Buscar
08:01h. martes, 28 de septiembre de 2021

El Partido Feminista muestra su inquietud sobre la inminente sentencia del tribunal Constitucional sobre el aborto

 

Sin título

El Partido Feminista muestra su inquietud sobre la inminente sentencia del tribunal Constitucional sobre el aborto

La Comisión Política del Partido Feminista de España ante el anuncio de que el Tribunal Constitucional se dispone a dictar sentencia en el recurso de inconstitucionalidad instado por la formación política Partido Popular, y la querella criminal presentada por la asociación Abogados Cristianos contra el ponente del proceso Andrés Ollero, por el “retraso malicioso” en resolver el expediente, muestra su inquietud sobre el fallo que pueda dictar el mencionado Tribunal.

El recurso lleva 11 años sin resolverse por el TC, en el más dilatado proceso que se ha visto en esa institución. Los jueces nunca han dado explicaciones de las causas de semejante dilación, y cuando creíamos que podría alegarse la caducidad de la acción la exigencia de los recurrentes de que se dicte sentencia, totalmente justificada además, vuelve a la actualidad el eterno tema del derecho de la mujer a la interrupción voluntaria del embarazo.

En este momento el sector conservador del TC es mayoritario en la institución, formado por jurisconsultos que consideran que la mujer es una hembra reproductora cuya obligación es parir cuando se queda embarazada, aunque no lo desee, para mantener el nivel de natalidad requerido. Como si de ganado se tratase.

Este peligro es muy real desde el momento en que en octubre de 2011 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó una sentencia declarando que había que proteger los óvulos fecundados como si fuesen seres humanos, a raíz del recurso presentado por Green Peace contra la pretensión de un neurobiólogo alemán de patentar los experimentos con embriones. Quizá esta sentencia ha pasado desapercibida para el MF de España, pero debe informarse porque podría ser el cimiento sobre el que el TC asentara su nueva doctrina. 

Tememos que se dicte una sentencia que limite la capacidad de la mujer para elegir su maternidad mediante la derogación del plazo que hoy permite realizar el aborto durante las primeras 14 semanas de embarazo sin tener que justificar ninguna causa, y el de las 22 semanas alegando la inviabilidad del feto o los graves daños que pueda sufrir la madre, si no se retrocede a las condiciones de la ley de 1983.

En ese peligro estuvimos cuando en 2013 el ministro de Justicia Alberto Ruíz Gallardón propuso una reforma semejante. En ese momento la respuesta en contra del Movimiento Feminista fue contundente y eficaz y se logró que el ministro abandonara el proyecto y el Ministerio. Hoy, la ausencia de respuesta ante semejante anuncio indica que el MF no se ha alertado. No existen comentarios en las RRSS que demuestren que comprenden la urgencia con que deben responder a esta nueva amenaza, ni las organizaciones sociales pilotadas por el PSOE han respondido como correspondía.

Tememos que la sentencia se dicte en el periodo vacacional de agosto para evitar precisamente la movilización feminista. Pero aunque así no sea, es preciso lanzar una ofensiva contundente por parte de todas las organizaciones de mujeres si no queremos que haya una involución nefasta en los derechos de la mujer, que tan dolorosamente hemos conseguido.

Hacemos un llamamiento a todas las asociaciones y activistas feministas para que se preparen a organizar acciones de repulsa a la posibilidad de modificar la ley de 2010, ante el riesgo que corre uno de los derechos fundamentales de la mujer: el de controlar su natalidad sin interferencias ajenas: ni del Estado ni de la Iglesia ni de la justicia ni de la medicina.

Y al mismo tiempo alertamos a todas las mujeres y hombres que pueden verse afectados por esta nueva norma, porque, aunque les parezca que es un tema exclusivo de las feministas les recordamos que afecta a la intimidad y a la libertad de todas las mujeres y de los hombres que estén relacionados con ellas. Que la prohibición de abortar puede significar que una niña de 13 años violada se vea obligada a gestar y parir cuando no puede desearlo ni tiene madurez suficiente para ello. De la misma forma, mujeres que no se sienten con capacidad para ello o no disponen de recursos económicos se las forzará a llevar a término el embarazo, como si de animales mamíferos se tratara. Y entonces las familias humildes, las mujeres solas, las parejas sin recursos, se verán obligadas a hacerse cargo de hijos que no desean.

Nadie en la sociedad puede alegar ignorancia o indiferencia ante este tema porque nos atañe a todos. Quienes no participen en la lucha por mantener nuestros derechos sufrirán igualmente las consecuencias de la resolución del TC y entonces ya no tendrán posibilidad de volver atrás.

Comisión Política del Partido Feminista de España.
30 de julio de 2021

partido feminista de españa

 

mancheta 36