Buscar
17:42h. miércoles, 24 de febrero de 2021

IUC propone medidas para mejorar las condiciones laborales de las camareras de piso

IZQUIERDA UNIDA CANARIALa propuesta es aprobada en el Ayuntamiento de San Bartolomé e IUC estudia llevarla a todas las instituciones donde ostenta representación y municipios con elevada actividad turística

IUC propone medidas para mejorar las condiciones laborales de las camareras de piso

La propuesta es aprobada en el Ayuntamiento de San Bartolomé e IUC estudia llevarla a todas las instituciones donde ostenta representación y municipios con elevada actividad turística.

Hace ya un año, Izquierda Unida Canaria propuso mejorar las condiciones laborales de las camareras de piso. A raíz de la situación de las mismas, y de otros sectores precarizados, IUC presento una propuesta al Gobierno de Canarias para que realizara una ofensiva de inspección laboral que atajara la explotación laboral y los problemas que sufren. De dicha propuesta se hizo eco Patricia Hernández, que ha empezado a preparar un plan al respecto.

Pero IUC quiere ir más allá a la hora de reivindicar las mejoras laborales necesarias para este sector. Por ello, hemos propuesto intensificar la vigilancia a través del Instituto Canario de Seguridad Laboral (ICASEL) de la carga de trabajo que soportan las camareras de pisos, para que ésta se adecué a lo recogido por los convenios colectivos firmados. Además, IUC considera que es necesario que el Gobierno de Canarias ultime y presente, a la mayor brevedad posible, un estudio de las condiciones ergonómicas y psicosociales del sector hotelero.

Esta propuesta de IUC ha sido ya presentada en el Ayuntamiento de San Bartolomé, en Lanzarote, donde ha sido aprobada por el Pleno Municipal. Además, IUC plantea que es necesario seguir exigiendo al gobierno central un aumento del número de inspectoras e inspectores residentes en las islas, para poder llevar a cabo las inspecciones necesarias.

No es de recibo que Canarias presuma de ser un destino turístico atractivo y de cifras en la actividad turística, y que mantenga en la más absoluta precariedad a un colectivo como el de las camareras de piso. Como el propio colectivo ha declarado, "Las kellys no piden la luna", simplemente es necesario establecer mejoras, como la reducción de la edad de jubilación, acabar con las nefastas externalizaciones de los departamento de pisos en los hoteles, aminorar la desmesurada carga de trabajo de las empleadas, etc.