Buscar
lunes, 04 de julio de 2022 00:00h.

Desde la Plataforma agradecemos que Cáritas se posicione sobre los telemaratones solidarios

Después de llevar tiempo denunciando prácticamente en solitario todo lo malo que esconden las manifestaciones de solidaridad buenista de actos como el telemaratón solidario de Mírame TV, hoy nos congratulamos al leer en un periódico local  que Cáritas en Tenerife critica públicamente un aspecto de estos actos,

Desde la Plataforma agradecemos que Cáritas se posicione sobre los telemaratones solidarios

Después de llevar tiempo denunciando prácticamente en solitario todo lo malo que esconden las manifestaciones de solidaridad buenista de actos como el telemaratón solidario de Mírame TV, hoy nos congratulamos al leer en un periódico local  que Cáritas en Tenerife critica públicamente un aspecto de estos actos, en concreto se alude a la falta de salvaguarda de la dignidad de las personas, al no facilitar que las familias puedan comprar los alimentos por ellas mismas, atendiendo así a las necesidades reales de cada una. En palabras de José María Rivero, Vicepresidente de Cáritas en Tenerife:

"Es cierto que hay una primera necesidad como es la de la alimentación, pero ¿de qué sirve recoger miles de alimentos de carácter básico si luego las personas necesitadas no tienen cómo calentarlos porque no tienen cómo pagar el gas y la electricidad? Nosotros trabajamos de forma integral y vemos a la persona y sus necesidades en conjunto, no una parte".

También hablan en Cáritas de facilitar vales de alimentos canjeables en supermercados, algo que nos parece muy razonable y que por cierto ya venimos haciendo en la Plataforma desde hace varios años, con unos bonos de fruta y verdura por valor de 20 euros con descuento que entregamos a las familias que acuden a nuestra colectivo con necesidades alimenticias. Adjuntamos archivo con copia de uno de estos bonos. Significar que este sistema de vales o bonos canjeables en comercios de la zona, además de evitar cualquier tipo de picaresca en el reparto de comida, también favorece y apoya al negocio local en detrimento de las grandes empresas de reparto de comida que, con las donaciones a ONG desgravan el 35% del impuesto de sociedades y al tiempo endosan alimentos con fecha próxima a su fecha de caducidad o consumo preferente que no podrán vender.

En resumen, significamos la importancia que tiene que una institución como Cáritas se posicione tan claramente en este asunto, aunque sólo sea en un aspecto concreto de esta problemática mucho mayor. Entendemos que puede ayudar bastante a que el acceso a la comida en Canarias sea dignificado como merece. 

De la misma manera, esperamos que otros colectivos, asociaciones, sindicatos y partidos políticos se sumen a esta línea de denuncia de este tipo de solidaridad mal entendida, sin miedo a lo que puedan pensar de ellos, pues cómo estamos demostrando, hay otras formas de hacer solidaridad y ayudar a la gente que lo pasa mal, sin espectáculos mediáticos, sin obviar o esconder irregularidades, atendiendo a las necesidades reales de cada familia, dotando de medios suficientes a los encargados de hacer el reparto, con un control exhaustivo, sin dejar que la clase política saque rédito de ello, y sobre todo sin desviar el asunto de donde está el origen del problema, en una muy mala gestión política  y en un desigual reparto de la riqueza de Canarias.


En Santa Cruz de Tenerife, un 19 de diciembre de 2013,