Buscar
14:55h. sábado, 27 de noviembre de 2021

Podemos rechaza invitaciones a los palcos de la UD Las Palmas y el CD Tenerife

Sus representantes no aceptan privilegios asociados tradicionalmente a los cargos públicos y que nada tienen que ver con el desarrollo de sus funciones. Proponen que las entradas que se regalan a las administraciones se pongan a la venta y destinen la recaudación a fines sociales.

Podemos rechaza invitaciones a los palcos de la UD Las Palmas y el CD Tenerife

  • Sus representantes no aceptan privilegios asociados tradicionalmente a los cargos públicos y que nada tienen que ver con el desarrollo de sus funciones.
  • Proponen que las entradas que se regalan a las administraciones se pongan a la venta y destinen la recaudación a fines sociales.

La representación de Podemos en las administraciones públicas canarias rechaza las invitaciones a los palcos proporcionadas por la UD Las Palmas y el CD Tenerife, al considerar que “se trata de un privilegio tradicionalmente vinculado a cargos públicos sin que nada tenga que ver con el ejercicio de sus funciones”, señala Noemí Santana, portavoz de la formación en el Parlamento de Canarias.

Las entradas a los partidos que se disputan en estas fechas pueden alcanzar precios de hasta 45 euros en las llamadas “zonas VIP”. Si pusieran a la venta todas las invitaciones que se regalan a representantes públicos, argumenta Santana, “podrían colaborar en la financiación de proyectos sociales que se desarrollan en las Islas.” No en vano, añade, “los clubes deportivos, a pesar de ser entidades privadas, reciben apoyos del conjunto de la sociedad canaria a través de las administraciones isleñas.

Podemos ha rechazado también los privilegios establecidos para cargos públicos en las celebraciones populares. Considera un derroche la reserva de “filas de autoridades” que, en la mayoría de los casos, quedan vacías. La representación pública de Podemos puede participar y así lo hace en las fiestas y actos culturales o deportivos, como cualquier integrante de la comunidad, abonando sus entradas para el acceso a aquellos actos que así lo requieren a toda la ciudadanía.