Buscar
18:44h. Lunes, 23 de Julio de 2018

Presentación colectiva de objetoras fiscales al gasto militar, LPGC 3 julio

 

gasto militar

PRESENTACIÓN COLECTIVA DE DESOBEDIENTES AL

GASTO MILITAR

LUNES 2 DE JULIO A LAS 17 HORAS

FRENTE A LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO

DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Más de 500 personas desobedecieron al gasto militar en 2017

en el Estado español

 

  • A través de esta vía se destinaron más de 50.000 euros a financiar destinos alternativos.

  • En este mismo periodo el Estado destinó 93 millones de euros al día a gasto militar y control social. Casi 900 euros de cada habitante del estado español fueron a parar a gastos militares

  • Para el presupuesto del 2018 del Gobierno de España hay previsto 54 millones al día para gasto militar y 87 millones de euros de control social y gasto militar.

  • El Gasto del Ministerio de Defensa aumenta un 10 ́74% respecto del año 2017

  • La partida del Ministerio de Defensa supera a las de los ministerios de Educación y Sanidad juntos en más de 1.200 millones de euros.

En el presupuesto total de Gasto Militar del estado para 2018 es de 23.577 ́96 millones de euros, lo que supone 15.122 millones (1 ́77 veces) de euros de gasto militar que el gobierno oculta fuera del presupuesto que reconoce. Esto supone 6 ́42 euros ocultos de cada 10 euros de gasto militar. Con la suma del control social (resto de presupuesto del Ministerio de Interior) al gasto

militar de 2018 nos sitúa en la cifra de 29.589 ́21 millones de euros que el Estado

destina al pago de la estructura militarista. La cifra aumenta si a todo ello sumamos aún los presupuestos destinados a control social por parte de las Comunidades autónomas En este caso la suma alcanza los 32.144 ́20 millones de euros, una cifra que supera toda comparación y es absolutamente escandalosa.

La Objeción fiscal al Gasto Militar es un acto de Desobediencia Civil que consiste en la no colaboración con el Estado a la hora de sufragar los gastos empleados en preparación de guerras y mantenimiento de la estructura militar. Técnicamente se desobedece de forma activa en el momento de realizar la declaración de impuestos sobre la renta(IRPF) mediante el desvío de una parte de esos impuestos a un proyecto que trabaje por la Justicia social.

Más de 500 personas, de 37 provincias del conjunto del Estado, se negaron en 2017 a contribuir con sus impuestos a financiar los ejércitos y sus guerras a la hora de hacer la declaración de la renta. Esta acción de desobediencia colectiva se enmarcó en la campaña de Objeción Fiscal al Gasto Militar, en marcha desde 1983.

La Objeción fiscal al Gasto Militar es una herramienta que nos permite superar la pasividad y el papel de meras víctimas de las políticas injustas. Es una invitación a la esperanza, un gesto sencillo de resistencia y desobediencia a todo militarismo que visibiliza la coacción que el poder impone para perpetuarse y defender sus privilegios.

Más información: 

https://www.nodo50.org/objecionfiscal/ moclaspalmas@gmail.com

PARA LA GUERRA NADA

En Canarias a 1 de Julio de 2018

gasto militar

 

MANCHETA DONACIONES