Buscar
06:41h. Miércoles, 29 de enero de 2020

Resolución de la Asamblea Insular de Sí se puede respecto a las tareas políticas actuales y el horizonte electoral de mayo de 2015

Vivimos en nuestra tierra tiempos difíciles, esperanzados y a la vez cargados de incertidumbres y riesgos. Tiempos difíciles debido a las diversas y profundas crisis (económica, social, ecológica, política) que padecemos.

Resolución de la Asamblea Insular de Sí se puede (18.10.2014) respecto a las tareas políticas actuales y el horizonte electoral de mayo de 2015

Vivimos en nuestra tierra tiempos difíciles, esperanzados y a la vez cargados de incertidumbres y riesgos. Tiempos difíciles debido a las diversas y profundas crisis (económica, social, ecológica, política) que padecemos. Tiempos esperanzados porque ya se constata la emergencia de una mayoría social indignada que reclama a voces un cambio político profundo, que cree necesario dar el salto a las instituciones y que aspira a través de ese salto a convertirse en mayoría política, desalojando a la casta política instalada en las instituciones de nuestro archipiélago. Tiempos de incertidumbres y riesgos porque no tenemos una varita mágica para afrontar la actual situación, porque carecemos de certezas absolutas acerca de la mejor manera de articular esa mayoría social, y porque son muchos los elementos y opciones que aún no se han perfilado de manera definitiva. Pese a todo, creemos que es tarea fundamental de Sí se puede (y de todas las demás fuerzas políticas y sociales alternativas de las sociedad canaria) hacer todo lo posible para que esa mayoría social que ya existe se transforme en mayoría política en las instituciones.

Somos conscientes de que este objetivo requiere levantar desde abajo procesos de unidad popular, con carácter radicalmente democrático y asambleario. Y también sabemos que, para cumplir ese objetivo, Podemos constituye un nuevo e importante sujeto político y social. Pocas dudas cabe abrigar hoy al respecto: Podemos ha provocado un cambio en el ámbito electoral y ha forzado un giro en el discurso político hegemónico, orientándolo en un sentido alternativo. Esta opción representa también una palanca para hacer posibles las opciones de cambio político, tanto a escala del conjunto del Estado español (rompiendo el bipartidismo) como en Canarias (desestabilizando al régimen de los ‘trillizos’). Por esta razón, desde Sí se puedeconsideramos un requisito fundamental el que Podemos esté presente y forme parte activa de los procesos de construcción de la unidad popular en Canarias.

Pero también tenemos la certeza de que, ante las elecciones de mayo de 2015, es tarea de Sí se puede (y del resto de opciones alternativas) promover confluencias electorales coherentes ylo más amplias posibles, de modo que formen parte de ellas todas las personas, colectivos sociales y fuerzas políticas realmente alternativas que así lo deseen.

Así pues, y reiterando como conclusiones las consideraciones anteriores, Sí se puede propone:

a) Que en los procesos de construcción de unidad popular en Canarias resulta fundamental que esté presente Podemos.

b) Que para los procesos de construcción de unidad popular en nuestro archipiélago es preciso promover, a todos los niveles, la más amplia confluencia social y política posible.

c) Que la construcción de la unidad popular en su traducción electoral, imprescindible para ganar las instituciones y ponerlas al servicio de la mayoría social, debe desarrollarse consolidando y reforzando denominaciones y marcas políticas que ofrezcan un conjunto claro y coherente en todos los niveles de representación política (municipal, insular y canario), evitando al máximo la dispersión ineficaz de las identidades políticas en cada ámbito electoral.

http://www.alternativasisepuede.org/