Buscar
19:07h. Lunes, 11 de Diciembre de 2017

Pérez Royo "la aplicación del 155 es recurrir a la política de la represión, y por tanto, la constatación de un fracaso y no propia de un estado democrático"

FRASE PÉREZ ROYO

PÉREZ ROYO NOEMÍ LPGC

Pérez Royo analiza la realidad en tiempos de la DUI y el 155 invitado por Podemos Canarias 

  • El catedrático, uno de los mayores expertos en Derecho Constitucional, ha calificado la aplicación del 155 como “la constatación de un fracaso” y la actuación del Estado español como “no propia de un estado democrático”
  • La secretaria general del partido, Noemí Santana, ha subrayado que la única fuerza que está ofreciendo soluciones políticas es Podemos.

El catedrático de Derecho Constitucional, Javier Pérez Royo, ha analizado hoy –invitado por Podemos Canarias y acompañado por la secretaria general del partido, Noemí Santana, y el secretario de Educación, Pedro González- la realidad en tiempos de la DUI y el 155, como resumía el titulo de su ponencia.

Escuchar el análisis de este profesor  “un experto que se estudia en todas las facultades de Ciencias Jurídicas” como ha recordado Santana, “se enmarca en el ánimo de conocer todas las teorías y profundizar en las razones del conflicto para encontrar una solución a este país de países”, ha explicado. Y es que, como ha subrayado la secretaria general “la normalidad no se decreta, se construye” y Rajoy “ha vendido el 155 como un artículo mágico que puede hacer desparecer las ideas e incluso a las personas que tienen esas ideas”. Lejos de ese extremo, para Santana, Podemos es la única fuerza política que está poniendo soluciones sobre la mesa, y a pesar de lo que indiquen las encuestas “a medio plazo saldremos reforzados, porque la única forma de avanzar es la que proponemos nosotros, construyendo un proyecto que seduzca a todos, a los catalanes a las diversas sensibilidades”.

Pedro González ha hecho referencia por su parte al debate que existe dentro del partido precisamente para construir ese proyecto a través de la ruta un país de países, en el que ha subrayado que se debe empezar “por dar a todas las personas una vida digna, el debate territorial es indivisible del social”.

En cuanto al catedrático Pérez Royo, ha comenzado su ponencia repasando la historia de España en relación a sus constituciones que ha calificado de “reaccionariaS”, de “constituciones reaccionarias frente a intentos de cambio”, hasta que llega la de 1978, “la primera Constitución que abre un ciclo inédito de normalidad constitucional durante 30 años. Esta crisis de Cataluña es la primera ruptura”, ha sentenciado.

Según ha explicado, el problema de la integración de Cataluña “ha sido el más recurrente desde que existe España como sujeto político”; y en este sentido, la aplicación del 155 “es recurrir a la política de la represión, y por tanto, la constatación de un fracaso” en este asunto.

Y es que, en 1978 el problema se solucionó con una fórmula que estaba ya en el primer borrador de aquella constitución, publicado en el BOE del 5 de enero. La fórmula de construcción territorial que establece -y que opera con eficacia hasta 2010- consiste en incluir una garantía a favor de la unidad del Estado y otra a favor del derecho a la autonomía: la nacionalidad no puede aprobar su Estatuto de Autonomía a al margen del Estado, debe pasar por las Cortes Generales, pero, la última palabra la tienen los ciudadanos en referéndum.

“Y esa fórmula ha funcionado 30 años; pero cuando el PP lleva el estatuto de autonomía al Tribunal Constitucional y éste prácticamente lo vacía de contenido por sentencia en 2010, se rompe el equilibrio. Cataluña no lo acepta y aparece la reivindicación del derecho a decidir”.

Antes, “la independencia era una ilusión óptica de una minoría”; pero a partir de ahí, se llega al referéndum del 9 de noviembre al que el Estado responde con la aplicación de la ley, “todavía de forma limitada”, y al 1 de octubre, frente al que ya reacciona de forma excesiva. “El Estado no reacciona como un Estado democrático, que lo es, pero no en este asunto. Las medidas privativas de libertad están injustificadas, la intervención del Tribunal Supremo en sustitución del TSJC no se sostiene jurídicamente”, ha asegurado el profesor.

“No han hecho política, es represión. Y hasta después del 21 D no sabemos qué va a pasar, pero parece difícil volver a la normalidad, nos queda por delante una situación muy pantanosa”, ha valorado.

Para el profesor de Derecho Constitucional, el proceso también ha puesto de manifiesto que en situación de crisis la forma de actuar del Estado es represiva, y el Rey el que marca la línea. “Y esas son enseñanzas que hay que sacar: la monarquía ya no es parlamentaria, ya sabemos qué monarquía tenemos, y que cuando llega el momento se dirige a quien se dirige.  ha sentenciado Pérez Royo, quien, no obstante, cree que ésta es consciente de que “haberse quitado la careta también tendrá un coste”. “Haber recurrido a la fuerza es al final un signo de debilidad”, ha asegurado.

podemos canarias