Buscar
10:38h. Lunes, 15 de Octubre de 2018

Podemos alerta de la brecha de género existente en los cargos políticos y gerenciales del Cabildo de Tenerife

 

MARÍA JOSÉ BELDA

Belda resalta que los puestos de responsabilidad basados en méritos y capacidad “son los que más se acercan a la paridad en esta institución”

Podemos alerta de la brecha de género existente en los cargos políticos y gerenciales del Cabildo de Tenerife

  • Belda resalta que los puestos de responsabilidad basados en méritos y capacidad “son los que más se acercan a la paridad en esta institución”

 

La presidencia y las cinco vicepresidencias del Cabildo de Tenerife están ocupadas por hombres. De los diez cargos electos fijos del Consejo de Gobierno Insular, sólo dos son mujeres. Y entre los 17 integrantes del grupo de gobierno que conforman CC y PSOE en esta institución, figuran 11 hombres y 6 mujeres.

La consejera insular de Podemos María José Belda indica que esos son algunos de los datos que reflejan la marcada masculinización de esta institución en la que solo 11 de sus 29 cargos electos (un 38 por ciento), tienen género femenino. “Aunque en los últimos años ha habido avances en paridad, es evidente que en instituciones como esta sigue habiendo una brecha evidente en detrimento de la mujer a pesar de que los distintos partidos suelen alardear de defender la igualdad”, lamenta.

De hecho, destaca, “Podemos conforma el único grupo político del Cabildo en el que hay más mujeres que hombres, ya que tres de sus cinco cargos electos, somos féminas; mientras que en el resto de formaciones (CC, PSOE y PP), las mujeres estamos en minoría”.

Pero si el dato de la discriminación de género entre cargos electos de esta institución llega a resultar llamativo, matiza, “aún es más escandalosa la brecha existente en los puestos gerenciales de las empresas públicas del Cabildo”: de las 32 empresas públicas vinculadas a esta institución, tan solo tres están a cargo de mujeres. Expresado en términos porcentuales, el 90,7 por ciento de las gerencias del Cabildo están ocupadas por hombres y apenas un 9,3 por ciento tienen nombre de mujer.

En el polo opuesto, subraya, están las jefaturas de servicio de esta institución: 22 de las 48 jefaturas (un 46 por ciento) están a cargo de mujeres que dirigen campos tan masculinizados tradicionalmente como los de asesoramiento legal, carreteras, presupuesto y gasto público, mantenimiento, contabilidad, relaciones sindicales, informática y agricultura, ganadería y pesca.

Belda recuerda que estas jefaturas son ocupadas por personal funcionarial y que aunque su designación tiene cierta discrecionalidad del cargo electo responsable de cada área, los nombramientos deben ser motivado en función de criterios objetivos basados en el mérito y la capacidad. Además, añade, estos nombramientos están supeditados por imperativo legal a la superación de un proceso selectivo que tiene la encomienda de garantizar la publicidad de la convocatoria y de sus bases, transparencia, imparcialidad, adecuación entre el contenido de los procesos selectivos y de las tareas a desempeñar, así como agilidad.

“La conclusión que sacamos es que cuando se respetan los principios de transparencia e igualdad en los procesos selectivos que deciden los puestos de responsabilidad, nos acercamos a la paridad”, resalta la representante de Podemos.

En cualquier caso, puntualiza, “la paridad es importante, pero el objetivo final es llegar a la feminización de la política, a trabajar más por la conciliación, invertir más en educar para la corresponsabilidad y destinar más recursos para luchar contra la violencia de género; la gestión de los fondos y recursos públicos ganaría mucho con la feminización”, apostilla.

Concluye que, coincidiendo con el Día de la Mujer y con la Huelga Internacional de Mujeres convocada para este 8 de marzo, “estos datos deben hacer reflexionar a todos los cargos públicos, a los partidos políticos representados en tanto en este Cabildo como en todas las instituciones públicas, así como a la sociedad en su conjunto sobre todo lo que nos queda por hacer para conseguir una igualdad real fuera y dentro de las instituciones”.

podemos canarias