Buscar
20:01h. Jueves, 12 de diciembre de 2019

Podemos Canarias se suma al Pacto por la Democracia para conseguir una nueva Ley Electoral en esta legislatura

La segunda edición de este acuerdo rubricado por primera vez en 2014 señala la baja proporcionalidad y las elevadas restricciones de acceso y desigualdad en el valor del voto como los defectos más graves del sistema actual.

Podemos Canarias se suma al Pacto por la Democracia para conseguir una nueva Ley Electoral en esta legislatura

·         La segunda edición de este acuerdo rubricado por primera vez en 2014 señala la baja proporcionalidad y las elevadas restricciones de acceso y desigualdad en el valor del voto como los defectos más graves del sistema actual.

·         Podemos, como partido firmante, se compromete a acometer la reforma en el Parlamento de Canarias y, “de manera preferente, por una Ley emanada de él”.

Podemos Canarias se ha sumado a la segunda edición del Pacto por la Democracia en Canarias que, a propuesta del foro cívico Demócratas por el Cambio, aúna a diversos partidos y organizaciones civiles en torno a un objetivo común: lograr modificar el injusto sistema electoral canario a lo largo de la presente legislatura.

Según señala el texto, se ha hecho necesaria una actualización de este acuerdo, firmado por primera vez en 2014, debido a las cambiantes circunstancias políticas tanto en el ámbito autonómico como estatal, así como a la reclamación proveniente de la sociedad civil, cada vez más firmemente argumentada. No obstante, mantiene su espíritu inicial de fomento del diálogo y el encuentro para elaborar propuestas que, entre todos, pongan solución a las que objetivamente constituyen las principales fallas del sistema electoral, que adolece de un elevado índice de desproporcionalidad y restricción de acceso al escaño. Además, se caracteriza por tener la más alta desigualdad en el valor del voto entre ciudadanos pertenecientes a una misma comunidad autónoma.

Podemos, de hecho, viene denunciando desde sus inicios en las islas que la actual ley, que nació como algo temporal, se mantiene en el tiempo “por la connivencia de aquellos a los que ayuda a perpetuarse en el poder”.  La organización entiende que, en su momento, cuando fue aprobado el Estatuto de Autonomía, podía resultar admisible que se tratara de compensar a las islas más pequeñas mediante un sistema como este. “Pero debía de ser una solución temporal, y más cuando el tiempo ha demostrado que no ha servido eficazmente para redistribuir la igualdad entre las islas. Hoy, la isla más premiada por el sistema electoral (El Hierro) es a su vez la isla con mayor índice de pobreza de todo el Archipiélago”, en palabras de la portavoz del grupo Podemos en el Parlamento de Canarias, Noemí Santana.

Por tanto, si el objetivo de este sistema era tender a la igualdad entre las islas, es evidente que ha fracasado. Para Podemos, existen herramientas como el Estatuto de Autonomía o los Presupuestos Generales que permiten legislar en un sentido que garantice un reparto equitativo de la riqueza. Y los habitantes de El Hierro o de La Gomera –en opinión de esta organización- quieren ver una igualdad real, “que se manifieste donde debe hacerlo, en el reparto de los presupuestos, en infraestructuras y en políticas sociales y de bienestar. Y no en un reparto del voto injusto que de nada les ha servido para equipararse a las islas capitalinas, sino más bien al contrario”, denuncia Santana.

Bastan algunos datos de la última cita electoral en Canarias para ilustrarlo. No es lógico ni democrático un sistema en el que el tercer partido en número de votos es el que gobierna, en el que un 17% de la población elige al 50% de la cámara, en el que a un partido (Podemos) le cuesta 19.000 votos cada escaño, mientras a otro le cuesta 1.700 (ASG), o en el que un partido se queda fuera del Parlamento con más de 50.000 votos.

Tal y como recoge el Pacto suscrito ahora por Podemos, las sociedades más avanzadas socioeconómicamente son las que gozan de mayor calidad democrática, y recoger la singularidad del hecho territorial de la isla no debió haberse hecho a costa de ignorar el principal cometido de la función de un Parlamento, esto es, la de la representación ciudadana.

Por tanto Podemos se compromete junto a todos los partidos firmantes a acometer la reforma electoral “en el Parlamento de Canarias, y de manera preferente por una Ley emanada de él”; a que esta Ley “mejore la proporcionalidad del sistema electoral, la corrección de los índices de representación de las circunscripciones y la restricción de acceso al escaño”; a aunar, en definitiva, “toda nuestra energía de partidos democráticos con la del impulso cívico para culminar esta reforma en la presente legislatura” de forma que esta sea la última regida por “el más deficitario de los sistemas electorales del Estado”.