Buscar
16:42h. Lunes, 25 de Junio de 2018

Parte de la plantilla de las bibliotecas municipales de Las Palmas de Gran Canaria acumula retrasos en el ingreso de sus nóminas

abigranca

Una docena de auxiliares de biblioteca que trabajan para la empresa Serral, subcontrata del Ayuntamiento capitalino, no han cobrado los salarios correspondientes a los meses de octubre y noviembre.

 

Parte de la plantilla de las bibliotecas municipales de Las Palmas de Gran Canaria acumula retrasos en el ingreso de sus nóminas

Una docena de auxiliares de biblioteca que trabajan para la empresa Serral, subcontrata del Ayuntamiento capitalino, no han cobrado los salarios correspondientes a los meses de octubre y noviembre.

Las Palmas de Gran Canaria a 13 de diciembre de 2017. Una docena de trabajadores, entre indefinidos y eventuales, que desarrollan su labor en la Red de Bibliotecas Municipales de Las Palmas de Gran Canaria no han recibido los salarios correspondientes a los meses de octubre y noviembre. Esta situación se ha agravado a raíz de la demanda por cesión ilegal que interpuso en marzo del presente año un grupo de ellos contra la mercantil Serral Organización y Gestión de Archivos y Bibliotecas S.L. y contra la empresa municipal Sociedad de Promoción de la Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, responsable esta última de las bibliotecas municipales.

A los mencionados retrasos hay que sumar otras medidas llevadas a cabo por la empresa Serral como amonestaciones, suspensiones de empleo y sueldo y despidos disciplinarios, todas ellas han sido recurridas judicialmente por los afectados.

Conviene aclarar que el concurso para la prestación del servicio de bibliotecas municipales entre empresa privada y empresa municipal expiró en enero de 2016, es decir, hace casi dos años. Desconocemos el motivo por el que no se ha convocado un nuevo concurso y cuáles son las condiciones que rigen el acuerdo actual entre Serral y la Sociedad de Promoción.

En esta situación tienen responsabilidad ambas partes, evidentemente la empresa Serral por no abonar las nóminas con la regularidad que establece la ley, pero también la Sociedad de Promoción, ya que se inhibe del control a la subcontrata con la que viene trabajando desde hace más de una década. Solicitamos al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria que actúe y ejecute las medidas necesarias para que los derechos de los trabajadores sean respetados.

abigranca