Buscar
16:38h. miércoles, 20 de octubre de 2021

Apología del derroche, el gran negocio para unos pocos

El Movimiento Internacional de Escritoras, Escritores y Artistas por la Libertad, M.I.E.L. rechaza el Megaproyecto de central Hidroeléctrica Chira-Soria en Gran Canaria

frase miel

Comunicado de M.I.E.L, Movimiento Internacional de Escritoras y Escritores por la Libertad, apoyando a la PLATAFORMA CIUDADANA SALVAR CHIRA SORIA Y BARRANCO DE ARGUINEGUIN en la isla de Gran Canaria, Archipiélago Canario.

 

El Movimiento Internacional de Escritoras, Escritores y Artistas por la Libertad, M.I.E.L. rechaza el Megaproyecto de central Hidroeléctrica Chira-Soria en Gran Canaria.

 

salvar barranco arguineguín

Apología del derroche, el gran negocio para unos pocos:

Las fuentes renovables representan la mejor oportunidad para transformar nuestro futuro energético, con miles de millones destinados a favorecer el cambio necesario. Aun así, el modelo de implantación elegido va camino de convertir esta oportunidad histórica en un gran error dejando en manos de unos pocos lo que puede ser el futuro de todas y todos.

Las grandes empresas energéticas, ahora disfrazadas de ecológicas, sostenibles y justas, están presentando megaproyectos para generar el triple de la energía que se necesita, ocupando gigantescas extensiones de suelo rústico y natural con sus instalaciones industriales, en una nueva carrera especulativa que se esfuerzan en presentar como verde. Tan verde que, en lugar de apostar por el ahorro energético, el autoconsumo y el acercamiento de la producción a los centros donde más se consume, siguen aumentando la oferta, trasladando la idea de que podemos gastar sin límite, como si la contaminación atmosférica pudiera frenarse acelerando más y buscando en definitiva mantener una hegemonía económica y un modelo socioeconómico obsoleto y asociado al crecimiento sin considerar su sostenibilidad y buscando como objetivo oculto, el INCREMENTO DE SU CUENTA DE RESULTADOS.

Con su influencia en los medios de comunicación y su respaldo económico, están consiguiendo que quienes siempre hemos defendido el territorio y la biodiversidad parezcamos negacionistas del cambio climático. Nos acusan de oponernos al avance de las energías del futuro, pero nada más lejos de la realidad; a lo que nos oponemos es a poner la transición ecológica en manos de quienes sólo ven en ella el control de un nuevo negocio, atractivo para los grandes grupos internacionales de inversión

Este megaproyecto es uno de los mayores de Ingeniería Civil que se pretende ejecutar en España con la excusa de mejorar la penetración de las renovables, básicamente una pila hidráulica entre dos viejas presas existentes.

El hábitat y los habitantes, los que siempre pierden:

Dado que en la isla llueve muy poco, se han cargado su masa forestal que crea la lluvia horizontal con los alisios, y las presas no cuentan con el agua necesaria para garantizar el funcionamiento de las turbinas, se pretende desalar agua y bombearla desde la costa hasta las presas a lo largo de casi 30 kilómetros en el Barranco de Arguineguín con el consiguiente gasto de energía y sin estudios de costes y eficiencia y eficacia científicos.

Afectando a un espacio natural de extraordinaria belleza que contiene cinco espacios naturales protegidos de la Red Natura 2000, con unos valores turísticos, pesqueros, agrarios, arqueológicos, etnográficos incalculables. Un lugar que atesora numerosas especies protegidas y una enorme biodiversidad en el que conviven en armonía sus habitantes con la naturaleza que les rodea.

Afectarán de manera definitiva y quedando industrializada una gran parte de la Reserva Mundial de la Biosfera desde el mar hasta la cumbre con vertidos de salmuera, abriendo en canal todo el cauce del barranco, perforando sus montañas y jalonando el paisaje con enormes torretas y líneas eléctricas.

El Barranco se convertirá en “un infierno” para sus 2.500 habitantes con el uso previsto de 4.000 kilos de explosivos al día, un millón de metros cúbicos de escombros, polvo en suspensión, ruido y vibraciones, 17 Kms. de líneas de alta tensión sobre sus cabezas, sus cultivos y recursos pesqueros arruinados y la amenaza de unas presas inseguras.

ARGUINEGUIN

Con políticas energéticas responsables, todos ganamos:

El Proyecto responde a un modelo energético centralizado de transición ecológica que entrega a una multinacional el control de los recursos energéticos renovables de la isla de Gran Canaria por mÁs de cincuenta años.

Cada día es mayor la oposición a esta carrera desordenada que tanto afecta al medio rural y a nuestra riqueza ambiental, lo que exige un compromiso más fuerte, con políticas energéticas que prioricen las pequeñas instalaciones e inversiones locales, en el modelo distribuido, como en la gestión de la demanda, el ahorro de energía, un apoyo decidido al autoconsumo y la mejora del rendimiento energético de los edificios, la reducción de la producción de energía a través de la Eficiencia y la electrónica de potencia, como con una planificación estratégica de implantación de las renovables.

Esto elimina en su mayor parte la proliferación de megaplantas y sus impactos ambientales directos sobre la biodiversidad, el territorio y el patrimonio natural y cultural reduciéndolo además a zonas ya antropizadas y aproximando las plantas y los centros de gestión y producción a los lugares de consumo, con una repercusión directa en la reducción del recibo de la luz de todos las ciudadanas y ciudadanos.

La Plataforma Salvar Chira-Soria ha descrito el EIA (Estudio de Impacto Ambiental) como un informe tramitado en el oscurantismo y a la espalda de la legalidad europea vigente que, exige la participación ciudadana y, a las directivas antimonopolio que impiden que REE pueda ejecutar la obra, además de no contemplar que están jugando con la vida de 2500 vecinas y vecinos del Barranco de Arguineguín, al ocultar la conocida inseguridad de las presas.

Apoyando esta lucha justa, sumamos voces y brazos

Por tanto y cuanto, M.I.E.L. desde su Comisión de Solidaridad con los Pueblos en Lucha mostramos nuestro apoyo a la Plataforma Salvar Chira-Soria y Barranco de Arguineguín. A través de nuestro espacio formado por treinta países de los cinco continentes, nos sumamos a la defensa de un modelo de transición energética distribuido, justo y sostenible, que apueste por el autoconsumo y las comunidades energéticas, que mida adecuadamente los impactos sobre la biodiversidad, el paisaje y las economías locales y que se ajuste a las necesidades reales de un uso responsable de la energía que, siendo honestos y consecuentes, debería incluso decrecer.

M.I.E.L apoya la manifestación en contra de la destrucción del Barranco de Arguineguín el próximo 16 de octubre en Las Palmas de Gran Canaria convocada por la Plataforma ciudadana Salvar Chira-Soria y cuantas movilizaciones futuras sea necesario sumar para frenar un proyecto tan perjudicial para todos y todas.

* En La casa de mi tía  con la colaboración de Javier Marrero Santana (Islas Canarias)

MIEL

mancheta 37