Buscar
20:13h. jueves, 27 de enero de 2022

El Gobierno autonómico estafa a la Comunidad Educativa al pretender demorar la aplicación de la Ley Canaria de Educación

El STEC-IC advierte a la Consejera de Educación Soledad Monzón que no va a tolerar más demoras, más estafas, más argucias jurídicas en torno a la Ley Canaria de Educación.

El Gobierno autonómico estafa a la Comunidad Educativa al pretender demorar la aplicación de la Ley Canaria de Educación

El STEC-IC advierte a la Consejera de Educación Soledad Monzón que no va a tolerar más demoras, más estafas, más argucias jurídicas en torno a la Ley Canaria de Educación.

Creemos un sin sentido y un fracaso que, desde ahora se nos esté planteando que no habrá desarrollo de una Norma que de aplicarse, paliaría las evidentes lagunas del sistema educativo canario: educación de 0 a 3 años a cargo de la Administración, aumento del salario del profesorado hasta equipararlo al resto del Estado, garantía de que los Consejos Escolares siguen siendo los órganos ejecutivos máximos dentro de un centro escolar, ofertas de plazas suficientes en Formación Profesional, Plan de Atención a la Diversidad, etc.

La Ley Canaria de Educación nace como fruto de un esfuerzo del STEC-IC y de otros colectivos sociales que desde hace varios años venían demandando una Ley propia que contemplara las particularidades de nuestro sistema educativo, sus problemas y sus posibles soluciones. Por ello, fue una meta de este sindicato elaborar una Iniciativa Legislativa Popular que fuera trasladada al Parlamento de Canarias, fuera aprobada y dotara a Canarias de una Ley específica que regulara la Educación Pública como eje prioritario de intervención y gestión del Gobierno y garantía de progreso para nuestra comunidad educativa.

Ese compromiso del STEC-IC fue avalado por 36.000 firmas de ciudadanos/as que respaldaron y legitimaron una ley, a todas luces necesaria, que el Parlamento elaboró y aprobó en 2014.

Siempre dijimos que la Ley surgida del Parlamento era claramente deficitaria en algunos puntos (inversión, plan afectivo-sexual, paralización de los conciertos educativos, etc.) pero que, en vistas de la situación social y económica, le dábamos nuestro visto bueno a la espera de poder mejorarla en los puntos antes citados.

Por todo ello, consideramos absolutamente rechazables las declaraciones de la Consejera de Educación ayer en la Comisión de Educación del Parlamento de Canarias, en la que expuso el presupuesto educativo para el año próximo. En dicha comisión, Soledad Monzón adelantó que la Ley Canaria de Educación no se desarrollará hasta 2017, si es que se desarrolla, debido a los problemas presupuestarios del Gobierno de Canarias.

Desde el STEC-IC consideramos inadmisible la postergación de una Norma que surge de una ILP y que cuenta con el respaldo de la Comunidad Educativa Canaria

Secretariado Nacional del STEC-IC                                Canarias a 6 de noviembre de 2015