Buscar
04:20h. jueves, 06 de mayo de 2021

postrero bastión del estado español en conservar el último megalito monumental al genocida dictador

Vallas y francoenquistamiento en Santa Cruz de Tenerife - JUNTA REPUBLICANA DE cANARIAS

 

FRASE JUNTA REPBLICANA FRANCO

Vallas y francoenquistamiento en Santa Cruz de Tenerife - JUNTA REPUBLICANA DE CANARIAS

 

A nuestra ciudad, los herederos del franquismo y adláteres chicharreros, la quieren convertir en el postrero bastión del estado español en conservar el último megalito monumental al genocida dictador Francisco Franco.  

Esta esperpéntica estatua que sigue todavía en pie, se erigió esquilmando a todas las instituciones y a toda la población incluidos los niñxs de las escuelas, obligadxs a aportar su óbolo a la suscripción obligatoria, lo mismo que todxs lxs trabajadorxs y funcionarixs que “donaban” uno o dos días de su salario. El coste de semejante cachivache inútil fue descomunal, un despilfarro intolerable para aquella sociedad tinerfeña sumida todavía en la pobreza. 

Hoy, ese adefesio es el hazmerreír de turistas y paisanos que entre incrédulos e indignados, entre pasmados y agraviados, se sacan fotos con tal aberración estética e histórica. 

Si, sin lugar a dudas la desaprobación de la moción presentada el 26 de marzo en el Ayuntamiento de Santa Cruz y defendida en participación ciudadana por el profesor José Luis Escohotado en representación de nuestra Junta Republicana, nos ha convertido en los epígonos de la arraigada tradición democrática y republicana de nuestra ciudad. Somos los herederos y seguidores de insignes políticos tinerfeños como Nicolás Estévanez; alcaldes como Pulido, Villalba Hervás, Orozco, y nuestrxs mártires republicanos, como el alcalde José Carlos Schwartz y el diputado Luis Rodríguez Figueroa, asesinados por Franco en 1936. 

Actualmente persiste y persiste la reaccionaria defensa del mantenimiento público de las huellas del franquismo por sus herederos, que insisten en incumplir las leyes de memoria histórica y deslegitimar el sentir popular demostrado con las más de 21.000 firmas recogidas recientemente pidiendo la eliminación del monumento de nuestra ciudad.  

Además, unas vallas aparecieron desde el 14 de abril en varias ubicaciones de Tenerife pidiendo el mantenimiento de la estatua, en un acto de exaltación y apología intolerable en estados democráticos. Es un acto de provocación más de los herederos del franquismo y ninguna institución de la Isla, sorprendentemente, se ha manifestado en contra de semejante agresión a la democracia. 

Esta situación de vergüenza y revictimización para con los represaliados tinerfeños es además resultado de que las diferentes corporaciones de los últimos 45 años que han pasado por la Casa de los Dragos no han tenido la voluntad política para proceder a la eliminación de la simbología franquista que “ensucia” la trama urbana de nuestra ciudad. 

 

DESDE LA JUNTA REPUBLICANA DE CANARIAS EXIGIMOS UNA VEZ MÁS LA RETIRADA DEL MONUMENTO A FRANCO Y DE TODA LA SIMBOLOGÍA DE EXALTACIÓN DEL FRANQUISMO EXISTENTE EN LA CIUDAD DE SANTA CRUZ DE TENERIFE  

Santa Cruz de Tenerife, 45 años, 5 meses, y 10 días de la muerte del dictador 

junta republicana de canarias

mancheta 14