Buscar
19:55h. miércoles, 05 de agosto de 2020

Junta de Personal Docente No Universitario de la Provincia de Las Palmas Valoración del curso 2019-2020

 

JUNTA DOCENTE NO UNIVERSITARIO LAS PALMAS

Junta de Personal Docente No Universitario de la Provincia de Las Palmas.

 

Acuerdos adoptados por el Pleno de Final de Curso

 

El pasado jueves 25 de junio tuvo lugar el Pleno de Constitución de la Junta de Personal Docente No Universitario de la Provincia de Las Palmas.

En dicha se sesión, las delegadas y delgados de dicho órgano, que representa a todo profesorado de la educación pública no universitaria de la provincia de Las Palmas, ha aprobado un documento muy sintético de valoración del curso 2019/20 en el que, al mismo tiempo, se proponen una serie de medidas a tener en consideración para el inicio del próximo curso. Dicho documento está estructurado en tres apartados claramente diferenciados:  un primer apartado en el que se valoran las gestiones realizadas durante los primeros meses del curso hasta la declaración del estado de alarma (ya a finales de octubre este mismo órgano había hecho una valoración de la planificación e inicio del curso), un segundo en el que se valora la gestión del periodo que siguió a la declaración del estado de alarma y un tercer apartado dedicado a las mencionadas propuestas para el próximo curso.

Valoración del primer y segundo trimestre del curso 2019/20:

En el referido documento de valoración se hace referencia a un primer periodo en el que, a pesar de las expectativas que el cambio de gobierno había suscitado, tras casi treinta años en manos de Coalición Canaria, y de las buenas intenciones manifestadas por el nuevo equipo de la Consejería de Educación, pasado el primer trimestre del curso, la realidad mostraba una evidente falta de capacidad para gestionar con solvencia los problemas cotidianos y que fundamentalmente afectaban a la Dirección General de Personal, aunque también al resto de departamentos de la Consejería.

La lista de procedimientos paralizados o con retrasos injustificables resultaba ya innumerable: nombramientos de inicio de curso, ordenación de las listas de empleo del Cuerpo de Maestros a partir del proceso selectivo de 2019, ampliación extraordinaria de listas de empleo en determinadas especialidades de secundaria, publicación de funcionarios de carrera del proceso selectivo de 2018 y funcionarios en prácticas del de 2019, negociación de la orden que desarrolla el funcionamiento del nuevo sistema de listas de empleo para proceder a la derogación definitiva del Decreto 74/2010, convocatoria de la Oferta de Empleo Público 2020, entre otros.

Un final de curso marcado por la Pandemia:

Sin embargo, si ha habido una circunstancia que ha hecho que este curso sea especialmente atípico, ha sido la declaración del estado de alarma debida a la situación sanitaria generada por el Covid-19. Esta situación, absolutamente excepcional, ha puesto a prueba no solo al Sistema Educativo sino a toda la Sociedad en su conjunto.

Este último trimestre ha sido especialmente duro y, sin duda, toda la Comunidad Educativa ha tenido que poner de su parte para superar la situación de la manera menos lesiva posible. Es evidente que lo inesperado e inédito del contexto no ha sido propicio para el desarrollo de acciones debidamente programadas y con resultados previsibles basados en ensayos conocidos. En definitiva, la improvisación y el error han formado parte ineludible de este proceso de aprendizaje en el que nos hemos visto envueltos. Aún así, llegado el momento, habrá que analizar los errores cometidos y establecer protocolos de actuación para futuras ocasiones, pues es evidente que algunas cosas no se han hecho del todo bien.

