Buscar
03:41h. Martes, 10 de diciembre de 2019

No es una buena práctica es una ilegalidad - ATIRACAN

ATIRACAN denuncia la Guía de Buenas Prácticas de Angel Shark Project

No es una buena práctica es una ilegalidad

ATIRACAN denuncia la Guía de Buenas Prácticas de Angel Shark Project

En colaboración con los pescadores recreativos, Angel Shark Project ha editado un cartel, al que denomina Guía de Buenas Prácticas, explicando qué hay que hacer para aumentar la probabilidad de supervivencia de los tiburones y las rayas cuando son capturados. Comienzan indicando que según Reglamento de UE se prohíbe la captura de algunas de estas especies para a continuación dar unos consejos por si alguno es capturado accidentalmente.

No es captura accidental es un negocio

Estas empresas de pesca recreativa no capturan los tiburones y las rayas no sólo no lo hacen accidentalmente, sino que publicitan en sus páginas web y perfiles de Facebook la pesca de elasmobranquios en Canarias. Hacen de esta actividad un reclamo para determinados sectores del turismo.

ATIRACAN tiene denunciadas a muchas de estas empresas ante la Viceconsejería de Pesca del Gobierno de Canarias y El Diputado del Común, por estas actividades. Y por ello, ha sufrido acoso telefónico y de sus redes sociales. Estas empresas justifican la captura de tiburones y rayas como forma de ganarse la vida, según ellos mismos nos han dicho.

No hay que tener la cámara de fotos preparada no son un souvenir

Parece que se les olvidó la segunda parte del Reglamento Europeo en el que se indica que también está prohibida la tenencia a bordo. Si es ilegal su tenencia a bordo, ¿cómo se puede recomendar tener la cámara fotográfica preparada?, ¿para qué?... para seguir fotografiándose con especies en peligro crítico de extinción y luego alardear de ello y de paso seguir enriqueciéndose con esta cruel práctica.

Si lo que tienes es que desenganchar al tiburón al costado del barco, ¿por qué y para qué vas a subir el tiburón al barco o manipularlo?

Esto no tiene nada que ver con la ciencia y muchísimo menos con la conservación

Intentar mezclar el negocio de las empresas de pesca recreativa que capturan tiburones y rayas con estudios de carácter científico y con proyectos de conservación es cuánto menos un insulto a las personas u organizaciones que día a día trabajan para que estas situaciones ilegales, tan dañinas para estas especies y para el medio marino en general sean sancionadas por las autoridades pertinentes.

Desde ATIRACAN entendemos que esta iniciativa es un paso atrás en el camino que se debe transitar para acabar de una vez por todas con la captura, tenencia a bordo, desembarco o comercialización de los tiburones.

La Ley está para hacerla cumplir y no para intentar mejorar las prácticas que la violan. Desarrollar iniciativas de lavado de cara y hacer creer que los que se lucran con la pesca recreativa de elasmobranquios van ahora a colaborar en su estudio y protección, va más allá de ser ilusos. Así se lo hicimos saber a los responsables de esta iniciativa.

ATIRACAN solicita la retirada de esta Guía y que se haga cumplir la legislación vigente, por ello hemos presentado informe ante las autoridades correspondientes.