Buscar
21:47h. sábado, 25 de septiembre de 2021

Comunicado oficial del Frente Polisario sobre la situación de Sultana Jaya

frase sáhara

Comunicado oficial del Frente Polisario sobre la situación de Sultana Jaya

El Frente Polisario envía una carta urgente al Secretario General de la ONU tras el contagio deliberado por COVID-19 de la activista Sultana Jaya y miembros de su familia, asimismo reitera la inhumana situación en la que se encuentra la familia desde el año pasado como resultado de la política represiva marroquí. Como recordatorio, desde Noviembre pasado la familia sufre un asedio domiciliario impuesto con recurrentes palizas que han acabado por poner en peligro la integridad y salud de todos los convivientes. 

El Polisario exigió la intervención inmediata de la ONU para detener las violaciones del estado de ocupación marroquí y responsabilizó a Marruecos de las posibles consecuencias, recordando en el mismo sentido que no hay proceso de paz mientras se persista en la violación y represión desproporcionada de civiles saharauis a manos de fuerzas marroquíes en los territorios ocupados.

Este es el comunicado íntegro:

"Señor Secretario General,

Le escribo con gran urgencia y preocupación para llamar su atención y la atención de los miembros del Consejo de Seguridad sobre la gravísima situación de la activista de derechos humanos, Sultana Sid Brahim Jaya y su familia en la ciudad de Bojador en los territorios del Sáhara Occidental bajo la ocupación ilegal marroquí.

Según la última información e informes recibidos de la familia de Sid Brahim Jaya, Sultana Sid Brahim Jaya y su hermana, Umm al-Muminin Sid Brahim Jaya (Bouta), han sido contagiadas por COVID-19 a manos de agentes de seguridad del estado ocupante de Marruecos.

Según informó la familia el 22 de agosto de 2021, el domicilio familiar fue nuevamente allanado y saqueado por un grupo de agentes de seguridad marroquíes. Durante el ataque, un agente de seguridad agarró violentamente a Sultana y le tapó la boca y la nariz con un trapo. Casi se asfixió a causa de esta brutal acción. Posteriormente, Sultana comenzó a sentirse enferma y a tener dolor muscular, disnea y otros síntomas asociados con COVID-19. Su hermana Umm al-Muminin Sid Brahim Jaya (Bouta) sufre los mismos síntomas y es muy probable que otros miembros de la familia también estén infectados.

Como hemos llamado su atención y la atención de los miembros del Consejo de Seguridad en nuestras comunicaciones anteriores (S / 2021/162; S / 2021/475; S / 2021/698, entre otras), la casa de la familia de Sid Brahim Jaya, en la ciudad ocupada de Bojador, permanece bajo un férreo asedio policial desde el 19 de noviembre de 2020. Además, hemos denunciado con vehemencia las continuas acciones aterrorizantes llevadas a cabo por agentes de seguridad marroquíes contra la activista de derechos humanos Sultana Sid Brahim Jaya y su familia a causa de su protesta pacífica y el izamiento de la bandera nacional de la República Saharaui (RASD) diariamente sobre su casa.

Señor Secretario General,

La casa de la familia de Sid Brahim Jaya ha estado bajo una "cuarentena" impuesta por la fuerza y ​​estrictas restricciones a la libertad de circulación desde el pasado 19 de noviembre de 2020. Los únicos elementos que acceden con frecuencia y por la fuerza a la casa de la familia son los agentes de los servicios de seguridad marroquíes y matones patrocinados por el estado que a menudo derraman y rocian sustancias malolientes por toda la casa, exponiendo deliberadamente a la familia a serios peligros para la salud. Por tanto, las autoridades del estado ocupante de Marruecos son culpables, más allá de toda duda razonable, de perpetrar deliberadamente este reciente acto criminal contra la activista de derechos humanos Sultana Sid Brahim Jaya y su familia.

Amnistía Internacional, Human Rights Watch y Front-Line Defenders, entre otros, también han hecho sonar la alarma sobre la situación de Sultana Sid Brahim Jaya y su familia mientras continúan soportando a diario las formas más horribles de violencia física y psicológica a manos de agentes de seguridad marroquíes. Además, la situación de los presos políticos saharauis, incluido el Grupo de Gdeim Izik, sigue siendo sumamente alarmante debido a las condiciones inhumanas y degradantes en las que se encuentran recluidos en las cárceles del estado ocupante de Marruecos, donde se les priva de sus derechos más básicos, incluido su derecho a recibir atención médica y visitas familiares.

Por lo tanto, la Secretaría de la ONU y el Consejo de Seguridad no pueden mantener su pasivo silencio cómplice y simplemente permanecer al margen frente a las acciones criminales y atroces perpetradas a diario por el estado ocupante de Marruecos contra los indefensos activistas y defensores de los derechos humanos saharauis en los Territorios Ocupados de Sáhara Occidental.

Señor Secretario General,

La situación de amenaza para la vida de Sultana Sid Brahim Jaya y su familia es cada vez peor cada día que pasa, ya que continúan sufriendo las consecuencias más agudas del COVID-19 sin acceso a la atención médica necesaria debido al asedio impuesto a la casa de la familia por parte de las autoridades del estado ocupante de Marruecos desde el 19 de noviembre de 2020. Su vida corre peligro real a menos que se aborde la situación con urgencia.

Por lo tanto, le pedimos a usted y al Consejo de Seguridad que actúen con urgencia para salvar la vida de Sultana Sid Brahim Jaya y su familia y brindar protección a todos los demás activistas de derechos humanos y presos políticos saharauis que languidecen en las cárceles del estado ocupante de Marruecos en condiciones deplorables.

Para concluir, el Frente POLISARIO afirma una vez más que ningún proceso de paz será posible mientras el estado ocupante de Marruecos persista, con total impunidad, en sus atroces acciones y guerra de represalia contra los civiles y activistas de derechos humanos saharauis, además de su intento de imponer por la fuerza un hecho consumado en el Territorio. Responsabilizamos plenamente al estado ocupante de Marruecos de las consecuencias que sus actos criminales puedan ocasionar en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

Le agradecería que tuviera a bien señalar la presente carta a la atención de los miembros del Consejo de Seguridad."

POLISARIO COMUNICADO

mancheta 36