Buscar
20:41h. jueves, 27 de enero de 2022

Intersindical Canaria manifiesta su solidaridad con Aitor Cuervo y con todas las personas que están siendo víctimas de la creciente represión en el Estado Español

La detención de 20 personas, entre ellos el poeta comunista  Aitor Cuervo Taboada, que han sido conducidos a la Audiencia Nacional acusado de “enaltecimiento al terrorismo” utilizando como únicas pruebas los comentarios de dichas personas en las redes sociales, sumada por ejemplo a la condena reciente al rapero Pablo Hasel, confirman la tendencia peligrosa del poder judicial a encauzar y condenar delitos de pensamiento, rompiendo con cualquier principio de libertad de expresión y  criminalizando la rebeldía contra la injusticia.


Intersindical Canaria manifiesta su solidaridad con Aitor Cuervo y con todas  las personas que están siendo víctimas de la creciente represión en el Estado Español

La detención de 20 personas, entre ellos el poeta comunista Aitor Cuervo Taboada, que han sido conducidos a la Audiencia Nacional acusado de “enaltecimiento al terrorismo” utilizando como únicas pruebas los comentarios de dichas personas en las redes sociales, sumada por ejemplo a la condena reciente al rapero Pablo Hasel, confirman la tendencia peligrosa del poder judicial a encauzar y condenar   delitos de pensamiento, rompiendo con cualquier principio de libertad de expresión y  criminalizando la rebeldía contra la injusticia.

El Estado español y sus poderes públicos actúan como si de un círculo mafioso se tratase, el Poder Ejecutivo viene ejercitando una política de recortes de derechos laborales y sociales tendentes al empobrecimiento acelerado de la población y a situar todo el poder en manos de las élites financieras, para ello cuenta con la absoluta complicidad de un Poder Legislativo en el cual la mayoría absoluta del PP garantiza el sometimiento absoluto de este poder del Estado al partido de gobierno. Para completar el círculo, el Poder Judicial, está cumpliendo la labor de criminalizar, judicializar y condenar la disidencia política. El resultado es un Estado con unas estructuras supuestamente democráticas pero que encubre un proceso de transición hacia un régimen cada vez más autoritario y a una verdadera dictadura del poder económico y sus aliados en el poder político. Llegándose al extremo de  encauzar a sindicalistas y activistas sociales  por protestas pacíficas, o a cantantes y poeta
 s por decir simplemente lo que piensan. Es así  como intentan  acallar el creciente descontento social.

Intersindical Canaria manifiesta su solidaridad con Aitor Cuervo y con todas  las personas que están siendo víctimas de la creciente represión en el Estado Español y hace un llamado a continuar en la denuncia, la organización y la lucha, como único camino para detener la agresión de quienes intentan convertirnos en verdaderos esclavos con tal de mantener el sistema que  los privilegia.

Las Palmas de Gran Canaria 28 de mayo de 2014