Buscar
17:30h. Jueves, 20 de Julio de 2017

La Comisión de sanidad del Parlamento de Canarias abordó el incumplimiento de la PNL sobre Terapia Ocupacional

 

APTOCALa comisión de sanidad del pasado día 14 de marzo abordó a instancias del diputado de Nueva Canarias Román Rodríguez el estado del acuerdo de los grupos parlamentarios  de Mayo de 2016 cuando aprobaron la proposición no de ley en la que se comprometía el desarrollo de la prestación sanitaria de Terapia Ocupacional en el sistema público de salud de Canarias y se ponía fin a las condiciones de desigualdad territorial de la cartera común de servicios mantenidas en el tiempo.

La Comisión de sanidad del Parlamento de Canarias abordó el incumplimiento de la PNL sobre Terapia Ocupacional

La comisión de sanidad del pasado día 14 de marzo abordó a instancias del diputado de Nueva Canarias Román Rodríguez el estado del acuerdo de los grupos parlamentarios  de Mayo de 2016 cuando aprobaron la proposición no de ley en la que se comprometía el desarrollo de la prestación sanitaria de Terapia Ocupacional en el sistema público de salud de Canarias y se ponía fin a las condiciones de desigualdad territorial de la cartera común de servicios mantenidas en el tiempo.

Casi ha pasado un año desde este compromiso institucional, y ante las manifestaciones del actual Sr. Consejero publicadas por los medios de comunicación en prensa entre las que brilla aquella en que manifiesta “que todos los servicios del SCS contemplan la Terapia Ocupacional” no tenemos que añadir mucho más. O bien el Sr. consejero no posee la información necesaria para aseverar tal afirmación, o confunde la actividad y profesión sanitaria de “Terapia Ocupacional” en el SCS con otras actividades no relacionadas con el tema que se debatió en esta sesión, pues los hospitales de La Gomera, La Palma, y El Hierro carecen de la misma, los CAEs… solo uno mantiene a una profesional materializando el compromiso del anterior consejero de sanidad D. Jesús Morera de incluir esa prestación en la zona sur de Tenerife, y la situación en el resto de hospitales es bastante lamentable.

Pero quizás haya un asunto mucho más grave y doloroso que el de obviar y esquivar la realidad de cómo se encuentran los centros sanitarios con respecto a esta intervención, y en consecuencia el tipo de atención dejada de prestar a todos los usuarios del sistema público sanitario de Canarias. Unas declaraciones que ningún colectivo profesional sanitario entendería: definir la iniciativa llevada al parlamento y aprobada por su grupo de gobierno con esta frase: “hay que definir las necesidades de los pacientes y no las necesidades de los colectivos” Sr. Consejero nuevamente creemos que se está equivocando ¿Conoce vd el texto de la PNL aprobada? ¿Son conscientes los grupos representados en el parlamento que cuando defienden, apoyan, y aprueban una Proposición no de ley en una institución pública que representa a todos los ciudadanos adquieren un compromiso no solo personal, sino institucional para cumplir con lo acordado?

Sr. Baltar se equivoca al creer y manifestar que esto es una reivindicación de un colectivo (profesional) esta petición ha sido respaldada por 12.200 usuarios de este maltrecho sistema sanitario, usuarios por cierto, que conocen muy a fondo lo que es una discapacidad, o tener que estar luchando contra un sistema de dependencia para poder recibir una ayuda. Ellos, sus familiares y amigos son los que pusieron en la mesa del parlamento ese recordatorio… una pesada torre de papel en la que escribieron sus nombres y expresaban su voluntad. Creemos que ese si es un colectivo a tener en cuenta y que expresan sus necesidades de la mejor manera que pueden confiando en unos mecanismos participativos institucionales. Porque ellos son usuarios del sistema sanitario que le han encomendado gestionar.

Podría ser que todo esto fuera un equivocación, podríamos mantenernos en silencio como suele suceder, podríamos conformarnos con ver qué ocurre cuando un usuario perteneciente a ese desdeñado colectivo denominado “pacientes” sufre un ictus, un traumatismo craneoencefálico, un enfermedad neurodegenerativa, un grave traumatismo, una lesión medular, una parálisis cerebral infantil, un trastorno del espectro autista, un retraso psicomotor infantil, una enfermedad de las denominadas raras etc. etc. y se les imposibilita acceder a un proceso de rehabilitación en el cual es vital nuestra intervención.

Pero no, el problema es que dentro de las profesiones sanitarias somos consecuentes con nuestra actividad, con el papel que el sistema público sanitario nos encomienda, y vivimos observamos, participamos, entendemos perfectamente e intentamos paliar en la medida de nuestros escasos recursos las consecuencias de lo que está ocurriendo.

Por cierto no podríamos finalizar esta reflexión con un apunte:

Cuatro Cabildos, y once ayuntamientos hasta la fecha, han transmitido a la consejería de sanidad sus correspondientes mociones institucionales respaldando (todos los grupos representados en dichas corporaciones municipales o insulares) el contenido de la misma e instando a la Consejería de Sanidad y Gobierno de Canarias a hacer efectiva la voz de sus ciudadanos.

Diego Moguel (Presidente de la Asociación Profesional de Terapeutas Ocupacionales de Canarias)

diego moguel aptoca