, según las mismas fuentes. Hasta el momento y según denuncia la familia, Mahfouda permanece en dichas instalaciones aislada, incomunicada y sin que se le haya informado, ni a ella ni a su defensa, de los cargos formales de los que se lo acusa.

Cabe recordar que la activista ha sido víctima de reiteradas detenciones arbitrarias, de torturas y de malos tratos físicos y psicológicos.  

 

CO BAS CANARIAS

MANCHETA 10