Buscar
08:38h. domingo, 23 de enero de 2022

Solidaridad con las compañeras de COAGRISAN - AZARUG

Desde el pasado miércoles 13 de noviembre, varias compañeras de la Cooperativa Coagrisan de la Aldea de San Nicolás, están realizando una acampada en la sede del Gobierno de Canarias en la isla de Gran Canaria, junto a esta medida también están llevando a cabo una  huelga de hambre, que aseguran que no abandonarán hasta que lo prometido sea cumplido. 

Solidaridad con las compañeras de COAGRISAN - AZARUG
 
Desde el pasado miércoles 13 de noviembre, varias compañeras de la Cooperativa Coagrisan de la Aldea de San Nicolás, están realizando una acampada en la sede del Gobierno de Canarias en la isla de Gran Canaria, junto a esta medida también están llevando a cabo una  huelga de hambre, que aseguran que no abandonarán hasta que lo prometido sea cumplido. 
 
Todo esto comenzó a raíz de una deuda de 7.4 millones de euros que el gobierno regional debe a esta cooperativa, atrasándose en los pagos desde 2010, dejando a las trabajadoras al borde de la indigencia, ya que como estas mismas afirma tiene hipotecado todo para poder sacar adelante las explotaciones tomateras que tienen. Junto a esta reivindicación, también piden que se le aplique al tomate un “coste diferencial” para poder cubrir al menos los costos de producción de este vegetal. 
 
Desde Azarug, como organización juvenil independentista, que luchamos por  soberanía de nuestro país, con especial atención al sector alimentario, creemos que la solución no radica solo en aumentar las subvenciones a un sector tan castigado como el tomatero o el plátano, los cuales en los últimos tiempos están siendo totalmente masacrados, sino que la solución pasa por empoderar a la población canaria  en la toma de conciencia de que no debemos luchar por unas migajas que puedan paliar un problema concreto, sino que debemos trabajar para poder lograr ese objetivo de producir  en su totalidad lo que se consume en nuestra tierra y no depender de nada ni nadie, a la espera de que solucione nuestros problemas. 
 
Por último, desde Azarug queremos solidarizarnos totalmente con las compañeras que están en la brega luchando no solo ya por el sector tomatero y su trabajo, sino que por el propio pan de sus hijos. Por ello, animar a todos y todas, a que luchemos contra la precaria situación que nos tiene el Estado español, sumidos en la más vil pobreza y comencemos verdaderamente a dar una lucha sin tregua contra los que nos tienen en esta situación. 
 
¡¡VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA!!
 ¡¡ESPAÑA NOS ARRUINA!!