Buscar
02:48h. martes, 25 de enero de 2022

Desidia administrativa en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y en el Gobierno de Canarias, ante la situación desesperada de Rosa y Servando

Volvemos en la Plataforma a comunicar con los medios para informar de la situación y las gestiones que estamos haciendo para ayudar a Rosa Medina y a su marido Servando, vecinos de Santa Cruz de Tenerife a los que las Administraciones Públicas siguen dando la espalda pese a su grave y desesperada situación. 

Desidia administrativa en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y en el Gobierno de Canarias, ante la situación desesperada de Rosa y Servando

 

Volvemos en la Plataforma a comunicar con los medios para informar de la situación y las gestiones que estamos haciendo para ayudar a Rosa Medina y a su marido Servando, vecinos de Santa Cruz de Tenerife a los que las Administraciones Públicas siguen dando la espalda pese a su grave y desesperada situación. 

A modo de resumen, decir que Rosa Medina García, de 47 años, fue operada en la Residencia de La Candelaria a mediados del año 2013 de una molestia en la garganta, y lo que iba a ser una intervención sencilla de no más de 20 minutos para la que no necesitaba ni quedarse ingresada, por un error médico al operarla –según nos cuenta la familia y así parece desprenderse de la documentación a la que hemos tenido acceso- derivó en que le cortaran la carótida y Rosa estuviera a punto de perder la vida, habiendo quedado en la actualidad, casi un año después, totalmente impedida, sin poder hablar, con medio cuerpo paralizado y con muchas funciones mentales limitadas sin posibilidad de recuperación.

La situación en la que nos llega Servando hace unas semanas es de total desesperación, por el drama tan duro que está viviendo, por no encontrar ayuda ni apoyo en ninguna Administración y por la falta de recursos económicos con los que hacer frente a los gastos necesarios que conlleva el estado actual de su mujer, siendo como es Servando jubilado que sólo cobra una pensión de 500 euros al mes, con la que a duras penas pagan los gastos básicos y se alimentan.

A día de hoy Rosa ya tiene el alta médica aunque diariamente asiste a sesiones de rehabilitación en la misma Residencia. El motivo de seguir ingresada pese a tener el alta viene dado porque su vivienda del santacrucero barrio de La Gallega no reúne las condiciones necesarias para ella, siendo como es una casa con las habitaciones en la planta alta, con el acceso a través de unas escaleras algo estrechas que no se pueden adaptar a una persona minusválida como ella, necesitada de estar en silla de ruedas permanentemente.

El hecho de que Rosa siga en el Hospital después de tanto tiempo, en su situación, está suponiendo un desgaste y un motivo de depresión importante en ella y especialmente en su hijo y su marido, que no ven la manera de traerla de nuevo a su casa donde seguro su situación mejoraría. En su casa hay un garaje contiguo al salón-comedor que Servando quiere acondicionar  como una habitación con baño adaptado para su mujer, pero no dispone de dinero para la obra.

Desde la Plataforma por la Dignidad estamos ayudando a esta familia con gestiones varias ante distintas administraciones pero la situación no avanza, en buena muestra del desastre que son nuestras administraciones públicas cuando se trata de solucionar problemas graves de los ciudadanos, y en este caso peor aún porque el problema lo ha causado la propia administración con una mala praxis sanitaria. 

Así las cosas, a día de hoy: en las oficinas del Gobierno de Canarias donde han de tramitarle la Ley de Dependencia comunican que han perdido el expediente que días atrás registró el propio Servando, y en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, pese a haberles remitido la información por distintas vías semanas atrás y sabedores de la gravedad del caso, le han dado cita para finales del mes de mayo, en una demora demasiado grande teniendo en cuenta lo grave y desesperado que es el asunto y el estado de desesperación y angustia en el que se encuentra la familia.

Adjuntamos copia del escrito que desde la Plataforma hemos registrado hoy mismo en el Ayuntamiento, esperando que puedan tomar cartas en el asunto para ayudar a esta familia santacrucera que tan mal lo está pasando. 

Desde la Plataforma seguiremos presionando y contactando con los distintos departamentos y concejalías del Ayuntamiento que creemos con competencias, así cómo con la oposición, para ver si se dan por aludidos y hacen algo. Y entendemos que ayudaría bastante que ustedes los medios de comunicación pudieran dar voz al drama que está sufriendo Servando desde que dejaron a su mujer como está ahora. 

Sin más, reciban un cordial saludo, desde la Plataforma por la Dignidad. 

 

Texto Escrito Ayuntamiento