Sin embargo, el Pleno de la Junta de Personal Docente No Universitario de la Provincia de Las Palmas quiere poner especial énfasis en el enorme esfuerzo que toda la Comunidad Educativa ha hecho, sigue haciendo en la actualidad y, sin duda, seguirá haciendo el próximo curso escolar para que todo el alumnado pueda seguir progresando en su aprendizaje sacando el mayor provecho posible a sus capacidades incluso en estas circunstancias tan excepcionales y, sobre todo, sin poner en riesgo la salud de ninguna persona de la Comunidad Educativa ni de su entorno familiar cercano. Desde aquí, queremos dejar claro nuestro más profundo reconocimiento a todos los sectores de la Comunidad Educativa (alumnado, familias, profesorado, personal no docente, Administración Educativa, otras Administraciones y Organizaciones colaboradoras…) que de una u otra manera se han implicado mucho más allá de su deber para que el alumnado canario haya podido seguir avanzando pedagógica, personal y emocionalmente en momentos tan difíciles.

Propuestas para el inicio del curso 2020/21:

El Pleno de la Junta de Personal Docente No Universitario de la Provincia de Las Palmas considera fundamental que el próximo curso pueda iniciarse con las máximas garantías, tanto desde el punto de vista pedagógico como sanitario, para ello es fundamental que, antes de finalizar el presente curso, los centros educativos puedan dejar planificado todo lo que tenga que ver con cuestiones de tipo organizativo para que a lo largo del verano se puedan desarrollar las adaptaciones que sean precisas de cara a que desde los primeros días de septiembre el profesorado pueda centrarse en las tareas estrictamente pedagógicas no dependiendo de obras, actuaciones en las instalaciones, traslado de mobiliario, etc.

Para que lo anterior sea posible, es imprescindible que la Administración Educativa establezca una serie de criterios que repercuten en la organización de las infraestructuras, distribución de los espacios, instalaciones y mobiliario. Nos referimos a las ratios (alumnado por aula) y plantillas, tanto docentes como no docentes.

A continuación se detallan algunas de las propuestas que, a juicio del Pleno de esta Junta de Personal, consideramos fundamentales tener en cuenta en la planificación del próximo curso:

Reducción de ratios. Esta media es fundamental, ya era una demanda habitual de esta Junta de Personal por razones pedagógicas pero ahora lo es con más razón por motivos sanitarios.

Incremento de plantillas docentes. Como consecuencia de lo anterior debe producirse un incremento de plantilla docente pero, además, es indispensable establecer medidas de recuperación para el alumnado que se haya podido ver perjudicado durante el tercer trimestre del curso 2019/20 y para ello es indispensable incrementar las plantillas docentes, especialmente para atender a las NEAE.

Incremento de plantillas de personal no docente. La situación sanitaria requerirá adoptar medidas excepcionales de compartimentación de las responsabilidades y aparecerán nuevas funciones relacionadas con la atención al alumnado vulnerable, la limpieza organización y custodia de equipos y recursos que antes eran llevadas a cabo por el personal docente o no eran siquiera necesarias.

Incorporación de otros profesionales. Es necesario mejorar la coordinación entre todas las Administraciones Públicas para que los centros educativos puedan contar con servicios de enfermería, incrementar el número de educadores sociales, trabajadores sociales y otro personal especializado que pueda ser necesario para prestar una atención socio-sanitaria integral, tanto al alumnado como a las familias.

Optimizar los espacios educativos. Estudiar en todos los centros qué espacios pueden ser reconvertidos en aulas en condiciones de seguridad y contribuir así al alivio de las ratios.

Recuperar centros cerrados en los últimos años. Estudiar qué centros de los cerrados en los últimos años pueden ser recuperados para la docencia en zonas especialmente saturadas por la masificación de las aulas.

Analizar, actualizar y ampliar donde sea necesario, las nuevas tecnologías en los centros. Analizar los problemas de conectividad, escasez de herramientas digitales y recursos informáticos detectados este final de curso, tanto entre el alumnado como entre el profesorado, y aportar soluciones a los mismos.

Formación del profesorado. Impulsar y ampliar la oferta de programas encaminados a la mejorar la competencia digital y la pedagogía inclusiva e integradora.

