Buscar
14:32h. sábado, 27 de noviembre de 2021

No nos callarán - Construyendo LA IZQUIERDA


Construyendo LA IZQUIERDA apoya todas las manifestaciones y demostraciones de lucha y resistencia colectiva que se vienen sucediendo a lo largo y ancho del Estado español, en contra de los recortes y ajustes impuestos por el Gobierno.


 

No nos callarán - Construyendo LA IZQUIERDA

Construyendo LA IZQUIERDA apoya todas las manifestaciones y demostraciones de lucha y resistencia colectiva que se vienen sucediendo a lo largo y ancho del Estado español, en contra de los recortes y ajustes impuestos por el Gobierno.

Construyendo LA IZQUIERDA apoya toda movilización ciudadana, a pesar de la represión que el Gobierno autoritario del PP está imponiendo -como nunca antes- al objeto de asfixiar económicamente a las familias que padecen la crisis pero que tienen dignidad suficiente para protestar.

Construyendo LA IZQUIERDA denuncia, especialmente, la estrategia del Gobierno de imponer multas administrativas por manifestarse, concentrarse o acudir en apoyo de familias desahuciadas, multas que tienen un doble objetivo: desincentivar la protesta y esquilmar las cajas sociales y sindicales de solidaridad y resistencia. Este fenómeno de las multas generalizadas es toda una estrategia represora muy pensada. La derecha española nos quiere derrotar ahora con una versión típicamente neoliberal de la represión: arruinándonos, vaciando nuestras cajas y bolsillos.

A la par que esa estrategia sancionadora, el gobierno neoliberal del PP pretende asustar, amedrentar y amenazar a la clase trabajadora con una serie de medidas encaminadas a arrinconar la lucha colectiva en el seno de las empresas y en la calle. Los instrumentos para ello no son otros que la reforma laboral -que abarata el despido y permite al empresario presentar un ERE sin autorización administrativa-, la futura y más que segura reducción de las prestaciones por desempleo -ya recomendada por el Eurogrupo a cambio del rescate a la banca española-, así como el control -también sancionador- del cobro de dichas prestaciones o su condicionalidad a la realización de trabajos para la comunidad.

Se persigue más en el Estado español a un desempleado o a un manifestante que a un especulador, delincuente de cuello blanco o quebrador de entidad financiera. Construyendo LA IZQUIERDA piensa que esta represión no es sino el más claro síntoma de que la ciudadanía informada, indignada y movilizada está avanzando, aunque sea poco a poco. El Gobierno de la derecha, hoy como en el siglo XIX, no hace sino aliarse con los poderes económicos para reprimir la contestación social. Sabe que la lucha está en los centros de trabajo y en la calle y por eso, hoy como entonces, despliega los instrumentos represivos del Estado de Derecho, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado incluidos -también trabajadores-, contra las clases medias y populares que luchan por su dignidad y derechos.

Por todo ello, Construyendo LA IZQUIERDA apoya cuantas manifestaciones se convoquen en los próximos días para responder a este ataque premeditado a nuestro Estado Social. Así, llamamos a la ciudadanía a secundar las convocatorias que desde el 15M se hagan en este sentido. Apoyamos, también, la manifestación convocada por la CGT para el sábado 16 de Junio en Barcelona.

Asimismo, Construyendo LA IZQUIERDA se solidariza con los mineros en huelga, que están dando, una vez más en la Historia, ejemplo de dignidad, convicción y resistencia. Finalmente, Construyendo LA IZQUIERDA se une a los sindicatos mayoritarios, CC OO y UGT, en las manifestaciones que han convocado para el 20 de Junio en todo el país contra los recortes y en defensa de los derechos sociales, que la gestión de esta crisis quiere laminar.

Prensa y  Medios