Buscar
17:07h. Sábado, 14 de diciembre de 2019

Comunicado del Partido Feminista sobre violencia machista. Coincidencias

 

partido feminista de españaEl Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer ha coincidido con el final del juicio por el asesinato de Diana Quer y con un nuevo asesinato machista en Tenerife. Esto es una muestra más de lo difícil que resulta la erradicación del machismo en su forma más extrema: el asesinato de mujeres por el mero hecho de serlo. 

 

.COMUNICADO DEL PFE SOBRE VIOLENCIA MACHISTA

COINCIDENCIAS

El Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer ha coincidido con el final del juicio por el asesinato de Diana Quer y con un nuevo asesinato machista en Tenerife. Esto es una muestra más de lo difícil que resulta la erradicación del machismo en su forma más extrema: el asesinato de mujeres por el mero hecho de serlo. 

El asesinato de Diana Quer es doblemente indignante. Por un lado se trata del crimen cometido por un hombre apodado El Chicle, con historial delictivo, implicado en casos de narcotráfico y de agresiones sexuales, detenido por el intento de secuestro de una joven que, de no resistirse, podría haber terminado como Diana. Además fue denunciado por la violación en 2005 de su propia cuñada, hermana gemela de su mujer. Si hasta ahora no había sido arrestado es porque sus familiares, temiendo una reacción violenta, le han estado encubriendo con coartadas falsas desde hace dos años. La Guardia Civil sospechaba de él desde el principio, pero faltaban pruebas que justificasen su detención, hasta que el cambio de declaración de su mujer, confesando la falsedad de la coartada con que le encubría, ha permitido finalmente el arresto y procesamiento de El Chicle. Se trata de un depredador  sexual que ha permanecido en libertad demasiado tiempo gracias al miedo que infundía a su entorno familiar y que le ha permitido llevar a cabo no sabemos cuántas agresiones y acosos. 

Pero es también indignante que, debido a las carencias de la legislación contra la violencia de género, Diana Quer no sea considerada víctima y no entre en el recuento oficial de mujeres asesinadas por serlo. Efectivamente, según la Ley Orgánica Integral de Medidas contra la Violencia de Género, se consideran víctimas de un asesinato machista solo a la pareja o a la ex pareja del asesino, y si este acaba con la vida de la hermana, la madre, la amiga o la hija de la asesinada, o simplemente con la de una mujer que acaba de conocer, entonces no se trata de víctimas de la violencia de género. Cuando en los medios se nos dice que en lo que llevamos de año han sido asesinadas cincuenta y dos mujeres, esta cifra no corresponde a la de todas las víctimas de feminicidios, porque en realidad son noventa y cuatro en 2019… hasta ahora. Lo más indignante es que los medios conocen esta realidad, pero solo pueden dar los datos oficiales del Ministerio del Interior, y no los de organizaciones independientes como feminicidios.net, que son los reales. 

Como si la crueldad machista quisiera burlarse del día en que se rechaza en todo el mundo la violencia machista, una mujer ha sido asesinada de una cuchillada en cuello en Granadilla de Abona (Tenerife). Su pareja ha intentado suicidarse, pero no ha podido o no ha querido causarse heridas mortales y se encuentra detenido en espera de pasar a disposición judicial. Una vez más se repite en los medios la misma historia: no había denuncias por maltrato y el asesino carece de antecedentes. ¡Como si solo los hombres con antecedentes de delincuencia fuesen capaces de matar a una mujer por el hecho de serlo! ¡Como si la ausencia de denuncias significase que no hay maltrato! Lamentablemente el desprecio y la consideración de las mujeres como seres inferiores está en la mente de muchos hombres, independientemente de su edad, educación o posición social. El machismo no es exclusivo de ninguna clase social, está presente en todas.

Es muy difícil la eliminación completa de la violencia machista, pero sí se la puede frenar y hacer que los asesinatos desciendan en lugar de aumentar, que es lo que está sucediendo. Para ello es necesaria la participación ciudadana, pues está visto que, aunque jueces y policías actúen, sus medidas son insuficientes. Una implicación mayor de la ciudadanía puede ser eficaz educando a niños y jóvenes en la cultura de la igualdad de derechos, tanto en la familia como en los colegios, denunciando los casos de violencia que se conozcan entre parientes, amigos y vecinos, denunciando esa escuela de violencia que es la pornografía en internet y limitando a los menores el acceso a la misma. Son muchas las cosas que se pueden hacer desde la acción ciudadana.        

Jorge Saura

Miembro de la Comisión Política y Coordinador del

Área de Violencia del Partido Feminista de España

 

partido feminista de españa

 

MANCHETA 10