Buscar
jueves, 07 de julio de 2022 09:20h.

La Comisión Política del Partido Feminista de España, ante los repudiables actos cometidos contra la presentación del libro “Nadie nace en un cuerpo equivocado” de los profesores José Errasti y Marino Pérez

 

 

La Comisión Política del Partido Feminista de España, ante los repudiables actos cometidos contra la presentación del libro “Nadie nace en un cuerpo equivocado” de los profesores José Errasti y Marino Pérez,

MANIFIESTA su total apoyo a ambos profesores, y a aquellas personas pertenecientes a la comunidad de psicólogas que se están viendo denunciadas, acosadas, perseguidas y censuradas por parte del transactivismo. También manifiesta su apoyo y agradecimiento a la Casa del Llibre por organizar la presentación y no ceder al chantaje.

Por medio de este comunicado denunciamos que la reinstauración de la censura es ya un hecho consumado, que usa técnicas claramente fascistas camuflándolas bajo la supuesta protección de un colectivo discriminado.

No es la primera vez que se impide la presentación de este libro. Recordemos que, el 7 de abril, la UIB canceló su presentación por la presión ejercida sobre el rectorado por parte del transactivismo. Si lo ocurrido en abril ya fue grave, está vez es más preocupante, puesto que se hizo un llamamiento por parte de los transactivistas a quemar la librería con ambos profesores y los asistentes dentro. Es alarmante que las personas asistentes tuvieran que salir protegidas por un cordón policial y con mascarillas para evitar ser fotografiadas y reconocidas por miedo a posibles represalias.

El derecho a la libertad de pensamiento, el derecho a libertad de expresión y el derecho a la libertad de reunión son derechos fundamentales que recoge la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU (artículos 18, 19 y 20), la Carta de Derechos Fundamentales de la UE (artículos 10, 11 y 12) y la Constitución Española (artículos 16, 20 y 21). El impedir ejercer cualquiera de ellos solo puede ser catalogado de fascismo y censura, algo inadmisible en una sociedad que se considera democrática.

Sin embargo, se están vulnerando de forma sistemática por parte del transactivismo y con la complicidad de las instituciones cuya respuesta es la de impedir o finalizar el acto como medida de protección a los asistentes, privándoles así de los derechos más básicos, en vez de detener a quienes los están infringiendo.

Además, es muy preocupante que para ello se utilice a personas muy jóvenes e influenciables a las que se les hace creer que están defendiendo derechos cuando están haciendo, precisamente, lo contrario. Buena prueba de la manipulación a la que se les está sometiendo es que defienden los llamados “derechos trans” como universales sin ser conscientes de que ellos mismos están vulnerando dichos derechos, o considerar que la oposición a una ley o el enfoque terapéutico a un problema es negar su existencia (por poner un ejemplo simple, el ateísmo, que niega la existencia de cualquier deidad, no niega la existencia de las personas creyentes).

Si añadimos a toda esta situación las denuncias presentadas contra Lidia Falcón, Carola López o Carmen Calvo, o la cancelación de clases como le ha ocurrido a Juana Gallego, por sus ideas feministas, por su oposición a las llamadas “leyes trans” o por opinar que el enfoque terapéutico que se está proporcionando a este colectivo es incorrecto e inadecuado, nos encontramos ante un panorama en el que queda más que patente el uso de prácticas censoras y fascistas.

Por todo ello

EXIGIMOS a los organismos e instituciones competentes que garanticen y dispongan medios y efectivos reales para asegurar el cumplimiento de los derechos más básicos.

EXIGIMOS que las “leyes trans” sean derogadas y no prosperen los proyectos de ley en las que se habla de discriminación sentida, puesto que no son más que mecanismos de censura encubiertos para acallar cualquier voz discordante, cosa que conculca los derechos más fundamentales como hemos expuesto.

DENUNCIAMOS el desamparo al que nos están sometiendo instituciones y organismos limitándose a evitar que se nos agreda bajo el paraguas de garantizar nuestra integridad y nuestra protección, permitiendo la vulneración de derechos.

DENUNCIAMOS que el impedir la presentación de un libro, la amenaza de quema de librerías con gente dentro y la persecución ideológica que se está produciendo es fascismo, algo intolerable en una sociedad que se considera democrática.

.           APOYAMOS total y rotundamente a los profesores José Errasti y Marino Pérez ante la vulneración de derechos a la que se les está sometiendo.

Comisión Política del Partido Feminista de España

partido feminista de españa

MANCHETA FEBRERO22