Buscar
viernes, 12 de agosto de 2022 12:39h.

La guerra contra los kurdos no evitará la caída de Erdogan - CONSEJO EJECUTIVO DEL KNK, CONGRESO NACIONAL DE KURDISTÁN

 

F KNK

La guerra contra los kurdos no evitará la caída de Erdogan - CONSEJO EJECUTIVO DEL KNK, CONGRESO NACIONAL DE KURDISTÁN

  Mientras el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, está tratando de desempeñar el papel de mediador en la guerra de Ucrania y pretende presentarse a sí mismo como un pacificador, sin embargo, ahora ha lanzado una renovada ofensiva militar a gran escala contra Kurdistán del Sur (norte de Irak), otra campaña provocada por parte de los Fuerzas Armadas Turcas para invadir, despoblar y ocupar más tarde este área. Una vez más, el verdadero rostro de Erdogan, es el de agresor y ocupante, algo evidenciado en Kurdistán. 

Una política de negación y guerra contra el pueblo kurdo es un principio central del estado turco y del liderazgo de Erdogan, los esfuerzos de Erdogan para actuar como mediador en el escenario exterior solo pretende distraer la atención del papel destructivo que Erdogan sigue desempeñando en Turquía,  Kurdistán y en toda la región en general.

El 17 de abril, el estado turco lanzó una nueva campaña militar destinada a ocupar las áreas de Şikefta Birîndara, Kurêjaro (Kurazhar) y Çiyayê Reş en la región de Zap en Kurdistán del Sur. En esta campaña transfronteriza ilegal, las Fuerzas Armadas turcas han estado utilizando artillería pesada, aviones de combate, drones y helicópteros, y transportando fuerzas terrestres en helicóptero a la región como parte de una ofensiva terrestre paralela. Desde la región de Zap, las fuerzas turcas pretenden extender su ocupación a las regiones de Metîna y Avaşîn-Basyan.

El uso de armas pesadas y fuerzas terrestres presenta una grave amenaza para toda la región, y la unidad entre los kurdos en todas partes de Kurdistán y la diáspora es la única respuesta a esta agresión. Las recientes celebraciones de Newroz el 21 de marzo incluyeron una proclamación con una postura de unidad nacional kurda, y más de 10 millones de kurdos en Kurdistán del Norte y Turquía enviaron un mensaje claro a Erdogan de que no se doblegarán ante su brutalidad o política de aniquilación. Millones de kurdos han planteado a Turquía un camino hacia la paz y han expresado a los pueblos de Turquía y del mundo que la libertad del líder del pueblo kurdo Abdullah Öcalan allanará el camino para la paz en Turquía y más allá.

Las apariciones con ciertos políticos kurdos de Kurdistán del Sur no ayudarán a Erdogan a ocultar su hostilidad hacia el pueblo kurdo, ya que su historial de agresión contra los kurdos en muchas partes de Kurdistán está bien demostrando . Las recientes celebraciones de Newroz mostraron la realidad de la conciencia nacional kurda y las aspiraciones de libertad. Desde la celebración del Newroz, la tortura y el asesinato de presos políticos kurdos ha aumentado, al igual que los ataques a las oficinas del progresista Partido Democrático de los Pueblos (HDP) y los arrestos de quienes participaron en las celebraciones de Newroz. Mientras tanto, en Rojava y el norte y este de Siria, los ataques aéreos turcos contra los kurdos se han intensificado.

Erdogan enfrenta actualmente muchas crisis internas, incluida una situación económica terrible, y está tratando desesperadamente de evitar su caída intensificando la guerra del estado turco contra los kurdos para reunir el apoyo nacionalista en el país, mientras trabaja para reforzar la posición de Turquía en la arena diplomática internacional. intentando desempeñar el papel de mediador en la crisis de Ucrania y reclamar una posición geoestratégica única entre la OTAN y Rusia. Si el mundo continúa haciendo la vista gorda ante la agresión de Erdogan, veremos un mayor derramamiento de sangre, desplazamiento e inestabilidad en Kurdistán y Medio Oriente.

¡Debemos romper el silencio sobre la invasión de Turquía a Kurdistán del Sur y tomar medidas!

• Hacemos una llamada a todos los gobiernos y organizaciones internacionales, incluidas la ONU, la OTAN, la UE, el Consejo de Europa y la Liga Árabe, para que tomen medidas urgentes contra esta violación del derecho internacional, condenen sin ambigüedades este crimen de agresión y exijan que Turquía retire sus tropas de Kurdistán del Sur.

• Llamamos a los partidos políticos, organizaciones de derechos humanos, organizaciones por la paz, sindicalistas y activistas a oponerse a esta agresión y ocupación turca.

Consejo Ejecutivo del KNK, Congreso Nacional de Kurdistán, 18 de abril de 2022

 

knk

 

MANCHETA FEBRERO22