Buscar
06:10h. jueves, 20 de enero de 2022

Izquierda Unida-Por Tenerife afirma que la presión social logra que el desahucio de dos menores de edad en El Sobradillo se aplace al menos un mes

El concejal José M. Corrales reconoce las gestiones realizadas por el Ayuntamiento de acuerdo a lo establecido en el Protocolo Antidesahucios y espera que la situación de muchas familias se resuelva de forma diligente 

 

Izquierda Unida-Por Tenerife afirma que la presión social logra que el desahucio de dos menores de edad en El Sobradillo se aplace al menos un mes

 El concejal José M. Corrales reconoce las gestiones realizadas por el Ayuntamiento de acuerdo a lo establecido en el Protocolo Antidesahucios y espera que la situación de muchas familias se resuelva de forma diligente 

 José Manuel Corrales concejal de Izquierda Unida-Por Tenerife (IU-XTF) en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife se congratula que el desahucio de dos menores de edad en El Sobradillo por una deuda de 400 euros con una entidad pública (Visocan) se haya evitado, aunque reconoce la existencia de un conflicto vecinal que debe resolverse de forma inteligente y con acciones preventivas de mediación social.

 Según informaciones de la Plataforma de afectados por las hipotecas, Visocan (empresa pública) ya ha desahuciado a varias familias sin que se hayan utilizado criterios de eficacia en la gestión pública, ni se haya tenido un mínimo de sensibilidad humana.

 La orden de desalojo de una familia en El Sobradillo se pretendía ejecutar hoy a las 10 horas de la mañana, en la calle Grulla 4, del municipio de Santa Cruz de Tenerife, pero se logro evitar gracias a la presión social y la labor de Plataforma de afectados por las hipotecas.

 El concejal José M. Corrales reconoce las gestiones realizadas por el Ayuntamiento y por el propio alcalde, en este asunto en concreto, de acuerdo a lo establecido en el Protocolo Antidesahucios y espera que la situación de muchas familias que están desesperadas se resuelva de una forma eficaz.

 José M. Corrales exige al Ayuntamiento que cumpla el Protocolo Antidesahucios aprobado por el pleno municipal y seguirá realizando gestiones ante el gobierno municipal para que no se deje a ninguna familia a la intemperie.