Buscar
02:40h. Domingo, 16 de Diciembre de 2018

Fernando Clavijo y CC no logran describir la situación real de Canarias - IUC

 

izquierda unida canaria

Fernando Clavijo dibuja en el debate de la nacionalidad canaria una realidad completamente diferente a la de miles de personas

Fernando Clavijo y CC no logran describir la situación real de Canarias

Fernando Clavijo dibuja en el debate de la nacionalidad canaria una realidad completamente diferente a la de miles de personas

Santa Cruz de Tenerife a 21-03-2018. El debate de la nacionalidad canaria, que ha dado comienzo a las 12 con la intervención de Fernando Clavijo, se ha centrado en una realidad utópica de Canarias en la que el Presidente del Gobierno ha incidido la necesidad de “no hacer más de lo mismo y crear nuevas oportunidades”.

Ha descrito una Canarias sin tasas desastrosas de desempleo y desigualdad, con un sistema público de educación y sanidad idílico, sostenible y respetuosa con el medio natural mientras su equipo de gobierno registra una de las mayores tasas de pobreza y precariedad, con una educación pública castigada por la falta de recursos con aulas masificadas, con un sistema sanitario que aglutina pacientes en los pasillos de urgencias y que lejos de apostar por las renovables, firman con Goldman Sachs la venta de nuestra tierra permitiendo kilómetros de canalización de gas en las principales ciudades del archipiélago.

El Presidente del Gobierno ha hablado de la construcción de “una casa común”, pero no especifica que esa casa es la de los caciques que acaparan la riqueza mientras una mayoría social se ve obligada a firmar contratos de miseria para mantener la suya propia e incluso pagar ese seguro sanitario que cubre la cita médica que ya no dan en la seguridad social y con la que “reducen” las largas listas de espera.

Izquierda Unida Canaria considera que el discurso de Fernando Clavijo ha sido lamentable, pues no ha descrito la realidad precaria de muchísimas personas y augura más recortes y privatización detrás de buenas palabras y falsas promesas.

 

IZQUIERDA UNIDA CANARIA