Buscar
03:55h. Sábado, 24 de Junio de 2017

El gobierno español premia la represión de Marruecos sobre el Sáhara. 

Izquierda Unida Canaria quiere expresar su más profundo rechazo a la decisión del gobierno del PP de conceder la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil al Ministro del Interior de Marruecos.

El gobierno español premia la represión de Marruecos sobre el Sáhara. 

El ministro de Asuntos Exteriores concede la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil al Ministro del Interior Marroquí, en un acto de absoluta desvergüenza y dando la espalda al oprimido pueblo Saharaui.

Izquierda Unida Canaria quiere expresar su más profundo rechazo a la decisión del gobierno del PP de conceder la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil al Ministro del Interior de Marruecos.

El pasado 5 de Septiembre se publicaba en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto 812/2015 por el que se concedía esta distinción al Ministro Marroquí, a propuesta del Ministro de Asuntos Exteriores Español y previa deliberación del Consejo de Ministros. En el texto, se muestra el “Real aprecio” que el gobierno del PP tiene por el dirigente marroquí, en un acto de adulación desmedido y que viene enmarcado dentro de la política internacional del PP, con continuos guiños y actuaciones que pretenden agradar al gobierno del Reino de Marruecos.

En IUC lamentamos que este ejercicio de adulación no haya tenido en cuenta la situación de opresión que vive el pueblo Saharaui. Parece un claro contrasentido que el PP se llene la boca en ocasiones apoyando la causa saharaui, y que luego actúe de esta manera. Con estas decisiones, el PP se quita la careta y deja clara cuál es su postura, que no es otra que la del servilismo político y el apoyo total al Reino de Marruecos, pese a que este ha continuado incumpliendo los derechos humanos y oprimiendo al pueblo Saharaui.

Más vergonzante nos parece aun la decisión del gobierno español si tenemos en cuenta la situación por la que está atravesando Takbar Haddi. Mientras el gobierno español mira para otro lado ante la petición de justicia de esta madre a la que han asesinado a su hijo, al mismo tiempo tiene estos actos de adulación con el Gobierno de Marruecos. Hay que tener en cuenta que es precisamente el Ministro del Interior el máximo responsable político de la muerte de Haidala, de la no investigación de su asesinato y de proteger a sus asesinos.

En IUC no entramos a valorar los posibles méritos que pueda tener el Ministro Marroquí para recibir esta alta consideración, pues mientras no haya una salida justa y digna para la causa del Pueblo Saharaui, todos estos actos de cara a la galería son una absoluta falta de respeto para todos los saharauis que han sufrido la represión y luchado por la justicia.