Buscar
20:27h. miércoles, 25 de mayo de 2022

Román Rodríguez: "la única salida a esta situación es rebelarse de verdad"

Román Rodríguez asegura que “el cierre de hospitales y colegios debido a los recortes salvajes es algo que ya está ocurriendo”
El líder de Nueva Canarias considera que la única salida a esta situación es “rebelarse de verdad, ante Bruselas, ante el Banco Central Europeo”, porque estas medidas solo sirven para agravar la crisis

Román Rodríguez asegura que “el cierre de hospitales y colegios debido a los recortes salvajes es algo que ya está ocurriendo”

El líder de Nueva Canarias considera que la única salida a esta situación es “rebelarse de verdad, ante Bruselas, ante el Banco Central Europeo”, porque estas medidas solo sirven para agravar la crisis

“La consecuencia inevitable” de los recortes salvajes que aplica y continuará aplicando el Gobierno de Mariano Rajoy, “será que habrá que tocar la sanidad, la educación y los servicios sociales”, ésta es la opinión de Román Rodríguez, presidente de Nueva Canarias (NC), respecto al anuncio del Ejecutivo central de que en lo que queda de año y hasta 2014 se retirarán 102.000 millones de euros, que se suman a los 47.000 millones que ya se han recortado hasta junio de 2012.

Los 150.000 millones de euros que acumulan ambas cifras suponen el 30% del gasto público, señala el presidente nacionalista. En este sentido no le sorprende, ni considera una novedad lo que ha dicho el presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, respecto a que habrá que cerrar colegios y hospitales, si hay nuevos recortes.

Rodríguez recuerda que el grupo parlamentario de Nueva Canarias ha reiterado en numerosas ocasiones que los recortes brutales a los que se está sometiendo al sector público iba a significar cierre de hospitales y escuelas. “Ya está pasando”, se cierran servicios de urgencia, plantas de hospitales, engrosan las listas de espera, se aumentan las ratios de alumnos, no se cubren bajas ni jubilaciones.

Rebelarse de verdad

En opinión de Román Rodríguez la única salida a esta situación es cuestionar los recortes, “rebelarse de verdad”. Para ello, los gobiernos afectados por las políticas restrictivas de gasto público “se rebelen frente a Bruselas, frente al Banco Central Europeo y pongan en evidencia que esta manera de proceder es una auténtica barbaridad que además no sirve para salir de la crisis, sino para profundizarla”.