Buscar
13:52h. jueves, 06 de agosto de 2020

Sí se puede se congratula del inminente derribo de la embotelladora de Taguluche

Esa instalación es un sinsentido que ha supuesto un enorme quebranto de dinero público y supone un ejemplo de un modelo desarrollo basado en construcción de obras sin finalidad alguna

Sí se puede se congratula del inminente derribo  de la embotelladora de Taguluche

Esa instalación es un sinsentido que ha supuesto un enorme quebranto de dinero público y supone un ejemplo de un modelo desarrollo basado en construcción de obras sin finalidad alguna

Desde la organización ecosocialista gomera se recuerda que, “ésta ha sido una lucha  vecinal exitosa que comenzó en febrero de 1998 cuando el Ayuntamiento de Valle Gran Rey y la Dirección General de Aguas del Gobierno de Canarias promovieron un proyecto que pretendía tomar el agua de los Manantiales de Mona, El Choquete y Las Tederas para llevarla a una nave industrial por medio de tuberías que discurrirían por todo el Espacio Natural Protegido del Lomo del Carretón y a pesar de la masiva oposición de los habitantes y propietarios de terrenos de Taguluche, los promotores decidieron, para vencer esta resistencia, concederle al proyecto la declaración de Interés Social y sumaron a ello la financiación que aportó el Cabildo Insular de La Gomera”.

Para Luis Hernández Bethencourt, ingeniero agrónomo y miembro de la Coordinadora Insular de Sí se puede, “la lucha de los vecinos y vecinas de Taguluche ha supuesto  un antes y un después al demostrar que la ciudadanía gomera sí puede hacer frente a obras sin sentido alguno que van contra el desarrollo sostenible de la Isla y que significan un gasto alarmante del dinero público”

En este sentido Hernández Bethencourt añadió: “La demolición de esta obra absurda nos debe servir para reflexionar, aprender y comprender que debemos optar por un modelo socioeconómico basado en una gestión eficaz del territorio, diseñando estrategias para vigorizar el sector primario y apostando por un replanteamiento del turismo, actividad económica de suma importancia en la Isla”, sentenciando que “Taguluche debe ser la demostración fehaciente y un símbolo de que en esta Isla no hay vuelta atrás en el proceso de poner fin al gasto del dinero de todos sin una finalidad que ayude al auténtico desarrollo socioeconómico insular”.

Sí se puede felicita al grupo de gobierno de Valle Gran Rey por asumir esta demolición, que va a suponer un enorme quebranto para la economía municipal y que supone “cargarse un muerto del que ellos no son responsables”.

“Con el objetivo de causar el menor daño posible a la ciudadanía no aumentando mas el endeudamiento municipal y para dar cumplimiento al mandato judicial”,  Sí se puede conmina al ayuntamiento de Valle Gran Rey a “que exija al Cabildo Insular y al Gobierno de Canarias, por medio de la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural, que se corresponsabilicen en el coste económico que supondrá esa demolición”.

“Del mismo modo requerimos al Alcalde para que proceda de oficio a la apertura de los oportunos expedientes para la aclaración de responsabilidad patrimonial o de cualquier otro tipo, tanto del personal técnico que informó favorablemente de la construcción de la embotelladora, como de los miembros del pleno que en su día votaron a favor, cosa que recientemente ha ocurrido con otra obra de parecidas  connotaciones, 'el Mamotreto de Las Teresitas', donde una sentencia obliga a los responsables políticos de su  construcción a correr con los gastos de la demolición”, manifestó Hernández Bethenocurt, añadiendo que,  “ también pedimos  al alcalde de Valle Gran Rey que proceda de oficio a la apertura de un expediente para la aclaración de la existencia o no de responsabilidad concurrente entre el Ayuntamiento, Gobierno de Canarias y El Cabildo Insular como administraciones sin las cuales hubiese sido imposible causar el daño que ahora una sentencia judicial quiere reparar”.

Si se puede-La Gomera exige las pertinentes responsabilidades políticas del PSC-PSOE y de Coalición Canaria, “organizaciones promotoras de este desaguisado” y reclama que, “por lo menos se manifiesten públicamente pidiendo perdón a todo la ciudadanía gomera, especialmente a la de Valle Gran Rey, por haber promovido una obra ilegal en contra de los intereses de los vecinos y vecinas de Taguluche y que ahora va a suponer un gran quebranto económico que afectará a todos los habitantes del municipio”.