Buscar
03:37h. Sábado, 25 de enero de 2020

LPGC: NC denuncia que el único resultado de la “pseudo” intervención de Emalsa es el dinero que le está costando a las arcas públicas.

Pedro Quevedo manifiesta que es indignante considerar una victoria que se rebaje el coste del alquiler de la sede de Emalsa sin compensación alguna dos años después de que se conociera el escándalo.

NC denuncia que el único resultado de la “pseudo” intervención de Emalsa  es el dinero que le está costando a las arcas públicas.

Pedro Quevedo manifiesta que es indignante considerar una victoria que se rebaje el coste del alquiler de la sede de Emalsa sin compensación alguna dos años después de que se conociera el escándalo.

Nueva Canarias, a través del portavoz de su Grupo en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Pedro Quevedo, manifestó hoy su estupor ante la autosatisfacción y complacencia que muestra el alcalde Cardona ante el anuncio de la posible rebaja del alquiler que Emalsa paga por su sede. “Se trata, en todo caso, de una victoria pírrica, ya que se ha tardado dos años desde que saltara el escándalo y no contempla ningún tipo de compensación a la ciudad por todo lo que se ha estado pagando de más”- señaló Quevedo.

Para Nueva Canarias es absolutamente insuficiente el ofrecimiento que el Consejo de Administración hace al propietario de la sede pues no deja de ser una actualización de la renta ya que se va a dejar de usar una planta y además no se plantea ningún tipo de compensación por todo lo que se ha pagado de más durante los últimos años.

A esto hay que añadirle que la pseudo intervención de Emalsa de momento no ha obtenido ningún resultado concreto y por el contrario está suponiendo un considerable gasto a las arcas públicas en forma de horas extra a los interventores o los 72.000 € que se pagarán a una consultora para que ayude en este trabajo.

“Por desgracia solo confiamos en el trabajo que se está haciendo por parte de la judicatura porque por parte de este Grupo de Gobierno no cabe esperar nada, casi a final de mandato no pueden presentar ni una sola medida que haya contribuido a mejorar ni los servicios ni los costes de Emalsa, y lo poco que se ha conseguido es insuficiente, como es el anuncio de la rebaja del alquiler”- finalizó Quevedo.

Para Quevedo, a estas alturas solo cabe esperar la salida del Partido Popular del Gobierno Municipal y que sean otros los que tomen unas medidas más contundentes con el fin de conseguir que la Empresa Mixta Emalsa cumpla con sus obligaciones contractuales y que se pueda producir un verdadero y efectivo control sobre este  servicio público, estratégico para la ciudad de Las Palmas de G.C.