Buscar
16:34h. Miércoles, 17 de julio de 2019

Declaración de ANTICAPITALISTAS CANARIAS, ante los procesos electorales de 28 de abril y 26 de mayo

 

frase anticapitalistas

 

Declaración de ANTICAPITALISTAS CANARIAS, ante los procesos electorales de 28 de abril y 26 de mayo

La convocatoria de elecciones generales anticipadas el día 28 de este mes y las inmediatas posteriores, autonómicas y municipales, cierran un ciclo político en el que las ilusiones y expectativas que nacieron con el 15M,- reflejadas en los resultados de las elecciones europeas de 2014, las autonómicas y locales de 2015, las generales de diciembre de 2015 y las de junio de 2016-, han desaparecido. 

Han sido las elecciones autonómicas de Andalucía de diciembre pasado las que han marcado el cambio. El aumento de la abstención ha afectado en primer lugar al PSOE, a Adelante Andalucía y al PP. 400.000 votos perdió el PSOE, 300.000 Adelante Andalucía, en su mayoría a la abstención, aunque también parte del electorado del PSOE votó a Cs.

Sin embargo, las pérdidas del PP se transfieren a Cs y Vox. Por primera vez, la derecha y la extrema derecha suman para gobernar en Andalucía, implementando medidas reaccionarias en el terreno económico y social.

Este giro político no es resultado de que la mayoría social haya decidido probar las “ventajas” de la pérdida de derechos, de desmantelamiento de servicios públicos, o confíe que una reducción de pensiones sea beneficiosa. La abstención de capas populares es el resultado de la cronificación de la pobreza, de la precariedad, de no ver soluciones a su situación desde los poderes públicos. El PSOE paga su política social-liberal.

En el conjunto del Estado se observa el desánimo que se extiende entre las capas populares, que pierden la ilusión de la posibilidad de un cambio que mejore su situación.

Han vencido en las elecciones andaluzas quienes promueven la lucha contra el “separatismo”, es decir, el derecho a decidir de cada pueblo, quienes consideran culpables del deterioro de los servicios públicos, contra toda evidencia, a los inmigrantes, quienes quieren eliminar los derechos conquistados por el movimiento feminista: derechos reproductivos, libertad sexual, lucha contra la violencia machista. Feminismo, inmigrantes, ecologistas, animalistas, musulmanes, son los responsables de los males de España, dicen. Cs y PP endurecen su discurso, acercándose al de Vox.

Mientras, el PSOE, sin ningún proyecto al margen de la obediencia en el terreno económico a las imposiciones de la Comisión Europea, y de mantenimiento del Régimen del 78, se nos presenta como el salvador frente a la hipotética victoria del trifachito. Son ellos los promotores, en acuerdo con el PP, de la reforma del artículo 135 de la Constitución, que subordina el pago de la deuda del Estado a cualquier política redistributiva para hacer frente a las consecuencias sociales de la crisis, los que han votado por la aplicación del 155 en Cataluña, los que apoyan la infamia de la política de expulsión de inmigrantes decidida por la UE. El PSOE no revertirá las políticas neoliberales de desposesión de la mayoría social, pese a su palabrería y sus promesas vacías.

 

 

CANARIAS, UN PARAÍSO . . . FISCAL

La crisis económica en Canarias no fue la consecuencia, solamente, de la crisis general. Tuvo particularidades específicas:

La disminución de transferencias del Estado, condujeron a la paralela reducción del gasto público en servicios, (Sanidad, Educación) a la reducción de empleo público, que se extiende al sector privado de la economía dependiente del gasto de la población residente.

A la vez, como consecuencia de la crisis de destinos turísticos del Mediterráneo, en Canarias, casi sin interrupción continuó creciendo el turismo, hasta llegar al record de más de 16 millones en 2017, con pequeña reducción en 2018, pero aumentado los ingresos del sector. El crecimiento del turismo y del sector servicios no dio lugar a una reducción significativa del paro, que, aunque ahora oficialmente no pasa del 20%, ha llegado a subir a más del 30% de la población activa, con especial dureza entre jóvenes y mujeres, sometidas a las peores condiciones de salario y trabajo.

Estas circunstancias se dan mientras los beneficios empresariales no han dejado de crecer. Es cierto que la construcción, tanto residencial como de obra pública se han visto afectadas en estos años, pero la economía canaria, globalmente, ha crecido, a la vez que aumenta la pobreza.

