Buscar
domingo, 14 de agosto de 2022 21:59h.

Francia: Avances para un acuerdo nacional con la Unión del Pueblo

 

F NPA 2
F NPA 2

Francia: Avances para un acuerdo nacional con la Unión del Pueblo

Las próximas elecciones legislativas tendrán una apuesta importante. La primera vuelta de las elecciones presidenciales llevó a la segunda vuelta al liberal y autoritario Macron y al peligro mortal que encarna Le Pen. Pero también vio el avance significativo de la Unión Popular en torno a la candidatura de Jean-Luc Mélenchon. Elemento positivo de esta primera vuelta, es un importante factor de resistencia para nuestro campo social que deberá afrontar momentos difíciles cualquiera que sea el resultado de la segunda vuelta.

De cara a las próximas elecciones legislativas, el NPA se muestra partidario de las candidaturas sindicales para enfrentar a la derecha y la ultraderecha, sobre la base de un programa de contestación al macronismo y de ruptura con las políticas capitalistas. Es en este contexto que respondimos favorablemente a la propuesta de reunión de la Unión Popular, que se dirigió la semana pasada a la EELV, el PCF y el NPA con miras a un mitin en torno a la Unión Popular para las elecciones. Esta reunión expresaría una ruptura positiva con los años de “izquierda plural” bajo el dominio del Partido Socialista.

Después de una primera reunión el miércoles entre las delegaciones del NPA y la Unión Popular, nos gustaría reafirmar nuestro deseo de llegar a un acuerdo nacional de este tipo, porque sería un importante punto de apoyo para todos aquellos que ya no quieren políticas liberales, un expresión unitaria que también sirve para las movilizaciones, y la manera de marcar un hito en la reconstrucción de una herramienta política para una izquierda que lucha por construir una alternativa al capitalismo.

Al final de este primer intercambio positivo, varios puntos aún requieren discusión.

Entendemos el objetivo planteado por la Unión Popular de elegir el máximo número de diputados, incluso de tener una “mayoría alternativa” de izquierda en la Asamblea Nacional, lo que plantearía la cuestión de formar gobierno. La elección de tal mayoría sería la expresión de una dinámica muy positiva, pero nuestra unión no puede construirse en torno al único objetivo de que Jean-Luc Mélenchon se convierta en Primer Ministro. Además, dada nuestra relación con las instituciones, nuestra concepción estratégica de la ruptura con el capitalismo, no seríamos parte de un posible gobierno resultante de esta Unión Popular ampliada si ganara estas elecciones. Pero eso no impedirá que defendamos una perspectiva mayoritaria durante la campaña, y nuestros posibles electos.

En este contexto, y sin crear cacofonía, esta campaña sólo puede plantearse de manera plural, dejando que cada uno ocupe su lugar con su sensibilidad. Si estamos de acuerdo en que una etiqueta y una profesión de fe común nos deben permitir encarnar este encuentro, también tenemos la debilidad de pensar que nuestra diversidad es una fortaleza y que debemos permitir que se haga visible. Una pluralidad que también debe estar presente en la animación de la campaña, y desde este punto de vista, registramos positivamente la propuesta de que las distintas fuerzas tomen su lugar en el parlamento de la Unión Popular y su comité de animación (donde sus equivalentes instalaron para animar la campaña).

En el programa compartimos la idea de que, dado el éxito de su campaña presidencial, es precisamente la Unión Popular la que tiene la mayoría de las cartas en la mano: el Futuro en común es el punto de referencia en la materia y será la base de el "programa compartido". Estamos preparados para ello, aunque creamos –como expresamos en el contexto de la campaña de Philippe Poutou– que una serie de preguntas merecen respuestas que confronten más directamente el funcionamiento inicuo del sistema capitalista para satisfacer las necesidades sociales: medidas para otra distribución de la riqueza, socialización de sectores clave de la economía, acogida de todos los refugiados y regularización de todos los inmigrantes indocumentados, etc. Pero por mucho que decir, no hacemos de nuestros matices o desacuerdos programáticos líneas rojas.

Finalmente, compartimos la idea de que las candidaturas deben reflejar la diversidad de tal encuentro, en torno a representantes de las fuerzas políticas involucradas, colectivos militantes, figuras del movimiento social dispuestas a comprometerse... Coincidimos en que esta distribución también es basado con cierta flexibilidad en el equilibrio de poder resultante de la primera vuelta de la elección presidencial.

Una nueva reunión entre el NPA y la Unión Popular está prevista para principios de semana. Es con respeto a nuestra independencia, pero con la firme voluntad de llevar el proceso hasta el final que estaremos allí.

Montreuil el sábado 23 de abril de 2022

Publicado en L´Anticapitaliste, el portal digital del NPA

 

NPA NOUVEAU PARTI ANTICAPITALISTE
NPA NOUVEAU PARTI ANTICAPITALISTE

 

MANCHETA FEBRERO22