Buscar
18:37h. Martes, 22 de octubre de 2019

Izquierda Unida retira su confianza a Corrales y Viciana al no rendir cuentas por las asignaciones recibidas

“Para IU no es aceptable, si queremos construir un sistema verdaderamente democrático, que los cargos públicos no justifiquen los ingresos públicos obtenidos, ni su destino”

Izquierda Unida retira su confianza a Corrales y Viciana al no rendir cuentas por las asignaciones recibidas

“Izquierda Unida retira su apoyo político a Corrales y Viciana por oscurantismo en la gestión de los recursos al no rendir cuenta de las asignaciones, ni dietas”

“Para IU no es aceptable, si queremos construir un sistema verdaderamente democrático, que los cargos públicos no justifiquen los ingresos públicos obtenidos, ni su destino”

   En las pasadas elecciones municipales celebradas el 22 de mayo de 2011, Izquierda Unida concurrió en varios municipios de Tenerife formando coalición electoral con los partidos políticos Socialistas por Tenerife (SxT), Los Verdes de Canarias (LVC) y Los Verdes-Grupo Verdes (LV-GV) bajo la denominación común de “Izquierda Unida-Los Verdes-Socialistas - POR TENERIFE (XTF)”, resultando elegidos, como es sabido, un concejal en Santa Cruz –José Manuel Corrales- y tres en La Laguna.

   Para Izquierda Unida la exigencia de transparencia y rigor en el uso y destino de los fondos públicos así como la necesaria rendición de cuentas respecto de los mismos empieza por quienes han sido presentados a las elecciones con el apoyo político de nuestra organización. En tal sentido, es evidente que los cargos públicos resultan electos, con el esfuerzo personal de las y los militantes de las organizaciones políticas que los respaldan y apoyan -en este caso IU- así como con los recursos provenientes de ellas y ellos.

    Del mismo modo, si queremos construir un nuevo modelo de democracia en el que la transparencia y la rendición de cuentas de los cargos públicos ante la ciudadanía sea una realidad se hace necesario erradicar prácticas muy arraigadas en el actual régimen como, entre otras, que los cargos públicos se “apropien” de los recursos públicos puestos a su disposición por las administraciones, decidan unilateralmente sobre los mismos y no rindan cuentas de su destino ante las organizaciones políticas y militancia que los apoyaron así como respecto del conjunto de la ciudadanía.

Pese al amplio tiempo transcurrido desde el inicio de la actual legislatura, ni José Manuel Corrales, como concejal en Santa Cruz, ni Ignacio Viciana como concejal de La Laguna, secretario general de Socialistas por Tenerife y responsable económico del grupo, nos han informado, ni rendido cuenta de las cantidades percibidas de los distintos Ayuntamientos con indicación de fecha y conceptos por dietas e indemnizaciones; ni las relativas a la asignación correspondiente a los grupos municipales, ni el destino, ni la justificación de todas esas cantidades.

   En el caso del concejal José Manuel Corrales han sido múltiples las peticiones de rendición de cuenta que se han realizado, particularmente, por escrito remitido el pasado 3 de octubre vía correo electrónico así como por burofax enviado el pasado 5 de diciembre de 2013, remitidos ambos por el Coordinador de IUC en Tenerife.

   Por su parte, respecto de Ignacio Viciana, a la falta de rendición de cuentas señalado se suma la actuación unilateral de Socialistas por Tenerife en la definición de la posición política de los cargos representativos que militan en su organización; la actuación unilateral al aceptar y beneficiarse del régimen de retribuciones acordado para los concejales en el Ayuntamiento de La Laguna y cuya elevada cuantía –unos 58 mil euros al año- resulta incoherente desde posiciones políticas como las que defendemos en IU, más aún, en el actual contexto de crisis; así como, la actuación unilateral al cesar al compañero Don José Manuel Castellano Gil como personal eventual del grupo municipal, cese que comportó que su retribución viniera a incrementar la del Concejal D. Ignacio Viciana Maya y que ha supuesto que el Sr. Castellano Gil tenga que emigrar fuera del país.

   Ante el grave incumplimiento que representa la ausencia de rendición de cuentas en estos dos años y medio de mandato, falta de transparencia y oscurantismo así como el grave quebrando de la confianza política depositada señalados, desde la Presidencia de Izquierda Unida Canaria y el Consejo Político de IUC en Tenerife nos vemos en la obligación de comunicar a la ciudadanía y a los Ayuntamientos de Santa Cruz de Tenerife y La Laguna la retirada de nuestra confianza y apoyo político ya que no pueden representarnos quienes vienen actuando de espaldas a quienes les apoyaron en su momento.

   Aunque el espacio de encuentro progresista que representó la Coalición Por Tenerife cabe considerarlo agotado por los incumplimientos señalados, la falta de trasparencia en la gestión de los recursos y de cumplimiento de lo pactado, desde Izquierda Unida en todos sus niveles organizativos, continuaremos trabajando por la construcción de un Bloque Social Alternativo que permita una articulación efectiva de las luchas por la democratización y la defensa de los derechos frente a las políticas “austericidas”, con vocación de construir Alternativa de poder que defienda a la mayoría social, desde la transparencia y la permanente rendición de cuentas ante las organizaciones políticas y sociales así como ante la ciudadanía.