Buscar
12:09h. miércoles, 02 de diciembre de 2020

Unidas Podemos propone al Pleno municipal de Santa Cruz deTenerife crear una comisión de investigación sobre la gestión del agua por Sacyr-EMMASA

 

FRASE TRUJILLO

Unidas Podemos propone al Pleno municipal crear una comisión de investigación sobre la gestión del agua por Sacyr-EMMASA

 
Ramón Trujillo exige esclarecer el "llamativo y preocupante" pago irregular de 2,3 millones al año desde 2007, pero conocido recientemente, como devolución a la multinacional de 59 millones abonados por la concesión del servicio
 
El concejal ve "desconcertante" que hasta 2018 nadie detectara que un pago de tal cuantía era injustificado, de modo que alteraba la validez de las cuentas de EMMASA y le daba a Sacyr unos beneficios "desproporcionados"
 
 
Santa Cruz de Tenerife, 21 de julio de 2020. Ramón Trujillo, portavoz municipal de Unidas Podemos (Izquierda Unida-Podemos-Equo), defenderá una moción en el Pleno de este Viernes,24 de julio,  en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife para crear una comisión de investigación sobre la gestión del servicio público del agua llevada a cabo por Sacyr-EMMASA.

La propuesta surge a raíz de conocerse en las últimas semanas una nueva irregularidad a las ya consabidas: desde 2007 cada año se devuelven 2,3 millones de euros euros a SACYR, la empresa adjudicataria del agua, con el propósito de reintegrarle en 25 años los 59 millones de euros abonados como canon adelantado y como precio de la concesión de la gestión de este servicio esencial.
A Trujillo le resulta "realmente llamativo y preocupante que una empresa que ha sido intervenida por el Ayuntamiento y objeto de varias auditorías obtuviera unos ingresos tan cuantiosos sin justificación legal" pues " hasta 2018 parece que nadie detectó que un pago de tal cuantía era injustificado, y, por  tanto, alteraba la validez de las cuentas de EMMASA".Una retribución  para el edil "absolutamente desproporcionada, fuera de toda comparación con el mercado".
El pasado 18 de mayo, según recuerda el concejal en su moción, el director general de Bienestar Comunitario y Servicios Públicos advirtió de la gravedad de este asunto, al a vista de que ningún documento de los que rigen el contrato suscrito con la multinacional permite entender que el pago del precio del contrato era susceptible de devolución automática por EMMASA a SACYR.
Para el portavoz de Unidas Podemos, a la gravedad de este hecho se une el "desconcertante descontrol que ha permitido ignorarlo al Pleno del Ayuntamiento".
Y a su juicio “también debiera ser objeto de preocupación que determinadas subidas del precio del agua -y compensaciones municipales por no haberlo subido en algún año de crisis- podrían haber carecido de base legal".

El controvertido historial de la privatización de Emmasa incluye también un dictamen pericial, al que alude la moción, encargado con motivo del procedimiento promovido ante el Juzgado Nº 2 de Santa Cruz de Tenerife, en el que se concluye que de 270 subcontrataciones efectuadas por Sacyr Vallehermoso entre 2006 y 2012, un total de 121 incumplió las prohibiciones del Pliego de Cláusulas Administrativas Particulares y Prescripciones Técnicas", con un perjuicio de algo más de 5 millones de euros.

Ese mismo dictamen concluyó que, en siete años, Sacyr sólo invirtió 19,5 millones de los 29,8 exigibles (el 65,5%) y que no se pudo estimar el perjuicio causado por no haber invertido otros 10,2 millones, que habrían servido para reducir costes.

Trujillo menciona además que a Sacyr se le han impuesto sanciones en dos ocasiones, en un caso por 450.000 euros y en otro 150.000 euros.
Por todo ello, el portavoz de Unidas Podemos tiene "claro que esta pésima gestión del agua en nuestro municipio ha conllevado gastos no cuantificados al Ayuntamiento para tratar de controlar los daños económicos producidos por una gestión tan lamentable; y todo apunta a que esta problemática seguirá hasta 2031, año de finalización de la concesión, si antes no se encuentra causa legal para resolver el contrato".

 

ramón trujillo unidas podemos

mancheta neoliberalismo