Buscar
13:47h. martes, 20 de abril de 2021

La oposición lagunera considera que falta mucho para lograr un verdadero consenso alrededor del PGO

Los portavoces de Sí se puede y Socialistas por Tenerife-Equo (SxTF-Equo) en el Ayuntamiento de La Laguna, Juan Miguel Mena y Nacho Viciana, señalan que el Gobierno de CC-PSOE se equivoca tratando de cuantificar el consenso alrededor del Plan General de Ordenación (PGO).

La oposición lagunera considera que falta mucho para lograr un verdadero consenso alrededor del PGO

Anuncian que no van a permitir que el PGO se convierta en un documento aprobado a trozos, reclamando un documento pensado para toda La Laguna

No se trata de concesiones puntuales sino de la oposición a cambiar el modo de vida y la morfología de los pueblos

Los portavoces de Sí se puede y Socialistas por Tenerife-Equo (SxTF-Equo) en el Ayuntamiento de La Laguna, Juan Miguel Mena y Nacho Viciana, señalan que el Gobierno de CC-PSOE se equivoca tratando de cuantificar el consenso alrededor del Plan General de Ordenación (PGO).

Los concejales exponen que el alcalde, Fernando Clavijo, y su gente parecen empeñados en hablar de porcentajes que no se ajustan a la verdad con el que quieren tratar de apuntarse un “éxito”. “Prefieren eso a entender que hay miles de vecinos organizados y preocupados no sólo por el futuro de sus viviendas, sino porque este PGO cambia de hecho su histórica relación con el territorio, se lleva por delante su modo de vida y la morfología de sus pueblos”, explican.

En este sentido consideran que, teniendo en cuenta lo expresado en las intervenciones vecinales del último Pleno, conseguir el apoyo de las plataformas vecinales no va a depender tanto de cambios puntuales que se puedan entender como conclsiones, sino de que no se mantengan propuestas de ordenación que carezcan de una explicación razonable o simplemente escondan operaciones urbanísticas para beneficio de unos pocos.

Mena y Viciana entienden que el alcalde hace mal insistiendo en adjudicarse la paternidad de este proceso de consenso, porque todos sabemos que es fruto de las movilizaciones y de un Pleno extraordinario promovido por la oposición, después de que él mismo negara el debate sobre el PGO en un Pleno ordinario.

Los grupos de Sí se puede y SxTF-Equo consideran además que es un mal método tratar de salvar el escollo partiendo el municipio en trocitos y sin una visión global de la clasificación del suelo o del sistema viario, un asunto en el que estaremos particularmente vigilantes porque planifica más una vía que la teoría de todo el documento. “No vamos a permitir que el PGO se convierta en un documento aprobado a trozos, como en otros municipios, queremos en un documento para toda La Laguna, por lo que de darse el caso 

insistiremos en esta idea, fomentando una nueva exposición pública del conjunto del PGO”, explican. En este sentido, y por ejemplo, no comparten la visión de que el Bulevar de Valle de Guerra sea necesario para canalizar el tráfico que generen las bolsas interiores de suelo urbanizable de la zona como defiende el concejal de Urbanismo, Juan Manuel Bethencourt, puesto que si la mayoría de los habitantes de Valle de Guerra no quiere grandes y nuevos desarrollos residenciales, sino colmatar el suelo disponible para que el pueblo siga siendo pueblo, la nueva megavía se cae por sí sola.

Los portavoces de la oposición de izquierda creen que los miembros del Gobierno de CC-PSOE tienen que entender que los vecinos no son tontos, y que si les dicen que el fuera de ordenación les permite disfrutar de sus viviendas hasta el final de su vida útil, ellos saben que mejor podrían disfrutarlas si no estuvieran fuera de ordenación; o que los retranqueos por la ejecución de vías no les afectan porque son cambios previstos a largo plazo, ellos saben que menos les afectarían si no estuvieran dibujados sobre sus viviendas.

Mena y Viciana terminan diciendo que la complejidad técnica del documento fue una coartada para tratar de aprobar el PGO a toda prisa, más que un caldo de cultivo para las malas interpretaciones, y ahora que los vecinos han hecho el trabajo de estudiárselo y realizar propuestas alternativas, no se los puede despachar de cualquier manera.