Buscar
01:56h. miércoles, 03 de marzo de 2021

GOBIERNE QUIEN GOBIERNE LAS PENSIONES SE DEFIENDEN

Manifiesto leído en la Concentración del día 25 de enero de 2021 en defensa de las pensiones públicas, Asociación para la Defensa de las Pensiones Públicas de Canarias

 

FRASE PENSIONES

 

25 ENERO JORNADA DE LUCHA EN TODO EL ESTADO:

POR LA DEFENSA DEL SISTEMA PÚBLICO DE PENSIONES

 

La Asociación para la Defensa de las Pensiones Públicas de Canarias, como parte de la Coordinadora Estatal de las Pensiones (COESPE), salimos hoy a las calles para expresar que, a pesar de las circunstancias que vivimos como consecuencia de la pandemia, seguimos en la lucha por unas pensiones dignas. Y llamamos a los movimientos sociales, sindicatos y organizaciones a que defiendan un sistema público.

La lucha, durante todos estos años, ha conseguido cuestiones importantes como evitar la aplicación del factor de sostenibilidad, el famoso 0,25% para la revalorizar las pensiones. Hemos logrado que sea en base al IPC y mantener así el poder adquisitivo, pero no hemos conseguido que se suba las pensiones no contributivas lo suficiente para que miles de personas dejen de vivir bajo el umbral de la pobreza. Y esa es una de las razones de estar aquí, como la de exigir la derogación de medidas tomadas en el pasado que empeoraron las condiciones de acceso a las pensiones y provocaron mayor empobrecimiento.

El discurso, que se nos ha querido imponer, de que el sistema no era sostenible, lo hemos desmontado. Ha quedado patente que con el dinero de las pensiones se ha estado pagando gastos que corresponden a los Presupuestos Generales del Estado. Los gastos impropios, como los incentivos al empleo mediante reducciones de cuota a las empresas, prestaciones asistenciales, ayudas a familias, etc., deben ser sacados ya de los gastos de la caja única de la Seguridad Social para formar parte de los gastos sociales del estado.

Son logros importantes y lo hemos conseguido con la organización de pensionistas en un movimiento que se mantiene enfrentándose a grandes poderes económicos y políticos no solo a nivel del Estado Español sino también europeo e internacional.

No vamos a doblegarnos y aceptar lo que persiguen desde hace muchos años. No vamos a permitir que privaticen y hagan de las pensiones un negocio más. El Pacto de Toledo ha tenido siempre ese objetivo, con camuflaje de querer mantener el sistema, van introduciendo intereses ajenos a las personas. Para ello no solo apuestan por privatizarlo sino por endurecer las condiciones de acceso y buscar formas de reducir las cuantías de las pensiones. De ahí han venido las reformas laborales y de pensiones más duras.

A finales del 2020 volvimos a comprobar que siguen en ese intento. Han vuelto a ratificar el fomento de los planes individuales de pensiones, aunque reduzcan exenciones fiscales, proponen hacer un fondo público con gestión privada para hacer planes de pensiones por empresas, es decir, dinero de las cotizaciones de los trabajadores para la banca, aseguradoras y fondos de pensiones. Esto se llama apostar por la privatización del sistema público.

Mientras discutían las recomendaciones han puesto sobre la mesa muchas medidas regresivas, de mucho impacto social. Algunas de ellas hemos paralizado con nuestras protestas, como el intento de pasar las pensiones de viudedad y orfandad a la categoría de no contributivas. Pero nos amenazan con una reforma integral que supondría impedir el acceso a las mismas de muchas personas menores de 65 años e implicarían depender de las condiciones de la unidad familiar de miles de personas, mayoritariamente mujeres.

Otras medidas siguen ahí, como espadas de Damocles sobre las espaldas de muchas trabajadoras y trabajadores. La búsqueda de formas para ampliar la edad de jubilación, impedir la anticipación manteniendo situaciones de penalización muy discriminatorias, subir los años de cotización para el cálculo  de la pensión,…, son todas ellas medidas que van contra la actual clase trabajadora, precarizan las cuantías a percibir, impiden la entrada de jóvenes al mercado laboral, no dan respuesta a miles de parados que por su edad ya no son contratados y perjudican a las mujeres que tienen mayores dificultades en el mercado laboral sin reconocer el trabajo de cuidados que suelen realizar.

En Canarias, mantenemos la preocupación por el retraso histórico, que miles de personas tienen que sufrir para que les den una pensión no contributiva, así como la gran lista de espera para las ayudas de dependencia. La pobreza aumenta considerablemente y los problemas burocráticos u organizativos de una administración no pueden añadir más problemas. No podemos consentir que quienes tienen derecho a pensiones tengan que formar parte de las colas del hambre.

-          Defendemos un régimen de reparto de pensiones dignas y la erradicación de la brecha de género.

-          Queremos que se garantice por ley la revalorización de las pensiones con el IPC real y anual.

-          Exigimos pensiones mínimas igual al Salario Mínimo y éste al 60% del salario medio, como establece la Carta Social Europea.

-          Que se derogue ya las Reformas Laborales del 2010 y 2012

-          Es necesario una Auditoría de las cuentas de la Seguridad Social para saber cuál ha sido el saqueo y proceder a su compensación.

-          Hay que eliminar los coeficientes reductores en jubilaciones anticipadas. 100% de la pensión con 40 años cotizados y 60 años de edad.

 

Porque ¡Gobierne quien gobierne, las pensiones públicas se defienden!

Santa Cruz de Tenerife, a 25 de enero de 2021

asociación pensiones

MANCHETA 9