Prever puestos y turnos de trabajo: manera y frecuencia de la limpieza e higienización de aulas, puestos de trabajo, equipos informáticos, etc., especialmente aquellos que sean de uso compartido.

Dotación de EPIs a los centros. En función del número de trabajadores/as que hay en cada uno de ellos y con instrucciones claras de cada cuanto tiempo hay que sustituirlos. La compra de un material tan específico y sensible no debe recaer en los equipos directivos.

El servicio de Prevención y Seguridad debe asumir el protagonismo que le corresponde en todo lo que tiene que ver con la seguridad y la salud en los centros educativos y dar las instrucciones adecuadas en este sentido para que el profesorado y el PAS se sientan seguros en el desempeño de sus funciones.

Formación sobre seguridad y prevención. La puesta en marcha de planes específicos de formación sobre esta materia para todo el personal docente y no docente es indispensable y urgente.

Revisar los currículos. Realizar las adaptaciones curriculares necesarias para garantizar que se puedan recuperar los contenidos esenciales no trabajados este curso.

Promover la Sustitución de libros de texto por materiales curriculares digitales. Dentro de la autonomía pedagógica de los centros, facilitar el acceso a materiales curriculares digitales pues, a las ventajas que representan a la hora de trabajar a distancia, se une el menor impacto ambiental y menos riesgo de contagio que los libros de texto tradicionales.

Mejorar políticas sociales en coordinación con otras Administraciones: becas, acceso a internet, bonos alimenticios, ayudas al transporte y material escolar en todas las etapas educativas, conciliación de la vida familiar y profesional, etc. La responsabilidad derivada de implementar estas medidas no debe recaer exclusivamente los centros educativos.

Resolución sobre la Formación Básica Inicial en Centros de Educación de Personas Adultas:

Además de la valoración del curso, el Pleno de la Junta de Personal aprobó una resolución en la que alerta públicamente sobre la intención, anunciada por la Directora General de Formación Profesional y Educación de Adultos, de suprimir para el curso próximo la oferta educativa de Formación Básica Inicial (FBI), impartida por los centros de educación de adultos, bajo la excusa de la actual situación sanitaria.

El sorprendente anuncio se produjo en una reunión celebrada recientemente entre la referida Directora General y la responsable del Servicio de Educación de Personas Adultas con los  responsables de dichos centros (primera que se celebra durante todo el periodo de alerta). En dicho encuentro se llegó a recomendar a los equipos directivos por parte de la Administración educativa, “no continuar con el proceso de matriculación del alumnado para el curso 2020-2021”. Igualmente también se recomendó que se informara al profesorado que imparte actualmente la FBI “que consideren la posibilidad de no participar en el procedimiento abierto de solicitudes de Comisiones de Servicio para CEPA y CEAD” ante la posibilidad manifiesta de que dichas plazas no se mantengan el próximo curso.

Desde esta Junta de Personal manifestamos cuanto menos nuestra perplejidad ante este anuncio al tiempo que expresamos nuestra rotunda oposición a que se pueda, ni por asomo, suprimir el curso próximo la oferta de Formación Básica Inicial impartida por los centros de personas adultas. 

Como en el resto de los ámbitos educativos, en la FBI habrá que afrontar la vuelta a la actividad educativa presencial el próximo curso con los recursos que sean necesarios y con la implementación de todas las medidas de seguridad que correspondan. Igualmente, será necesario desarrollar propuestas sensatas que faciliten la continuidad de la oferta formativa (formación del alumnado en el uso de las TIC, perfeccionamiento del profesorado en el mismo ámbito, actuaciones concretas para disminuir los efectos de la brecha digital, reorganización y adecuación de las aulas y espacios educativos a la nueva realidad...).

 

Las Palmas de Gran Canaria a uno de julio de 2020

 

 

JUNTA DOCENTE NO UNIVERSITARIO LAS PALMAS

mancheta 23