Buscar
20:22h. miércoles, 25 de mayo de 2022

El STEC-IC rechaza frontalmente las medidas del Gobierno de Canarias y llama a manifestarse el 1 de mayo




Del mismo modo, denuncia la falta de transparencia sobre todos los recortes que el Gobierno de Canarias de CC y PSOE aplicará en el servicio público de educación, que supondrán miles de despidos y empeoramiento de la calidad educativa

El  STEC-IC rechaza frontalmente las medidas del Gobierno de Canarias y llama a manifestarse el 1 de mayo

 Del mismo modo, denuncia la falta de transparencia sobre todos los recortes que el Gobierno de Canarias de CC y PSOE aplicará en el servicio público de educación, que supondrán miles de despidos y empeoramiento de la calidad educativa

 El STEC-IC muestra su total rechazo a las medidas tomadas por el Consejo de Gobierno del pasado sábado para afrontar la rebaja de 800 millones de euros en los Presupuestos de Canarias para 2012, derivada del recorte de las transferencias estatales en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este año. Estas medidas, una vez más, hacen recaer sobre las trabajadoras y trabajadores y sobre la ciudadanía canaria, la crisis financiera creada por el capital especulativo.

 Así mismo, el STEC-IC rechaza la falta de transparencia de este Gobierno, y de su Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad, en la concreción de las medidas que se pondrán en marcha en Canarias para afrontar la rebaja “añadida” de 3.000 millones de euros en el área de Educación para el año 2012, que según declaraciones del propio Consejero suponían en torno a un 5% (500 millones más) y que, según las manifestaciones del propio Gobierno, la Consejería tendría que llevar sus propuestas cerradas este sábado. Preocupa al STEC-IC que continuamente hablan de cifras diferentes, dando la sensación de que ni tienen claro el monto total que tienen que recortar y mucho menos de dónde hacerlo.

 

El mismo Consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad, don José Miguel Pérez, reconocía hace unos días que "el sistema escolar de Canarias sufriría un recorte de unos 300 millones de euros", a los que había que sumar “los ajustes derivados del recorte de 3.000 millones más en Educación” (si seguimos sus cálculos 150 millones más). Es decir, que estamos hablando de un hachazo al esquilmado presupuesto de Educación de Canarias de 450 millones de euros, como mínimo.

 Por lo tanto, nos parece INADMISIBLE que el Consejo de Gobierno no tome ninguna medida para hacer frente a este salvaje recorte (por las medidas anunciadas éstos no afrontan ni los 800 millones), ni tampoco anuncie cuál será su actuación respecto al Real Decreto publicado por el Ministerio de Educación ese mismo día, Real Decreto que supone la confirmación y agravamiento de las medidas de deterioro del servicio público de educación que, recordemos, Canarias comenzó a poner en práctica hace cuatro años: aumento de ratios, de horas lectivas para el profesorado y no cobertura de bajas del profesorado.

 

Frente a este silencio, las únicas declaraciones que encontramos son las de don José Miguel Pérez, en las que manifiesta, este mismo sábado, que Canarias “amortiguará” las duras medidas que impone el Ministerio de Educación en el Real Decreto y que “intentará” que las ratios profesorado-alumnado no suban, pero que la Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad consciente de su responsabilidad institucional “no podrá eludir la implantación de algunas medidas”. Concluye don José Miguel que “el Gobierno de Canarias seguirá trabajando en un gran acuerdo político y social por la educación que nos permita superar unidos esta dificilísima situación”. Mientras tanto, nos resulta sospechoso que el Servicio de Inspección Educativa esté pasando por los centros educativos, con la única intención de contar, clase a clase, el alumnado que hay en el aula en ese momento.

 ¿No habían declarado que no se iban a plegar a las imposiciones del Ministerio? ¿Por qué no muestran su oposición a cumplir con lo exigido desde Madrid? ¿Por qué no generan un conflicto de competencias con el Estado, si de verdad quieren enfrentarse? Están aprendiendo del "maestro Rajoy" a decir medias verdades, y hacer lo contrario de lo que dicen. Y la única solución la plantean en un "pacto con los agentes sociales" ¿Pacto para qué? ¿Pretenden que estemos de acuerdo con los recortes y los despidos?. Cualquier Acuerdo político y social por la Educación debe considerar a la Educación Pública Canaria como eje vertebrador del Sistema Educativo en Canarias, y dedicar a la misma la financiación necesaria.

 El STEC-IC denunció en diciembre de 2011 la irresponsabilidad del Gobierno de Canarias aprobando unos presupuestos que iba a tener que recortar, sólo para responsabilizar al Partido Popular de los salvajes recortes que aplica ahora. En estos momentos sus únicas respuestas son quejarse de que en Canarias se “han hecho los deberes de reducción del déficit”, reconociendo que a golpe de decretazo han aplicado medidas que lo que realmente han conseguido es poner en riesgo la prestación de los servicios públicos; y cargar, una vez más, sobre la ciudadanía, y en especial sobre las y los empleados públicos estos recortes.

 Los recortes del gobierno español del PP y del canario de CC-PSOE no suponen merma en los conciertos con la enseñanza privada, y pueden suponer el despido de 3.550 profesores y profesoras en Canarias, despidos (o no contrataciones como se les llama ahora) derivados de los aumentos del número de alumnado por aula y el aumento de las horas lectivas, que conllevarán supresiones de grupos y centros, la eliminación de programas de apoyo, la falta de contratación para sustituciones... Lo estamos viendo, se gobierna con medidas que van en sentido contrario de los objetivos de calidad educativa y de lucha contra el fracaso escolar y el abandono temprano, que nos alejan del éxito escolar para todos y todas.

 Para el STEC-IC las medidas adoptadas por el Consejo de Ministros liderado por Rajoy el viernes pasado, y que parece ser que van a ser implementadas por el gobierno de Canarias, suponen un ataque a la raíz de una educación pública de calidad, un retroceso sin precedentes en el conjunto del sistema educativo, que requieren una respuesta unitaria y contundente de las comunidades educativas, y de la sociedad. El 1º de mayo tenemos una buena oportunidad para ello.

 Canarias a 22 de abril de 2012.

STEC-IC