Han presidido las instituciones autonómicas, desde el primer gobierno los mismos partidos, en alianza alterna de dos (CC-PSOE, CC-PP). Desde 2011 hasta 2016, en plena crisis, coalición CC-PSOE, hasta que CC decidió prescindir del PSOE en diciembre de 2016 por el reparto de los Fondos de Desarrollo de Canarias. Detrás de la disputa, la voluntad de CC de antener su clientela en las islas no capitalinas y la decisión de aprovechar la crisis para, sin ningún obstáculo, desregular el suelo, (Ley del Suelo, de Islas Verdes), desmantelar servicios y transferir recursos para la gestión privada (conciertos en Sanidad, Educación y Dependencia), a la vez que aparecer como defensores de Canarias (nuevo REF y Estatuto). También responsabilizando a la Administración central de las consecuencias sociales de la política autonómica.

Hoy el tripartito nos ofrece más de lo mismo. El PP: rebaja de impuestos, para aumentar beneficios empresariales, detraer recursos para servicios públicos. El PSOE, como garante de relaciones leales con el Estado y buen gestor, (aunque no descarta acuerdos con CC) y CC se presenta como la “voz” de Canarias, enfrentada con el Ejecutivo central, ocultando que en el Congreso ha votado siempre a favor de políticas y presupuestos lesivos para la mayoría social, a cambio de privilegios fiscales y subvenciones para “su gente”, el empresariado.

El panorama electoral con el que nos encontramos es el de un tripartito que mantiene la estrategia económica neoliberal, anti ecológica y anti social, reflejada en el REF. Este conjunto de privilegios y subvenciones continúan porque sus beneficiarios, en buena medida, son empresas foráneas que gozan de las exenciones y subvenciones, presentadas como el “fuero histórico” canario.

Al margen de este tripartito, en el que caben también NC y ASG, Podemos ha sido incapaz de separarse de la estrategia del empresariado, convertida en acervo común del resto de formaciones. La dirección de Podemos, su grupo parlamentario, lo ha fiado todo a sus apariciones en los medios como grupo de oposición parlamentaria, adaptado a los ritmos y las normas de los que mandan de verdad. Podemos hoy no tiene un programa identificable por las víctimas de la crisis. De ahí que haya un 45% de posibles abstencionistas entre quienes no han visto mejorada su situación ni encuentran expectativas de futuro.

Aún así, no somos indiferentes ante el panorama electoral. No aceptaremos que el tripartito tenga resultados que legitimen políticas contra la mayoría social, ni a escala de Estado, ni en las instituciones canarias. No queremos, ni por activa ni por pasiva que se abran puertas a la derogación de derechos y libertades, al desmantelamiento de servicios públicos, al mantenimiento del paro, de la precariedad y los bajos salarios.

Por eso llamamos a votar en las elecciones generales y europeas a Unidas Podemos, la única formación que tiene propuestas contra la involución económica y política.

Llamamos al voto en las elecciones autonómicas y de cabildos a Podemos y en las municipales a candidaturas unitarias a la izquierda del PSOE.

Sobre todo, más allá de los resultados electorales, continuemos la tarea de reforzar los movimientos, promover su articulación, organizar las luchas de respuesta a la austeridad, de desmantelamiento de servicios, los desahucios, el paro y la precariedad.

Frente a la dependencia económica y política, frente a la limitación de derechos:

Defendemos un Estatuto de soberanía, el derecho a decidir. Ante una Hacienda canaria sustentada en un REF que supone una fiscalidad regresiva, de privilegios a los ricos, de subvenciones y exenciones que perjudican a la mayoría social: Hacienda canaria basada en la imposición progresiva sobre rentas del trabajo y el capital.

Queremos que las instituciones públicas reflejen la voluntad de la ciudadanía. Por un régimen electoral que respete la proporcionalidad. Por la defensa de nuestras islas frente al deterioro ecológico, por una economía al servicio de la vida, por el inicio de un proceso constituyente que pueda permitir la creación de una República Canaria que decida que articulación quiere y que relació con los pueblos del Estado. 

 

Canarias, a 13 de abril de 2019

 

ANTICAPITALISTAS CANARIAS

anticapitalistas canarias

* En La casa de mi tía con la colaboración de Domingo Méndez

mancheta 10