Buscar
05:06h. jueves, 20 de enero de 2022

Sí se puede considera que la sanidad pública del Sur de Tenerife agoniza

Carlos Delgado García, miembro del Comité Local de Sí se puede en Arona, considera que más de un año después de la última manifestación en defensa del hospital del Sur y más de 15 años desde que se proyectara la construcción del mismo, la sanidad en el Sur de Tenerife sigue “agonizando”.

Sí se puede considera que la sanidad pública del Sur de Tenerife agoniza

Reclaman a los representantes electos de las diferentes administraciones que no cedan a las presiones de ningún lobby empresarial

Carlos Delgado García, miembro del Comité Local de Sí se puede en Arona, considera que más de un año después de la última manifestación en defensa del hospital del Sur y más de 15 años desde que se proyectara la construcción del mismo, la sanidad en el Sur de Tenerife sigue “agonizando”.

“Llevamos más de 15 años de promesas sin cumplir, mentiras, atropellos, reivindicaciones, en fin más de 15 años de burla a la ciudadanía del Suroeste de Tenerife, que soporta una situación socio-sanitaria más propia de otras latitudes”, asegura.

Delgado valora negativamente los servicios sanitarios prestados por la empresa Hospiten, “que como lobby influyente que es, se ha preocupado muy bien de que su concertación se renueve año tras año, sin importar las quejas y controversias que la rodean y la mala valoración que hacen los resignados pacientes que sufren sus servicios, prefiriendo muchos trasladarse hasta Santa Cruz”. La organización ecosocialista cree que con el coste de esta concertación se hubiera podido poner en funcionamiento un nuevo hospital.

En Sí se puede creen que la infraestructura sanitaria pública en funcionamiento, corresponde más a “un hospital de campaña o de un campo de refugiados que ha un centro sanitario al uso, un servicio de urgencias con una dotación precaria, barracones oxidados, esperas a la intemperie, aparcamientos inapropiados, esperas de más de una hora para tan solo solicitar citas para medicina especializada”.

El volumen de población afectada es el de toda la comarca, más de 200.000 habitantes de derecho sin contar con los visitantes, distribuidos en siete municipios. El portavoz de Sí se puede considera que “en esta situación la zona podría ser considerada como una zona ultra-periférica dentro de la región ultra-periférica pero sin asignación de cohesión ni desarrollo”.

La formación ecosocialista opina que para que esto esté sucediendo ha sido fundamental “la inoperancia, interesada o no, del Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife, responsables de la infraestructura sanitaria, y de las administraciones municipales a la hora de exigir una sanidad pública de calidad para sus administrados”.

Desde Si se puede en Arona se exige al Gobierno de Canarias y al Cabildo de Tenerife la inmediata puesta en marcha de una infraestructura hospitalaria pública que cubra las necesidades sanitarias reales de la amplia población de la comarca Suroeste de Tenerife, declarándola como obra de máxima prioridad.

También reclaman la implicación real de los ayuntamientos de la zona Suroeste en la exigencia de los derechos de su pueblo a una sanidad digna, “dejando así de ser cómplices de esta ignominia”.

Finalmente Delgado también reclama a los representantes electos de las diferentes administraciones que no cedan a las presiones o influencia de ningún lobby empresarial, “máxime cuando se quiere hacer negocio con un derecho fundamental como es el acceso a la sanidad pública”.

http://www.alternativasisepuede.org/