Buscar
18:17h. viernes, 16 de abril de 2021

Sobre la correcta acepción del término "mamotreto". Dedicado a Paco Pomares

Mamotreto: armatoste, grande, embarazoso y de poca utilidad, salvo para Plasencia y Zerolo

Sé bien que a algunos de nuestros prestigiosos comunicadores suele irritarles sobremanera que se les sugiera consultar el diccionario. En la absoluta seguridad en sí mismos, creen tener un dominio total de la semántica. Pero, desde mi humildad ratonil de biblioteca, me voy a atrever a amonestar a Paco Pomares. Le escucho varias veces, en su numantina defensa del edificio que Zerolo erigiera a la mayor honra y provecho de su amigo Plasencia, decir que el término "mamotreto" se refiere a "un libro, un legajo". Y que, por tanto, no es correcto designar a la construcción tan cuestionada, con ese nombre. Pues bien, le digo a Paco, por mucho que le jeringue, que acuda a los diccionarios.

Porque tanto en el María Moliner, como, con mayor detenimiento, el DRAE, aparece, como una acepción de "mamotreto" la siguiente: "armatoste u objeto grande o embarazoso, de poca utilidad".

Una descripción que, mal que le pese a quien le guste semejante adefesio, cuadra muy bien con el edificio de aparcamientos, grande y embarazoso, con el que Plasencia y Zerolo se las prometían tan felices.