Buscar
22:18h. lunes, 24 de enero de 2022

Carta a las amigas y los amigos de la LIBRERÍA DE MUJERES

Nos hace salir públicamente a la luz, y solicitar formalmente ayuda para este proyecto apasionante, la precaria situación socioeconómica que vivimos y el convencimiento de defender un espacio de libertad, debate y discusión.

Carta a las amigas y los amigos de la LIBRERÍA DE MUJERES

Nos hace salir públicamente a la luz, y solicitar formalmente ayuda para este proyecto apasionante, la precaria situación socioeconómica que vivimos y el convencimiento de defender un espacio de libertad, debate y discusión.

Hace tres años, una mujer extraordinaria, Izaskun Legarza, la emprendedora librera que regenta esta original empresa, cambió el aula por los libros, otros libros, libros para leer lo que escriben las mujeres, libros para entender a las mujeres, libros que nos hablan de sus vidas, de sus cuitas y alegrías, mujeres del mundo que empuñan la pluma como arma de paz, de solidaridad o de denuncia.

Pues bien, en este espacio donde también los hombres son bienvenidos, convertidos en amigos y aliados, necesitamos con urgencia crear una estructura que apoya y defienda a La Librería de Mujeres.

¿Quiénes somos las mujeres que pedimos ayuda, solicitamos apoyo y necesitamos con premura defender este espacio físico que anima el debate, posibilita la discusión y el disenso –pues no hegemoniza bandera alguna que no sea precisamente el intercambio de ideas, de vivencias, de experiencias?

Somos mujeres provenientes del Movimiento Feminista y de sus diversas corrientes, convertidas en firmes defensoras de un proyecto unitario: el de esta Librería. Librería con nombre perfecto, sin apellido, que define y engloba a las mujeres, a las feministas, y a las que no se reivindican como tales. No somos asesoras ni marcamos líneas a su propietaria, que es la persona que conjuga su negocio con su actitud vital. Sí somos, en cambio, militantes de La Librería de Mujeres: asistimos a sus exposiciones de pintura, a sus círculos de lectura de narrativa, poesía y ensayo, a su promoción de escritoras jóvenes y no tan jóvenes; somos las que tomamos café o té en su agradable y recoleta salita mientras ojeamos sus libros o contamos con alegría o tristeza el devenir del mundo de las mujeres.

Por todo ello les pedimos ayuda solidaria para afianzar, engrandecer e impedir que este proyecto maravilloso, este hálito vital, esta utopía cotidiana,  nos diga adiós. Hemos visto desaparecer demasiadas cosas amadas y necesitamos afianzar esta.

Defiendan con nosotras este proyecto, que es un proyecto colectivo, vivan con nosotras el mundo de las mujeres, de su escritura, de sus ideas, de sus obras, que, por fin, esta Librería visibiliza.

El apoyo desinteresado al mismo se puede materializar con una cuota mínima de diez euros a ingresar mensualmente o de un solo pago anual, en la cuenta de Triodos número 1491  0001  29  2081635522.

¡Hazte amig@ de La Librería de Mujeres!