Buscar
23:34h. Domingo, 18 de agosto de 2019

LPGC: NC pedirá responsabilidades políticas del máximo nivel si la biblioteca pública es derribada

Nueva Canarias (NC) en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria pedirá responsabilidades políticas del máximo nivel si finalmente la biblioteca pública es derribada. El portavoz municipal de NC, Pedro Quevedo, exigió al alcalde del PP, Juan José Cardona, y al presidente canario del mismo partido, José Manuel Soria, que dejen resuelta la financiación de una nueva biblioteca antes de dimitir si finalmente se demuele el referido centro educativo y cultural.

NC pedirá responsabilidades políticas del máximo nivel si la biblioteca pública es derribada

Quevedo exige al alcalde del PP y a José Manuel Soria que resuelvan la financiación de una nueva infraestructura antes de dimitir si se demuele este centro

Nueva Canarias (NC) en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria pedirá responsabilidades políticas del máximo nivel si finalmente la biblioteca pública es derribada. El portavoz municipal de NC, Pedro Quevedo, exigió al alcalde del PP, Juan José Cardona, y al presidente canario del mismo partido, José Manuel Soria, que dejen resuelta la financiación de una nueva biblioteca antes de dimitir si finalmente se demuele el referido centro educativo y cultural.

Desde Nueva Canarias, según su portavoz, “deseamos que finalmente la biblioteca no sea derribada y esperamos que los recursos judiciales, que ha interpuesto el Ayuntamiento a través de sus Servicios Jurídicos,  tengan éxito”. Ahora mismo, según Quevedo, “no hay otra prioridad que esta”.

Pero, tal y como avisó, “no podemos admitir que el responsable de esta catástrofe, es decir, el señor Cardona, quiera ponerse ahora al frente de la manifestación y quiera presentarse como el salvador” de la biblioteca si finalmente “no se derriba”.

“Es inadmisible porque fue él y el que fuera alcalde en aquel momento, el señor Soria, los responsables de que nos encontremos en esta situación, por su desprecio, no solo a las legitimas reivindicaciones de los vecinos, sino también a la legislación y al ordenamiento jurídico, sobre todo  cuando todos los informes técnicos advertían de la ilegalidad en la que se incurría cuando se concedió la licencia de construcción de la biblioteca”.

“Estas son las consecuencias de un estilo de hacer política que se instaló en aquellos años en la ciudad, sobre todo en el área de Urbanismo y que le ha costado a las arcas públicas muchos millones de euros en forma de indemnizaciones, por considerar la ciudad una especie de cortijo privado en donde hacer y deshacer sin tener en cuenta el interés general ni tan siquiera las normas jurídicas vigentes”.

“Anunciamos que pediremos responsabilidades políticas al máximo nivel pues sería incomprensible que se derribara la Biblioteca y que no pasara nada y que nadie asuma la responsabilidad de semejante catástrofe para la capital”.

“El intento del señor Cardona de cargar contra los jueces demuestra una vez más que el respeto a las decisiones judiciales por parte del PP se produce solo cuando ésta les es favorable”. “La sentencia del Supremo les debería producir sonrojo y vergüenza pues deja bien a las claras cuales eran los estilos y las formas de hacer las cosas y señala a sus responsables que no son otros que los que dirigían la ciudad en aquellos momentos, siendo sus máximos protagonistas el señor Soria y el señor Cardona”.

“Les pedimos a ambos”, según Quevedo, que si finalmente se produce el derribo y antes de que asuman su responsabilidad y dimitan, que utilicen sus influencias en el Gobierno del Estado y dejen amarrado un “plan B” con financiación suficiente para uno nuevo centro en la ciudad, porque “lo que es indiscutible es que esta ciudad no se puede quedar sin una equiparación cultural de esas características”.