Buscar
18:54h. Viernes, 10 de abril de 2020

Nueva Canarias avisa que la sentencia del TS sobre la ley de medidas urgentes de 2009 abre una vía “peligrosa” a las indemnizaciones

Rodríguez culpa a CC y el PP al aprobar una norma rechazada por NC, la oposición, las patronales, los sindicatos, los arquitectos, los ecologistas y las corporaciones locales  

Nueva Canarias avisa que la sentencia del TS sobre la ley de medidas urgentes de 2009 abre una vía “peligrosa” a las indemnizaciones


Rodríguez culpa a CC y el PP al aprobar una norma rechazada por NC, la oposición, las patronales, los sindicatos, los arquitectos, los ecologistas y las corporaciones locales    

El presidente de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, avisó hoy que la sentencia del Tribunal Supremo (TS) sobre la ley territorial y turística de 2009 de medidas urgentes abre una vía “peligrosa” a las reclamaciones indemnizatorias. El también portavoz parlamentario de NC responsabilizó a CC de José Miguel Ruano y al PP de José Manuel Soria, con responsabilidades legislativas y ejecutivas ahora y en la actualidad, por aprobar una norma rechazada por NC, la oposición en el Parlamento, las patronales turísticas, los sindicatos, los arquitectos, los ecologistas, los cabildos, los ayuntamientos y la fenecida Agencia Canaria de Desarrollo Sostenible. Rodríguez advirtió de que las consecuencias pueden ser tan relevantes que los grupos del Gobierno de Fernando Clavijo tratan de atajar esta situación con la enmienda 365 al proyecto de ley de los presupuestos de 2016 en tramitación.

La Ley de 2009 de Medidas Urgentes en Materia de Ordenación del Territorio y para la Dinamización Sectorial y la Ordenación del Turismo, según el presidente de NC, fue “la primera norma que rompió la tradicional unanimidad” de los grupos parlamentarios con las leyes relacionadas con el territorio. Recordó que la ley de espacios naturales de 1994 como la de ordenación del territorio de 1999 y la de Directrices de Ordenación General y del Turismo de 2003 fueron aprobadas "siempre por unanimidad, tras mucho debate, con una gran participación” ciudadana y “amplios consensos” de la sociedad.

Nueva Canarias, sin representación en la Cámara en 2009, según Rodríguez, se opuso a esta norma junto con los grupos de la oposición en el Parlamento, las patronales turísticas, los sindicatos, los colegios de arquitectos, las asociaciones ecologistas, los cabildos, los ayuntamientos y la desaparecida Agencia Canaria de Desarrollo Sostenible..

Román Rodríguez recalcó que la ley de 2009, en su artículo 17, estableció la posibilidad de reclasificar parcelas a suelo rústico de protección territorial con la posibilidad de evaluar las indemnizaciones por los aprovechamientos edificatorios congelados. Ahora el Supremo, continuó, “abre una vía peligrosa” a los particulares para solicitar esa indemnizaciones por una “doble irresponsabilidad” de CC y el PP. Se refirió al “contenido” del artículo 17 y a la “incapacidad” del Ejecutivo para gestionar el mismo.

En su condición de presidente del Ejecutivo canario de 1999 a 2003, Román Rodríguez hizo hincapié en que, hasta el momento, la administración canaria “no ha perdido ni ha tenido que pagar un euro” por las sentencias interpuestas contra la ley de medidas urgentes de 2001 y la de directrices de 2003. “Todas han dado la razón, por el momento,” al Gobierno de Canarias, recalcó.   

El portavoz parlamentario de NC incidió además en que las consecuencias de la sentencia sobre la norma de 2009 pueden ser tan relevantes que los grupos parlamentarios del gabinete de Fernando Clavijo han registrado una enmienda, la número 365, con la que “atajar” la situación abierta por el Supremo.