Buscar
19:30h. miércoles, 27 de octubre de 2021

Las palabras no son inocentes Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario UPC

 

upc

Las palabras no son inocentes Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario UPC

El 12 de Octubre, como cada año y hace ya demasiados, el régimen monárquico y colonial español celebra la macabra fiesta nacional, otrora de la raza, en conmemoración de la destrucción de Canarias y de las Américas, una fiesta de apología del terrorismo que, vergonzosamente, siguen conmemorando. Este año 2021 coincidió tan nefasto aniversario con la erupción del Volcán de Echedey n Benawaré, lo que no constituyó óbice no cortapisa para que los más acérrimos colonialistas y los esbirros a su servicio lo celebraran en la metrópoli con el presidente de la “Autonosuya” de Canarias al frente para vergüenza y oprobio de todos nosotros.

Zapatero a tu zapato, dicho sin segundas. En coincidencia con tan execrable festejo el mal denominado Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN, por sus siglas en español), perteneciente al Cabildo de Tenerife, propuso rebautizar al Volcán de Echedey con el nombre de Tajogaite, haciendo suya una propuesta que ya había hecho prensa Ibérica en sus periódicos editados en Canarias la Provincia y el Día (“Incluso se ha resucitado un antiguo rey palmero para que este se denomine Volcán de Jedey”, tergiversando, una vez más, nuestra historia pre-colonial, en la que no existían ni reyes, ni príncipes, ni princesas, sino Jefes de Cantón, Menceyes, Guanartemes, etc., todos ellos elegidos democráticamente por el pueblo en nuestros Tagorores o Asambleas, lo que constituía una amenaza para instituciones antidemocráticas como las monarquías europeas e incluso el mismísimo vaticano que mediante la bula Tue devotionis sinceritas autorizó la conquista, destrucción y colonización de nuestra Nación, de nuestra patria, Canarias), conocedores de la potencia que tenía el verdadero nombre del volcán, Echedey, así como del entusiasmo con el que lo hemos asumido los awaras, con el agravante de que los representantes de INVOLCAN han intentado justificarlo, fraudulentamente, con la coincidencia del 12 de Octubre, fecha en la que datan el reventón del Volcán del Hulan, que también rebautizaron como Tagoro, en un fallido intento más de ignorar nuestro riquísimo patrimonio científico-tecnológico y cultural, siendo público y notorio que esta volcán reventó el 10 de Octubre del 2011, tergiversación gravísima al provenir de una institución que se autodenomina científica, a la que sugerimos que se ciña escrupulosamente a su trabajo, para lo que cobran suculentos salarios del erario público, tal vez así hubiéramos evitado que los vecinos abandonaran sus casas y haciendas con lo puesto, si hubiesen realizado una determinación precisa tanto del sitio donde reventó el volcán como del momento.

¿Tajogaite o tagojaite? La débil argumentación para rebautizar a Echedey como Tajogaite se basa exclusivamente en que nuestro pueblo siga ignorando su historia y que continúe perdiendo, interesadamente, su identidad, en otra fraudulenta similitud de traducir Tajogaite por Montaña Rajada, topónimo castellano de una montaña próxima al lugar en el que reventó Echedy. El término Tajogaite viene recogido por la investigadora Díaz-Alayón en su tradición oral y puede explicarse por una metátesis lingüística a partir de Tagojaite. El rigurosos científico y médico de profesión Bethencourt Alfonso sostiene al respecto que en Tenerife ‘gaite’ significa ‘torta’, pues la expresión ‘gaite de haran’ significa ‘tortas de harina hechas de helecho’ (‘pan de helecho’ en el castellano de Canarias), mientras que ‘gaites de tofe’ significa ‘tortas de gofio escaldado y después torrefacto’. Nada que ver por lo tanto con Montaña Rajada como sostiene la pretendida argumentación. Según el diccionario de guanchismos esta interpretación podría explicar, no sólo este topónimo, sino también el término ‘Tahoja’, así como otros relacionados, confirmando la hipótesis etimológica propuesta por Reyes García en el último topónimo considerado, repitiéndose para ‘Tagojaite’.

Palabra a palabra recuperaremos nuestro idioma. Nuestro pueblo debe ser consciente de que al menos habla dos idiomas: el castellano hablado en Canarias y el que hablaron y escribieron nuestros antepasados, los awaras, bimbaches, gomeros, wanches, canarios y mahos, idioma muy preciso y conceptual, a diferencia del impuesto por el colonialismo. Valga como ejemplos ‘Green Land’ (‘Tierra Verde’) que denominan ‘Groenlandia’, sin significado alguno o ‘Península de Yucatán’, frase del idioma maya que significa’ no te entiendo’, respuesta que los mayas dieron a los invasores al preguntarle por el nombre del lugar en un más que desdichado encuentro o los nombres que en castellano se dan a nuestros volcanes, recurriendo al santoral como por ejemplo el Volcán de Nambroque, que denominan de San Juan, el de Ehenguareme (en el Cantón de Ahenguareme-‘Tagelda n Ahenguareme’, ex Fuencaliente), al que denominan de San Antonio, San Evaristo como intentaron denominar al Teneguía o San Genaro, otro fallido intento de rebautizar a Echedey, que además intentaron llamar con el pseudo-topónimo ‘Cabeza de Vaca’, correspondiente al colonialista con ese apellido que también, por desgracia, visitó Benawaré e incluso ‘Jedey’, en otra metátesis lingüística intentando ocultar una vez más el nombre del Jefe del Cantón de Tihuya Echedey, que infligió a los pertrechadísimos psicópatas, genocidas y mercenarios al servicio de los también mal denominados reyes católicas la mayor derrota hasta ese momento y cuya fecha el colonialismo ha ocultado de tal manera que ni siquiera nuestros investigadores e investigadoras han encontrado rastreando la bibliografía, archivo de indias, etc., e incluso habiendo instaurado un premio de mil duros (1000€) para el investigador o investigadora que descubra tan importante fecha para nuestra historia, orgullo y autoestima.

Ministerio de Ciencias Sociales de la República Democrática Federal Canaria

 

 
 
 
upc

 

mancheta 37