Buscar
sábado, 02 de julio de 2022 00:04h.

El Partido Feminista rechaza pertenecer a IU y desiste de su recurso a la expulsión

 

F PF

 

En Madrid, a 23 de mayo de 2022, REUNIDA la Comisión Política del Partido Feminista de España, tomó la resolución de publicar el siguiente:

COMUNICADO :

La Comisión Política del PFE, a través de su representación legal decidió en 2021 presentar demanda civil contra la organización política Izquierda Unida por haber sido desligada de la coalición, de la que formaba parte desde octubre de 2015, contra su voluntad. La causa alegada fue que el Partido Feminista se había pronunciado, en un Comunicado de 4 de diciembre de 2019, contra la aprobación de la llamada Ley Trans. Ese comunicado dio lugar a que un grupo inserto en IU de nombre ALEAS, que dice representar al colectivo “trans” en la coalición, pidiera nuestra expulsión.

Tanto el trámite que se siguió para ello estuvo plagado de irregularidades e incumplimiento de los estatutos, como incumplía el contrato de adhesión que se había firmado en octubre de 2015 entre el Coordinador General de IU, en aquella época Cayo Lara, y la Presidenta del Partido Feminista de España, Lidia Falcón.

Dada la situación especial de confinamiento total en que nos encontramos en el año 21, así como el retraso habitual de los juzgados, la demanda ha tardado más de un año en ser tramitada. La contestación de la misma fue entregada al Partido Feminista por la representación legal de IU hace tres meses, y se había señalado la primera vista de la reclamación el 5 de mayo del presente año.

En este periodo de tiempo, desde diciembre de 2019 hasta mayo de 2022, dos años y medio, la estrategia y las declaraciones políticas de los dirigentes de IU han mostrado la deriva reaccionaria y totalmente contraria a los principios que habían regido a la coalición desde su constitución. Apoyando la ley “trans”, cuando todo el Movimiento Feminista la critica, se opone a su aprobación y se manifiesta multitudinariamente contra ella; aceptando la legalización de la prostitución, después de cuatro décadas de persistir en solicitar su abolición, y como última traición, valorando positivamente la pertenencia de España a la OTAN, según declaraciones de Alberto Garzón, actual Coordinador General de IU, y de Enrique de Santiago, Secretario General del Partido Comunista de España, columna vertebral de la coalición IU, demuestra haber pervertido la ideología y los valores que deben ser el objetivo de la lucha de la izquierda.

Por tanto, el Partido Feminista de España no se siente representado por esa formación, repudia profundamente la línea expositiva que hace pública IU así como sus tácticas abyectas de consentir las decisiones del Partido Socialista, de cuyo gobierno forma parte, para aprobar la ley “trans” en el Consejo de Ministros, eliminar la abolición de la prostitución de la ley de “violencias sexuales”, despedir de la Vicepresidencia 1ª a Carmen Calvo, y admitir y colaborar en las decisiones de la OTAN, al punto de que la próxima cumbre se va a celebrar en Madrid los próximos 29 y 30 de junio, sin que ninguno de los dirigentes de IU ni del PCE haya mostrado su oposición. Es realmente infame que la Vicepresidenta 3ª Yolanda Díaz, miembra del PCE, apoye la política belicista y otanista del Presidente Sánchez en la guerra de Ucrania, sin que su partido la desautorice.

Además de esta desviada línea ideológica y a su colaboracionista táctica política, los dirigentes de Izquierda Unida se han complacido en calumniar a la Presidenta del PFE, Lidia Falcón, repitiendo en los medios de comunicación que “vulnera los derechos humanos”, impidiendo en algunas poblaciones que pudiéramos celebrar actos contra la ley “trans”, y desprestigiando al PFE en las redes sociales y medios de comunicación, con lo que han creado un ambiente hostil a nosotras en algunos sectores. No todos porque en IU quedan todavía muy honrados y firmes militantes que se mostrado en contra de semejante conducta.

En consecuencia, la dirección del Partido Feminista ha tomado la determinación de no volver a formar parte de la coalición de Izquierda Unida, cuya participación nos desprestigia, y no podríamos aceptar la línea ideológica y la estrategia que está difundiendo y poniendo en práctica.

Por tanto, la Comisión Política ha decidido desistir de la demanda planteada y no solicitar nuestro regreso a la formación de IU, única manera de mantener nuestros principios y objetivos feministas, que de permanecer en su seno tendríamos que abandonar.

Lo cual comunicamos públicamente para que no se difunda nuestra pertenencia a IU ni nuestro deseo de mantenerla por vía judicial.

Madrid, 23 de mayo de 2022.

LIDIA FALCÓN O’NEILL, PRESIDENTA DEL PARTIDO FEMINISTA DE ESPAÑA

 

partido feminista de españa

 

MANCHETA MAYO 22